En 2015 de un total de 266.707.361 hectáreas rurales, el 6,09 por ciento estaba en manos extranjeras

¿CUÁNTA TIERRA RURAL DE ARGENTINA ESTÁ EN MANOS EXTRANJERAS?

Por Sebastián Premici

La extranjerización de tierras en Bariloche (Río Negro) llegaba al 21,5 por ciento; en Cushamen (Chubut) –el territorio donde ocurrió la represión de la Gendarmería que finalizó con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado- era del 22,9 por ciento; o el caso extremo de Lacar, en Neuquén, con un 53,38 por ciento de extranjerización.


Por Sebastián Premici
CASH /Página 12
04 de enero de 2020

El gobierno de Macri alteró la forma de contabilizar la cantidad de campos bajo propiedad de capitales del exterior

¿Cuánta tierra rural de Argentina está en manos extranjeras?

El primer relevamiento difundido en 2015 indicó que de un total de 266.707.361 hectáreas rurales, el 6,09 por ciento estaba en manos extranjeras (16.253.279).

El macrismo modificó los criterios de registración y al 31 de enero de 2019 el porcentaje había bajado al 5,02 por ciento.

También eliminó los controles cruzados de la Unidad de Información Financiera (UIF) y la AFIP.

El 30 de junio de 2016, un día antes de la llegada del fallido segundo semestre, Mauricio Macri firmó el decreto 820/2016 con el cual modificó la Ley 26.737 de Régimen de Protección al Dominio Nacional sobre la Propiedad, Posesión o Tenencia de las Tierras Rurales, sancionada en 2011.

Los cambios introducidos eliminaron los controles de la Unidad de Información Financiera y la AFIP para prevenir el posible lavado de activos vía la adquisición de tierras (operaciones que se hacen en efectivo) y se flexibilizaron las condiciones de acceso para el capital extranjero.

Pero ocurrió algo más: con la Alianza Cambiemos hubo un retoque arbitrario en la base de datos del Registro Nacional de Tierras Rurales (RNTR) para reducir los porcentajes de extranjerización (en algunos casos en forma alevosa) y de esa manera habilitar “nuevas inversiones” según el dogma macrista, sin generar demasiadas suspicacias sobre los potenciales nuevos inversores extranjeros.

A partir de la información a que accedió Cash, vía una serie de pedidos de Acceso a la Información Pública, los cambios abruptos en la base de datos del RNTR es apreciable en Bariloche (Río Negro), Orán (Salta) y Vinchina (La Rioja), entre otros departamentos.

En algunas zonas también se detectó un incremento exponencial de la extranjerización a pesar de que ya en 2015 sobrepasaban los límites fijados por la Ley, como en el departamento de Ituzaingó (Corrientes).

¿Cómo se explican las modificaciones en la base de datos del RNTR?

El gobierno de Macri evadió las explicaciones de cada situación detectada en al menos tres pedidos específicos de Acceso a la Información Pública (AIP), uno solicitado por la senadora María Inés Pilati Vergara (Chaco-FpV), otro correspondiente a la Mesa Nacional de Tierras (en el marco del Grupo de Apoyo Jurídico por el Acceso a la Tierra) y el tercero perteneciente a este periodista.
La Ley

La llamada ley de Tierras fue aprobada en la Cámara baja durante la madrugada del 16 de diciembre de 2011, por 153 votos afirmativos, 26 en contra y una abstención.

La mayoría de los votos en contra llegaron desde el radicalismo, mientras que los integrantes del PRO estuvieron ausentes.

Es decir, quienes luego conformarían la Alianza Cambiemos se opusieron a la sanción de una norma pensada para ponerle límites a la entrega indiscriminada de tierras a personas o sociedades extranjeras.

Entre las limitaciones se había fijado un límite del 15 por ciento a toda titularidad de dominio o posesión a nivel nacional, provincial y subprovincial; hasta un máximo de 1000 hectáreas por titular en zona núcleo y sus equivalencias en el resto de las provincias; no se podían adquirir tierras rurales que contuvieran o sean ribereñas a cuerpos de agua de envergadura o permanentes y sobre todo se establecían controles específicos para evitar la extranjerización a través de la compraventa de acciones vía testaferros.

El resultado del primer relevamiento de tierras rurales difundido en 2015 indicó que de un total de 266.707.361 hectáreas rurales, solamente el 6,09 por ciento estaba en manos extranjeras (16.253.279).

Sin embargo, varias provincias duplicaban ese porcentaje, entre ellas Catamarca (12,09 por ciento), Corrientes (13,86), Misiones (13,88), y un poco más abajo Salta (11,80) y Santa Cruz (10,84).

Hacia el interior de cada jurisdicción había situaciones dispares.

Por ejemplo, la extranjerización de tierras en Bariloche (Río Negro) llegaba al 21,5 por ciento; en Cushamen (Chubut) –el territorio donde ocurrió la represión de la Gendarmería que finalizó con la desaparición y muerte de Santiago Maldonado- era del 22,9 por ciento; o el caso extremo de Lacar, en Neuquén, con un 53,38 por ciento de extranjerización.

Este primer relevamiento arrojó que el 79,74 por ciento de la superficie de tierra extranjerizada del país estaba en poder del 1,35 por ciento de los propietarios extranjeros que equivalían a 253 titulares.