La "construcción" de la agresión del poder financiero mundial para apropiarse y saquear los recursos no renovables.

«LA DECONSTRUCCIÓN: UNA GUERRA SILENCIOSA DEL PODER FINANCIERO MUNDIAL».

Por Omar Seijo

La «deconstrucción» es el proceso que los ricos y poderosos como «los Rostchild» (FOTO de Jacob Rothschild )  tratan de expandir para cortar las raíces de los pueblos y sus comunidades, descalificando la memoria intergeneracional colectiva.

 

Por Omar Seijo

NAC&POP

28/12/2019

La «deconstrucción» es el proceso que los ricos y poderosos tratan de expandir para cortar las raíces de los pueblos y sus comunidades, descalificando la memoria intergeneracional colectiva.

Es decir, se trata de borrar «la internalidad» de la memoria de cada generación histórica.

Y ademas «la integralidad» de relaciones entre todas las generaciones históricas.

De esta manera nada tiene ni sentido ni valor político, cultural, social ni histórico.

Carece de importancia trascendente.

Jamás hubo una Revolución Justicialista en la Argentina ni 30.000 desaparecidos que fueron sacrificados por continuarla.

Una planta, eliminadas sus raíces, se extingue.

La «decostrucción», que apunta preferentemente hacia los niños, los adolescentes y los jóvenes, en particular en estos tiempos en los ámbitos educativos (con abundante financiación mundial), apunta a cortar las raíces ancestrales de nuestros pueblos y trata de invalidar o deformar toda tradición profunda, en la que se asienta y de la que mana la savia revivificadora permanente para mantener viva una identidad histórica diferenciada.

La «deconstrucción» no se trata de un aporte cultural enriquecedor -de mestizaje – sino de destruir un acervo común para «construir» otra sociedad claramente distinta a la que se deconstruye con objetivo de extinción de la anterior para instalar lo antagónico.

Es una de las formas de tratar de conquistar a los países sin violencia explícita, con el objetivo de apropiarse de sus recursos naturales, por la disgregación, la anomia para que los pueblos dejen de ser protagonistas de su historia.

Es una de las operaciones más sutiles de agresión en la guerra que hoy desarrollan las élites mundiales contra las naciones y sus pueblos que se levantan en rebelión.

Afirmar nuestra cultura nacional y popular, y sus valores es la forma de vencer a esta agresión.

Esta cultura que nos hermana con toda Hispanoamérica. Que el Gral. Perón la leyó en nuestro pueblo como Nacional, Federal, Social y Cristiana, para identificar a nuestro Movimiento Nacional Peronista.

Frente al avance del poder mundial financiero y su Filosofía de la seudomodernidad o posmodernidad iluminista. En guerra abierta contra el Cristianismo, el Judaismo y el Islam.

Y como nos pide enfrentarlos el Papa Francisco: «Tenemos que hacer una Valiente Revolución Cultural».

La Revolución Justicialista y congruente al proceso en marcha de poner de pie a la Argentina y a los argentinos, y proyectarla a toda la región continental.

OS/

NOTA DE LA NAC&POP: Los Rostchild son una dinastía europea de origen judeoalemán algunos de cuyos integrantes fundaron bancos e instituciones financieras a finales del siglo XVIII, y que acabó convirtiéndose, a partir del siglo XIX, en uno de los más influyentes linajes de banqueros y financieros del mundo.​La rama británica de la familia fue elevada a la nobleza por la reina Victoria. MG/N&P/