De Vido había anunciado que se negaría a recibir los alimentos en Ezeiza, en protesta por la “despiadada persecución” por parte de “los tres poderes del Estado".

DOS PRESOS POLITICOS MENOS: DE VIDO Y BARATTA A CASA CON LA FAMILIA

Por Martín García

Julio de Vido y Roberto Baratta, abandonaron el penal de Ezeiza. La Cámara Federal de Casación le indicó al Tribunal  a cargo de “la causa de las fotocopias de los cuadernos” (truchos), que haga efectiva las excarcelaciones. El caso de Julio De Vido hace acordar al del Ministro de Obras Públicas de Perón, el Tte Gral Juan Pistarini que murió en la cárcel de Ushuaia el 29/05/56 y entre 1944 y 1952 había desplegado-como De Vido- una monumental y patriótica tarea.

Por Martín García

NAC&POP*
14/12/2019

Cuatro días después de que el Frente de Todos ingresara a la Casa Rosada, el exministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y el exsecretario de Coordinación de esa cartera, Roberto Baratta, abandonaron el penal de Ezeiza en la madrugada del viernes 13/12/2019.

Ocurrió luego de que la Cámara Federal de Casación le indicara al Tribunal Oral Federal 7, a cargo de la causa de las fotocopias de los supuestos cuadernos de las supuestas coimas, que haga efectiva las excarcelaciones dictadas a última hora de ayer.

El TOF 7 había rechazado la excarcelación pedida por sus abogados, pero Casación tuvo en cuenta que De Vido y Baratta «llevan más de dos años de prisión y no está fundamentado ni el peligro de fuga ni el peligro de entorpecimiento de una investigación».

El exministro llegó a su chacra de Zárate, cerca de las 2 de la madrugada acompañado por su mujer Alessandra Minnicelli y Julito, uno de sus hijos..

Pese a haber abandonado el penal de Ezeiza, el exministro De Vido deberá cumplir con una detención domiciliaria que le fue impuesta por el Tribunal Oral Federal 1 en el marco de la causa en la que se investigan supuestos desmanejos con dinero público que debían destinarse a la mina de carbón de Río Turbio.

Baratta, si bien no tiene dictada la prisión domiciliaria, cumple con el requisito de una tobillera electrónica, a sólo efecto de monitoreo, y se encuentra en su domicilio del barrio porteño de Belgrano, indicaron a Télam fuentes de su defensa.

La Justicia entendió que tanto De Vido como Baratta son dos personas claves para explicar el funcionamiento de la supuesta recaudación ilegal que se acusa de implementar al peronismo mientras Cristina y Néstor Kirchner estuvieron en la Casa Rosada, más conocido como “las fotocopias de los cuadernos de las supuestas coimas” (nunca probadas).

Cabe indicar que Rafael Correa explico este viernes en la universidad Nacional de Lanús, que ése pretexto de “los cuadernos encontrados con el detalle de las coimas” fue aplicado de similar manera por el gobierno actual del mandatario Lenin Moreno en el Ecuador contra su gobierno y contra el actual vicepresidente de Ecuador encarcelado.

De Viso y Baratta fueron procesados por el juez Claudio Bonadio como “organizadores” de la supuesta asociación ilícita que describió el chofer Oscar Centeno.

La situación procesal de los detenidos dio un vuelco cuando los jueces Diego Barrotaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa de la Cámara de Casación pidieron revisar la situación de los imputados ante los nuevos parámetros fijados por el Congreso y cuestionaron que tribunal oral no haya explicado por qué mantuvo la prisión preventiva sobre los procesados y, en cambio, no aplicó otras medidas menos nocivas.

«La sala I de la Casación entendió que no se había efectuado un análisis adecuado de los motivos por los que los jueces del tribunal se decidieron por la medida cautelar más severa, es decir, la prisión preventiva.

Ello, en virtud de la reciente implementación -parcial- del nuevo procedimiento acusatorio en materia penal», explicaron los jueces Barrotaveña y Petrone mediante un comunicado.

Más allá de la prisión domiciliaria, la defensa de De Vido no descarta que la semana próxima recupere la libertad, informaron fuentes judiciales.

Desde su entorno analizan distintos caminos para obtener ese beneficio.
Por un lado, Casación aún no resolvió una homologación para extender su prisión preventiva en el caso de Río Turbio.

Por otro lado, plantearán también ante el TOF N°1 que vuelvan a analizar la situación del exministro ya que sus pares del Tribunal Oral Federal N°7 ya le otorgaron la libertad.

«El fallo de Casación de hoy nos parece razonable. Sin embargo, esto no nos hace olvidar que la Justicia le debe a De Vido dos años y dos meses de su vida con una prisión preventiva injustificada.  Vamos a investigar si, en realidad, no se trató de una privación ilegítima de la libertad«, dijo Maximiliano Rusconi, el abogado del exministro.

De Vido, superministro del kirchnerismo, fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por haber sido supuestamente partícipe necesario de la tragedia de Once (52 muertos), pero esa condena no fue confirmada por la Cámara de Casación.

Ahora enfrenta un juicio por la causa conocida como «Vialidad», donde comparte el banquillo de los acusados con la vicepresidenta Cristina Kirchner, por la adjudicación de obras viales en la provincia de Santa Cruz de manera supuestamente “favorable” al empresario Lázaro Báez.

Es como si el lobby de la Patria Contratista viera esas adjudicaciones como una manera de liberarse –la provincia- de la dependencia de las grandes empresas contratistas como Roggio o Socma que suelen hacer “lobby” para quedarse con todas las adjudicaciones de obras en todo el país.

La excarcelación de De Vido se efectivizó, finalmente, cuatro días después de que Alberto Fernández desembarcara en la Casa Rosada.

El Presidente se había expresado en varias oportunidades, incluso en la última semana, en contra del uso de prisiones preventivas y las calificó de «abusivas» en su discurso de asunción ante la Asamblea Legislativa.

También aclaró que no iba a tomar ninguna medida en especial sobre los compañeros presos injustamente y solo iba a solicitar al poder Judicial que aplicara estrictamente la ley vigente.

Esta indica que nadie puede ser encarcelado hasta no tener sentencia firme que lo impute.

Ninguno de los compañeros y compañeras que están en calidad de “presos políticos” tienen sentencia firme en su contra.

El caso de Julio De Vido hace acordar al del Ministro de Obras Públicas del General Perón, el Teniente General Juan Pistarini que murió en la cárcel de Ushuaia el 29 de Mayo de 1956.

Pistarini entre 1944 y 1952 desplegó una monumental tarea.

Construyó miles de kilómetros de rutas (además de las obras para el cambio de mano y poder circular por la derecha desde el 6 de junio de 1945); 10.000 escuelas, 1.017 institutos secundarios y terciarios.

También la mayoría de los actuales cuarteles del Ejército, hoteles de turismo en San Luis, Paso de los Libres, Ushuaia, Bariloche, entre otras ciudades del interior y complejos de turismo social en Chapadmalal y Embalse de Río Tercero, espacios de esparcimiento y balnearios populares como el de Costanera Norte; barrios inspirados en la construcción colonial misionera que admiró durante un viaje a California.

Otros fueron el barrio de suboficiales en Campo de Mayo; el de Saavedra; los barrios populares y de monobloques y que, con la acción del Banco Hipotecario, saldó el déficit nacional de viviendas que era de 650.000 unidades.

Los servicios de inteligencia de los EE.UU. siempre usan la misma cantinela contra los gobiernos populares, y lo hacen en cualquier lugar del mundo.

Este es el texto completo de la carta que había escrito Julio De Vido a las autoridades de la carcel:

«Sr. Director de la UPF Nro. 31:

Tengo el agrado de dirigirme a Ud. a los efectos de informarle que como medida de protesta y reclamo a raíz de la violación de mis derechos constitucionales de igualdad ante la ley y presunción de inocencia desconocidos en las resoluciones judiciales en mi contra, de que he sido objeto en las causas en las que se me han armado en el marco de la feroz y despiadada persecusión que he sufrido desde el 10-12-2015 por parte de los tres poderes del Estado, con privación ilegítima de la libertad desde el 26-10-2017, a partir del día de la fecha me negaré, en principio, a recibir los alimentos que me suministra el SPF en esta UPF Nro. 31.

Reclamo mi inmediata excarcelación en el marco de lo dispuesto por la resolución de la comisión Bicameral de Monitoreo y Seguimiento de la aplicación del nuevo Código Procesal Penal de la Nación, como así también, reclamo la revisión de todas las causas armadas en mi contra en base a peritos truchos, viciados de parcialidad e incluso procesados en trámite confirmado de juicio oral por falso testimonio en sus informes como Cohen, además de la falsedad y animosidad como los del perito Brito y el perito Bona, todos coordinados por los jueces y fiscales intervinientes, casi sin excepción, articulados y conducidos por servicios de inteligencia nacionales y extranjeros como D’Alessio y por el grupo Clarín con periodistas como Santoro, actualmente procesado por dicha causa, al igual que el agente de la DEA y de la CIA, D’Alessio, los que en su accionar sinérgico impulsaron esta estigmatización y persecución mediática y judicial contra mí y todos mis compañeros presos políticos y empresarios nacionales que se negaron a ser extorsionados a través de un falso arrepentimiento que derivados de estos engendros procesales y pseudo jurídicos propios del más repugnante totalitarismo autoritario.

Persistiré en esta medida e incluso la profundizaré de no revertirse esta injusta situación, que resulta desde hoy intolerable en el marco de un gobierno votado por la inmensa mayoría del pueblo argentino como nacional y popular.

Asimismo, informo al Sr. Director, que a partir de la fecha me negaré a ser trasladado fuera del penal a realizar ninguna pericia médica en relación al otorgamiento de una excarcelación y/o prisión domiciliaria en subsidio que no he solicitado por razones de salud sino en cumplimiento de lo dispuesto por la Comisión Bicameral de monitoreo seguimiento de la aplicación del Código Procesal Penal de la Nación, dado que dicha disposición no lo requiere”. 

 

*/ Fuente / Iván Ruiz y Candela Ini de LA NACION /Perfil.com