El 10 de diciembre, el macrismo del saqueo y de la entrega se va del gobierno.

EL PERIODISMO QUE SOMOS

Por Ignacio Campos

Para el periodismo como el nuestro, que hace el camino al andar día a día, las condiciones de resistencia en estos cuatro años dieron lugar a una epopeya Perseguidos por los personeros del macrismo, sitiados económicamente, censurados en nuestra capacidad de informar con herramientas que permitieran una cobertura como la que nos exigen miles de lectores activos de todo el país, tuvimos que volcarnos, precisamente y otra vez, a la resistencia.

 

Por Ignacio Campos

Director de Infobaires24

5 de diciembre de 2019

 

CONSTRUCCIÓN DE LA UNIDAD POLÍTICA NACIONAL Y POPULAR, Y EL PERIODISMO QUE SOMOS

 

El 10 de diciembre, el macrismo del saqueo y de la entrega se va del gobierno. La unidad del peronismo en el Frente de Todos que imaginó Cristina y sorprendió a la política internacional, y lo que significó la aceptación de Alberto Fernández para ser candidato a presidente, fueron desde entonces, reveladores de una capacidad de iniciativa con creación, que tuvo una inmediata respuesta en el pueblo argentino.

Cristina fue desde mayo pasado, con una lectura severa y profunda de la realidad del país, la adhesión a lo largo y a lo ancho del territorio nacional. Ahí comenzó el fin del proyecto de demolición que desarrollaba Macri, en presunción de que iba con sus equipos, a quedarse por lo menos veinte años en el manejo de los asuntos de Estado. El primer paso consistía en ganar las elecciones presidenciales del 27 de octubre.

El voto popular en las PASO y las presidenciales, pese a las trampas -muchas de las cuales van a aparecer en tiempo próximo-, dio por tierra con la ilusión depredadora y restituyó la capacidad del peronismo, el kirchnerismo, las fuerzas del frente, el movimiento obrero y las organizaciones sociales, para “dar vuelta la tortilla” y dar inició a la recuperación del país.

Para el periodismo como el nuestro, que hace el camino al andar día a día, las condiciones de resistencia en estos cuatro años dieron lugar a una epopeya

Perseguidos por los personeros del macrismo, sitiados económicamente, censurados en nuestra capacidad de informar con herramientas que permitieran una cobertura como la que nos exigen miles de lectores activos de todo el país, tuvimos que volcarnos, precisamente y otra vez, a la resistencia.

Contamos para ello con la solidaridad de periodistas y compañeros, algunos con mandato en comunas, en concejalías y parlamentos, y sin dejar de informar un solo día, hicimos conocer noticias que el régimen pretendía esconder. Fuimos investigados y acechados, nuestro grupo de periodistas bancó las marchas bajo ataques de policías y parapoliciales o agentes de inteligencia. Tragamos gases y saltamos sobre las balas de Bullrich y algún dictadorzuelo dispuestos a matar.

Recordemos que Marx dijo que el “crimen es una mercancía y como tal se multiplica y reproduce.” ¿Qué es el macrismo, sino ese derrotero de mercado sin valores?

También estuvimos en Jujuy con Milagro Sala y otros compañeros, acompañamos reclamos en provincias, el conurbano y la capital del patrón Rodríguez Larreta, la irrupción del colectivo feminista en sus marchas históricas, y con los presos políticos en Ezeiza y Marcos Paz. Nos ganamos, así, un lugar en la consideración de nuestros lectores, de los colectivos políticos, los gremios, y los movimientos sociales.

De ahí que llegar al 10 de diciembre sea para nosotros la culminación de una lucha sin tregua en la que fuimos protagonistas, como periodistas responsables de Infobaires24, metidos a ser leales a nuestra profesión y con una mira política centrada en la liberación definitiva de la Patria. Acabar con el régimen de Macri era un punto central dentro de ese cometido. Hoy decimos que estamos a días de lograrlo en un instante histórico que vamos a compartir con nuestros lectores y compañeros.

Todo esto nos impone resaltar la unidad como un valor, porque esa unidad tiene como objetivo dar vuelta el capítulo de la entrega: el endeudamiento más feroz de cuantos sufrimos en las décadas recientes, el hambre llevado a límites extremos para enriquecer a los esbirros del macrismo, la destrucción de la cultura, la vivienda, el empleo, la salud y la producción a los fines de instalar el quiebre democrático en favor de las corporaciones, el FMI y la fortuna personal de Macri y sus amigotes.

La unidad no es un rejunte de dirigentes, es una decisión que nace de lo profundo del pueblo y es interpretada por los dirigentes políticos como herramienta fundamental para la transformación nacional

Hoy esa unidad nos va a permitir insertarnos en un contexto internacional con nuevos actores y un replanteo de poderes y protagonismos y así ser parte importante de un tramado que se está realizando. Ahí estamos, en el acompañamiento informativo de una etapa de reparación y edificación de un país justo, libre y soberano, con justicia social y libertades públicas. Tucídides expresaba algo que nos puede servir hoy para saber dónde estamos parados: “El pueblo, es la totalidad y la oligarquía sólo una parte.” En este caso, es la reacción frente al conjunto de la sociedad democrática.

El 10 de diciembre estaremos una vez más en la Plaza de Mayo y en el Congreso. Lo haremos con las exigencias de nuestra profesión y la convicción de nuestros sentimientos. Esta vez no seremos castigados, perseguidos ni golpeados. Seremos parte de lo que siente un pueblo cuando es convocado a afirmar su camino soberano.

Es nuestro aporte a la unidad, al abrazo de los compañeros que se suman a este quehacer al que aportamos tanto en estos años. Y defenderemos la unidad frente a los que aparecen pretendiendo salir a cobrar sus usuras de inmediato. Este es un tiempo de pueblo, de reconstrucción, de iniciar la solución de los problemas de la pobreza, el desempleo, el de asistir a los comedores y dar atención en salud a los necesitados.

Se nos exige, entonces, estar atentos a las corporaciones, el macrismo, los terratenientes y otros, que intentarán, luego del lawfare, un rumbo golpista, retrogrado y represivo.

Una vez más nos encontrarán en pie, en la unidad de los que no descansan a la hora de expresar su fe en el país, en el Frente de Todos y en los conductores, Alberto y Cristina, a los que el pueblo argentino eligió en las urnas