Un mensaje oficial de Moscú: "Estamos dispuestos a ir todo lo lejos que quiera la Argentina"

RUSIA Y EL BRICS CON ARGENTINA

En el portal de “Mezhdunarodnaia Zhizn” (“Vida Internacional” es el medio oficial de la Cancillería rusa, centenario y referente absoluto de la política exterior del Kremlin, HK) se publicó hoy (31/10) un artículo de Dmitri Feoktiskov, embajador plenipotenciario de la Federación Rusa en la Argentina, con un exhaustivo análisis de los resultados electorales y de los caminos de fortalecimiento de las relaciones entre ambos países a partir de la nueva realidad política que se concretará el próximo 10/12/2019, cuando asuma la presidencia Alberto Fernández.

 

Urgente24

Jue, 31/10/2019

Serguéi Víktorovich Lavrov es el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia desde 2004. El próximo lunes 09/03/2020 cumplirá 16 años ininterrumpidos al frente de la Cancillería. “Mezhdunarodnaia Zhizn” («Vida Internacional») es la publicación oficial de la política internacional (antes soviética y ahora rusa). Comenzó a publicarse en 1922 hasta 1930, y en 1954, Viacheslav Mijáilovich Mólotov, quien era un protegido de Iósif Stalin, la recuperó. Tiene una versión en inglés, editada por East View Publications, en Mineápolis (Minnesota). Su Editor en Jefe, Armen Hovhannisyan, reporta directamente a Lavrov. El argentino que más conoce de ruso, Hernando Kleimans, envió el siguiente artículo publicado en “Mezhdunarodnaia Zhizn”, traducido en su ruso 10 puntos (idioma que no han dominado la mayoría de los embajadores argentinos que han pasado por Moscú y, por lo tanto, no pueden transitar ni a 30 cuadras del Kremlin… pero así es la Argentina… ).

Alberto Fernández en la embajada de Rusia en Ciudad de Buenos Aires, el día cuando Mauricio Macri anunció que Miguel Pichetto era su compañero de binomio.

Contenido

En el portal de Mezhdunarodnaia Zhizn” (“Vida Internacional” es el medio oficial de la Cancillería rusa, centenario y referente absoluto de la política exterior del Kremlin, HK) se publicó hoy (31/10) un artículo de Dmitri Feoktiskov, embajador plenipotenciario de la Federación Rusa en la Argentina, con un exhaustivo análisis de los resultados electorales y de los caminos de fortalecimiento de las relaciones entre ambos países a partir de la nueva realidad política que se concretará el próximo 10/12/2019, cuando asuma la presidencia Alberto Fernández.

El Presidente electo ya ha mantenido varias reuniones con el embajador Feoktistov, siendo la primera la asistencia de Fernández a la recepción el 12/06/2019 en la Embajada Rusa con motivo de la celebración del Día de Rusia.

Todo apunta a una recuperación de las relaciones, que durante las presidencias de Cristina Fernández de Kirchner tuvieron un importante desarrollo más en el campo político (ambos presidentes se entrevistaron 6 veces entre 2010 y 2015 y mantuvieron varias conferencias telefónicas) que en el económico (donde, pese a los memos, tratados y acuerdos firmados, no se logró la ansiada meta de US$ 5.000 millones en el giro comercial anual). 

En este 1er. semestre de 2019, dicho giro fue de algo más de US$ 610 millones, integrados por una importación desde Rusia algo superior a los US$ 185 millones y una exportación a aquel país desde la Argentina cercana a los US$ 425 millones, según el Servicio Federal de Aduanas de Rusia.

La publicación de este artículo del embajador Feoktistov en el órgano oficial de la Cancillería rusa es un fuerte indicativo de las expectativas que despierta en el Kremlin y en los círculos políticos de aquel país, el desenvolvimiento del futuro gobierno (además, todo un tema el contraste entre el acceso de Feoktistov a Rusia :
El resultado de las elecciones era el esperado (por el resultado de las primarias realizadas el 11 de agosto pasado, Alberto Fernández lideró sólidamente la carrera). De acuerdo con lo evidenciado ahora, la distancia se acortó: 8 puntos contra 17. Los argentinos deben todavía dilucidar las causas de esta disminución, pero Mauricio Macri logró de todas formas movilizar a sus partidarios y atraer a su lado los votos de una serie de políticos de centro derecha.

Los resultados de los comicios también demostraron que, por desgracia, en la sociedad argentina se mantiene una fuerte polarización. En esencia la Argentina se dividió en dos campos: el 48% para Fernández contra el 41% para Macri (el embajador generaliza los resultados del escrutinio provisorio que, como se sabe, serán modificados por el definitivo dentro de un par de semanas, HK). Esto habla de que los candidatos representan puntos de vista bastante polarizados. Por eso Fernández tendrá dificultades para realizar sus palabras sobre que quiere ser “el Presidente de todos”. Para esto será necesario encontrar ciertos caminos que puedan aunque sea alivianar esta polarización. En su tiempo, esta misma tarea se le planteó a Macri.

Período de transición 

El período que se presenta antes de la asunción, y luego de ella, será excepcionalmente pesado para la Argentina tomando en cuenta antes que nada la durísima crisis económica y el enorme endeudamiento no sólo ante el FMI, sino también ente los inversores privados, los estados extranjeros y los institutos financieros internacionales. Este endeudamiento se evalúa en unos US$ 350.000 millones. Pagar esta deuda será extremadamente complicado. Alberto Fernández por ahora no desplegó un programa económico.

Aunque ya ahora los expertos hablan de diferentes direcciones, a cuentas de las cuales se podría sacar la economía del estado pre-default: se trata del

> desarrollo de la exportación, lo que dará la posibilidad de recibir una ganancia en divisas y en parte pagar las deudas,

> el desarrollo de Vaca Muerta, el segundo yacimiento más grande del mundo en hidrocarburos de esquisto,

> la realización de las reformas previsional y laboral,

> la conclusión de pactos con empresarios y sindicatos, que permitan congelar precios y salarios para un determinado período.

La palabra la tiene ahora Fernández. Ante el nuevo gobierno se plantearán tareas colosales para impedir que el país se sumerja en el default, como fue en 2001 y 2002.

Relaciones de Rusia con la Argentina

Rusia, como ocurre siempre, habrá de respetar la elección del pueblo argentino. En el curso de las recientes elecciones aquí, por suerte, no aparecieron los intentos de jugar con la carta rusa y nadie acusó a Rusia de injerencia en las elecciones argentinas. Nosotros valoramos esto.

Nuestras relaciones durante la presidencia de Macri fueron como mínimo buenas, nuestros Presidentes mantuvieron un diálogo regular. En 2018 se encontraron tres veces. Fernández por ahora no ha presentado en detalle sus prioridades de política exterior, pero subrayó en repetidas oportunidades que su política será balanceada, con vectores diferentes y multipolar.

El Presidente electo de la Argentina se pronunció por relaciones cada vez más estrechas con una serie de socios internacionales, incluyendo a la Federación Rusa en ese número. Pero nosotros aguardamos la exposición por Fernández de su programa y la designación de los funcionarios y dirigentes claves en materia de política exterior. 

Estamos preparados para trabajar en forma activa y constructiva. Estamos convencidos de que el diálogo político se sustentará en el nivel más elevado y pienso que se intensificarán los contactos por la línea de los ministerios de relaciones exteriores de ambos países. Tenemos un plan de consultas hasta 2021 y por ahora no todos los puntos de este plan se han cumplido.

Alberto Fernández reitera que uno de los principios básicos de la política de la Argentina es la multilateralidad, la adhesión al trabajo en el marco de los institutos multilaterales, antes que nada en la ONU. Esto objetivamente acerca nuestras posiciones. La ONU es la única plataforma multilateral que permite conjugar diferentes puntos de vista sobre los problemas internacionales claves, aunque esto no sea sencillo.

Quisiéramos que en la ONU, donde tenemos un nivel de interacción suficientemente elevado, este se elevara aún más para que podamos ocupar posiciones cada vez más cercanas en cuanto a los problemas más agudos de la vida internacional.
Este fortalecimiento complementario es requerido también por el diálogo en la línea de confrontación ante los nuevos desafíos y amenazas.

Con el actual gobierno tuvimos muchos planes pero no todos ellos se realizaron. No pudimos concluir, por ejemplo, el convenio intergubernamental de lucha contra el terrorismo, conformar un documento único referido a la seguridad internacional informativa, por ahora se encuentra a consideración de los argentinos el proyecto de convenio en la lucha contra la delincuencia organizada transnacional y la adhesión de la Argentina al banco de datos del SFS (Servicio Federal de Seguridad) de Rusia de contraposición al terrorismo internacional.

Cooperación económica

La cooperación comercial y económica ha sido clave para Rusia y la Argentina. Nuestro giro comercial en 2018 se incrementó en una marca record del 40% y aún en un 2,5% más durante los primeros seis meses de este año. Por supuesto, esto es poco, pero de todas formas es una dinámica positiva. Este pequeño crecimiento se explica por la dura crisis financiera y económica en la Argentina.

El futuro de la economía de la Argentina habrá de depender de lo que pueda proponer el nuevo gobierno a los inversionistas extranjeros.

Mauricio Macri en 2015 hablaba de que quería “abrir la Argentina al mundo”, pero no logró hacerlo en plena medida y antes que nada en el plano económico. El país se mostró extremadamente cerrado en el plano proteccionista, con muchas barreras para el negocio. Será complejo instrumentar una política de “dulces o zanahorias”, imponer por la fuerza al negocio una marcha hacia algún lado y mucho dependerá de lo que precisamente podrá proponer el nuevo gobierno para estas inversiones extranjeras.

Otros ámbitos de interacción 

Existen otros muchos ámbitos de interacción, donde nosotros estamos listos para trabajar junto con los argentinos: esto es la cooperación cultural, humanitaria y el campo informativo. Ante nosotros se habrá de plantear una ambiciosa agenda.  En estos casos estamos listos para ir tan lejos como estén dispuestos a ir nuestros socios.

La cooperación regional es un importante componente de la interacción bilateral. Yo mismo siempre intento visitar distintas regiones y veo el interés que despierta Rusia en el ámbito de la economía, precisamente en las regiones. En el curso de estos viajes incluso se proponen proyectos concretos.

En la Residencia de Recepciones de la Cancillería en Rusia (la tradicional casona de la calle Spiridónovka, en Moscú, HK) con frecuencia realizamos presentaciones de las regiones rusas, de la cooperación en diferentes comarcas, con el objetivo de que los extranjeros tengan una idea de lo que puede hacer el comercio en Rusia. Si el nuevo gobierno en la Argentina otorga más poderes a las provincias para trabajar en la dirección de la economía exterior, surgirá un buen motivo para el desarrollo de la cooperación regional entre nuestros países.

En cuanto a los proyectos en perspectiva, todos ellos son conocidos. Durante la visita de Vladímir Putin (en diciembre de 2018, con ocasión de la cumbre del G-20, HK) se suscribieron documentos referidos a la cooperación estratégica en el ámbito nuclear, a consideración de los argentinos se encuentra una serie de proyectos en la línea de Rosatom (el consorcio estatal ruso de energía nuclear, HK): la construcción de una gran central atómica, la producción de pequeños reactores, de una central flotante, etc. Nada de esto ha desaparecido pero en los últimos tiempos no se observó movimiento alguno en estas cuestiones. Esto será materia de ocupación de la nueva administración.  

Se firmó un convenio de pesca que debe funcionar en forma más activa. Hace tiempo que la Argentina nos plantea nuestra participación en la construcción de la línea férrea hasta Vaca Muerta, en lo que “Ferrocarriles Rusos” muestra un gran interés.

Existe un enorme proyecto por US$ 800 millones: el suministro de material rodante para ferrocarriles por la línea de “Transmasholding” (que tiene su filial, TMH Argentina con talleres en Mechita, Provincia de Buenos Aires, HK). Pero hasta ahora no se anunciaron los resultados de las licitaciones correspondientes. En principio, la tendencia de los últimos meses se manifestó en que el gobierno que cesa ha frenado la adopción de decisiones en grandes proyectos comprendiendo que habrá un nuevo gobierno y nuevos enfoques.

Considero que en el ámbito económico la pelota en general se encuentra en el campo argentino. Aquí están la llave para la decisión de los proyectos pendientes, la llave para la resolución de los problemas económicos que impiden a la Argentina ser competente y la llave para liquidar las barreras, entre ellas las proteccionistas, que no permiten en plena medida desplegar la cooperación económica bilateral con otros países.