Se fueron. Te dejaron sin laburo, te desorganizaron la vida, te hicieron perder todo y te dijeron que solo podrías ser dueño del fracaso

FUERON

Por Dante Augusto Palma

Los eternos dueños habían recuperado la llave del salón y te convencieron de que vivir mejor era una fiesta que no te merecías. No habían pasado cosas: habían pasado ellos
Se quejaron de la grieta, de pensar al otro como enemigo pero al adversario político solo le permitieron ser arrepentido

 

 

Por Dante Augusto Palma

 

Se fueron

 

Te dejaron sin laburo, te desorganizaron la vida, te hicieron perder todo y te dijeron que solo podrías ser dueño del fracaso

Los eternos dueños habían recuperado la llave del salón y te convencieron de que vivir mejor era una fiesta que no te merecías. No habían pasado cosas: habían pasado ellos

Se quejaron de la grieta, de pensar al otro como enemigo pero al adversario político solo le permitieron ser arrepentido

Sus cómplices militaron escondidos en la neutralidad, quisieron preguntar pero luego eligieron callar; estigmatizaron mientras exigían pluralidad

Lucraron con las tragedias, persiguieron en nombre de la república, demonizaron, moralizaron y judicializaron. Los que solo saben de precios quisieron imponerse hablando de valores

Saquearon en nombre de la austeridad, blanquearon para fugar con transparencia, denunciaron la corrupción individual mientras decretaban las leyes de la corrupción estructural

Hicieron de la letra K una imputación; en nombre de la libertad la quitaron preventivamente, de la derecha moderna solo quedó la derecha

Dijeron “Sí se puede” y no pudieron. Vinieron para quedarse… y hoy, gracias a los votos, se fueron.