Trinan y aúllan los medios del establishment por no poder retener más sin razón ni causa a Fernando Esteche Profesor de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata

MEMORÁNDUM: EXCARCELARON AL PROFESOR FERNANDO ESTECHE

Por juan Del Barrio

Casi dos años después de su detención, el Tribunal Oral Federal 8 concedió hoy la excarcelación al profesor de periodismo de La Plata, Fernando Luis Esteche en la causa donde se investiga la firma del memorándum de entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA, algo que en sí ni siquiera constituye delito alguno.

El Profesor Fernando Esteche liberado este 4 de octubre aqui con el periodista Ignacio Campos en la salida de su cautiverio.

Por Juan Del Barrio

NAC&POP*
3 de octubre de 2019

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10162425479200445&id=794975444&sfnsn=mo&d=n&vh=i

 (Copia la direccion URL y para verla, pegala en tu navegador)

Casi dos años después de su detención, el Tribunal Oral Federal 8 concedió hoy la excarcelación al profesor de periodismo de La Plata, Fernando Esteche en la causa donde se investiga la firma del memorándum de entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA, algo que en sí ni siquiera constituye delito alguno.

Hijo de Juan Ángel Esteche, un concejal por Ensenada y militante de la Alianza Popular Revolucionaria. Fernando tiene tres hermanos.

Estudió en el Colegio Normal número 2 de La Plata.

Luego estudió en la Escuela Superior de Periodismo y Comunicación. Militó en la Juventud del Partido Intransigente.

Trabajó en un kiosco, una casa de fotocopias y un pub irlandés.

Tiene tres hijas y un hijo.

Fernando Esteche es dirigente político del peronismo y doctor en comunicación social de Argentina, ya que se doctoró en Comunicación Social en el año 2014.

Se desempeña como profesor titular de la cátedra Relaciones Internacionales y Comunicación (II) en la Universidad Nacional de La Plata.

Es el único de los imputados que aún estaba detenido por el caso del memorándum, basado en la denuncia que hizo el fiscal Alberto Nisman.

Para que su excarcelación se haga efectiva, deberá pagar una caución de 400.000 pesos, un monto que fue fijado por el Tribunal Oral Federal que lo juzgaría.

Había quedado detenido en diciembre de 2017 por orden del juez Claudio Bonadio, por presunto encubrimiento agravado del atentado a la AMIA.

En ese expediente Bonadio también procesó con prisión preventiva a Cristina Kirchner, a Carlos Zannini, Luis D’Elía, Yussuf Khalil y al fallecido ex canciller Héctor Timerman.

Todos fueron liberados.

Quedaron procesados sin prisión preventiva Juan Martín Mena, Angelina Abonna, Oscar Parrilli, Andrés el «Cuervo» Larroque, Eduardo Zuain y Allan Bogado.

Desde ese entonces, el Profesor Esteche estuvo preso en el penal de Marcos Paz.

El juez Bonadio elevó la causa a juicio en marzo de 2018, pero aún no hay fecha de inicio para el comienzo de ese proceso oral.

Todo es un sin sentido.

El memorándum con Irán nuca se termino de concretar.

Todos los libros que se escribieron sobre el atentado a la AMIA, aún los escritos para la misma institución judía AMIA, dicen que no se halló prueba alguna que comprometieran a Irán o Siria en el atentado.

El memorandum fue aprobado por las dos cámaras del Congreso Nacional.

En caso de que hubiera algún delito en su concreción deberían estar presos los Diputados y Senadores que lo aprobaron.

En julio de este año Esteche fue absuelto en una causa por incitación a la violencia, donde se lo investigaba por haber pedido que «caiga» el gobierno de Mauricio Macri en un acto en la ciudad de La Plata durante 2016.

Nunca se pudo comprobar que el profesor de la Universidad de la Plata hubiera dicho aquello por lo que lo imputaron.

El defensor del Profesor Fernando Esteche, Fernado Burlando, argumentó, al pedir la liberación, que Esteche «jamás obstaculizó la investigación ni se sustrajo del accionar de la justicia».

El fiscal ante el tribunal oral, Marcelo Colombo, dictaminó a favor que se le concediera la excarcelación, siempre y cuando se le fijara una caución no menor a 400.000 pesos.

Durante la etapa de este proceso, a Esteche se le denegó la excarcelación tres veces.

Los jueces del TOF 8 sostuvieron que algunas circunstancias se modificaron, a casi dos años de cumplirse su tiempo de prisión preventiva y sin que todavía se haya fijado una fecha para el inicio del debate oral.

«En pocas palabras, la razón fundamental por la que en todo este tiempo se mantuvo la medida cautelar que pesa sobre el Profesor Esteche ha sido la existencia del riesgo de verse frustrada la celebración de dicho acto y la posibilidad de que la prueba que pueda producirse en ese marco, se vea seriamente afectada a partir de la liberación del nombrado», explicaron los jueces del TOF 8 Daniel Obligado, Gabriela López Iñiguez y José Antonio Michilini.

Claro que tal cosa forma parte de sus presunciones ya que Fernando Esteche nunca se negó a ningún pedido de comparecencia ante la justicia.

¿Qué provocó que ahora su decisión se viera modificada?

«Sin embargo -escribieron-, faltando casi dos meses para que se cumpla el plazo legal establecido en el art. 1 de la ley 24.390, como lapso razonable de duración de un proceso penal con personas privadas de su libertad, y no vislumbrándose que antes de ese tiempo pueda llevarse a cabo el debate oral y público en estas actuaciones, sobre todo si se tiene en cuenta que se trata de un proceso de gran envergadura, la decisión denegatoria que viene sosteniendo el tribunal debe ser revisada».

Esto les molestó sobremanera pero no tuvieron más remedio que excarcelarlo.

Les pese o no.

Dijeron: «En efecto, dado el tiempo transcurrido, la imposibilidad material de celebrarse en lo inmediato el debate no puede sopesar sobre la situación del imputado Esteche, es por ello que corresponde hacer lugar al pedido excarcelatorio, pero sujetando la libertad del nombrado a una caución de carácter real de cuatrocientos mil pesos, como propone el Sr. Fiscal General, a fin de asegurar su comparecencia a los llamados del tribunal y la realización del juicio».

Tenían que hacérsela difícil de alguna manera para tentar a la suerte a ver si, en el caso de que no pudiera reunir esa cifra y a pesar de liberarlo, lo iban a tener que retener en la cárcel, lo que les hubiera satisfecho.

Los amigos y compañeros, universitarios, políticos y militantes iniciaban una colecta a fin de garantizar su excarcelación.

Queda más solo, Julio De Vido, otro preso político con sede en Marcos Páz, quien se había hecho muy cercano al Profesor Esteche, por su cultura y nobleza.

Fuente: LA NACION