El linfedema no tiene cura. El tratamiento se centra en disminuir la hinchazón y controlar el dolor.

¿QUE LE PASA A FLORENCIA KIRCHNER?

De acuerdo con el diagnóstico, Florencia Kirchner está afectada por «trastorno de estrés postraumático; síndrome purpúrico en estudio, polineuropatía sensitiva desmielinizante de etiología desconocida, amenorrea en estudio, bajo peso corporal y linfedema ligero de miembros inferiores de etiología no precisada».

NAC&POP

28/09/2019

Informe de InfoBAE

El médico especialista en flebología Daniel Fernández (MN 87536) explicó que el linfedema «se trata de una patología que afecta el tejido linfático y provoca una acumulación de líquido, que se traduce en hinchazón y edema».

Cuando por alguna causa, la circulación en este sistema se ve obstruida o dificultada, aparece el linfedema, que no es más que la acumulación anormal de líquido en el tejido blando

Además de la sangre, por el cuerpo humano circula la linfa, un líquido entre transparente y blanquecino compuesto de glóbulos blancos, proteínas y grasas, entre otros componentes, producidos y transportados por una red de órganos, ganglios linfáticos, conductos y vasos linfáticos que los llevan desde los tejidos hasta el torrente sanguíneo.

El sistema linfático es una parte principal del sistema inmunitario del cuerpo.

Los ganglios linfáticos son estructuras pequeñas, que por lo general no se pueden ver ni sentir fácilmente y se localizan en diversas partes del cuerpo como el cuello, las axilas, la ingle y el interior del centro del tórax y el abdomen.

Cuando por alguna causa, la circulación en este sistema se ve obstruida o dificultada, aparece el linfedema, que no es más que la acumulación anormal de líquido en el tejido blando.

El sistema linfático es una parte principal del sistema inmunitario del cuerpo (Getty)

«Existen linfedemas congénitos, o sea que la persona nace con este cuadro, están los que ocurren por causas primarias tempranas (por ejemplo con los cambios hormonales o los embarazos) y un estadio más avanzado que puede darse por circunstancias diversas», detalló el jefe de Flebología del Hospital Británico de Buenos Aires.

Por su parte, el médico flebólogo y cirujano vascular Daniel Onorati (MN 60380) agregó que «un linfedema es lo que ocurre cuando una persona permanece parada o sentada muchas horas y se le hinchan los pies».

«Cuando por permanecer en una misma posición mucho tiempo los vasos linfáticos no pueden transportar todo el líquido que quedó en los tejidos aparece el linfedema», ejemplificó.

«En casos muy puntuales puede pasarse a un estadio más avanzado de la enfermedad, cuando en tratamientos oncológicos hay irradiación por tumores, que resecan los ganglios o bien una cirugía que obliga a su extracción», explicó Onorati, quien resaltó que «el 90% de los linfedemas son inocentes, congénitos, por permanecer mucho en la misma posición o en personas obesas».

Sobre cuál es el tratamiento que el cuadro requiere, Fernández aclaró que «es una patología crónica, que no se cura, pero con tratamiento mejora».

«El abordaje es kinesiología, drenaje linfático manual, medicación (la misma que se utiliza en patologías venosas) y se recomienda el uso de vendas elásticas y medias de compresión», precisó.

Onorati amplió: «No sabemos qué tipo de linfedema padece esta paciente, pero en la Argentina hay una escuela brillante fundada por Isidoro Caplan que tiene excelentes linfólogos en Buenos Aires, Mendoza y Rosario».

El especialista se refirió a Isidoro Caplan (1933-1992), quien fundó y dirigió la Escuela Argentina de Linfología.

Las 10 frases de Cristina sobre el mal que afecta a Florencia *

En un video publicado en redes sociales la expresidenta se refirió al estado de salud de su hija, quien se encuentra en Cuba desde hace 15 días en tratamiento médico.

«A los que nos odian que se metan conmigo y no con ella»

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció este jueves mediante un video publicado en redes sociales que su hija, Florencia Kirchner, se encuentra en Cuba desde hace dos semanas para tratar un problema de salud.

En la filmación que publicó la exmandataria, se escucha su voz en off mientras pasa una secuencia de imágenes de su familiar.

«El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud», sostuvo.

La senadora de Unidad Ciudadana notificó al juzgado federal de Claudio Bonadio, quien la procesó en varias causas penales, que se ausentará del país por siete días para viajar a acompañar a su hija.

En ese marco, tomó un vuelo de Copa Airlines que salió a las 4.40 de la mañana desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza acompañada de custodios de la Policía Federal.

A continuación, las frases más fuertes del posteo

Mi hija Florencia, producto de la persecución feroz a la que fue sometida, empezó hace ya un tiempo a tener severos problemas de salud.

El brutal estrés que sufrió devastó su cuerpo y su salud.

Es muy terrible y muy terrible para una joven que la acusen de haber ingresado a una asociación ilícita el mismo día que murió su padre.

El 5 de diciembre del año pasado, Flor fue invitada al Festival de Cine de La Habana para la presentación de la película El camino de Santiago, sobre la trágica muerte de Santiago Maldonado.

Decidió hacer una consulta médica allá, por el prestigio internacional que tiene el sistema de salud cubano que como todos saben es de altísima calidad.

Allí le indicaron que debía comenzar un tratamiento.

En febrero volvió a viajar a La Habana para realizar un curso intensivo para guionistas de cine (…)

Sin embargo no pudo ni siquiera iniciarlo porque cuando llegó, luego del vuelo, su estado de salud se había deteriorado sensiblemente.

Fue evaluada y tratada, y el 7 de marzo le prohibieron viajar en avión por el momento ya que por la patología que padece no puede permanecer sentada ni de pie por períodos prolongados de tiempo.

Cuando se hizo la presentación del certificado médico ante los tribunales solicitamos, bueno, solicitamos lo que corresponde: la reserva que el caso amerita, para no seguir afectanto todavía más su estado clínico.

Fui dos veces presidenta de este país, he elegido la militancia política por formación y convicción.

En cambio Florencia (…) decidió otra vida: el arte y la militancia feminista.

Le persecución que han hecho sobre ella, y que la ha devastado, es porque es la hija de Néstor y Cristinra  Kirchner.

Le pido a los que nos odian que por favor se metan conmigo pero no con ella.

(Fuente www.perfil.com).

Mas Informacion

Linfedema

El linfedema no tiene cura.

El tratamiento se centra en disminuir la hinchazón y controlar el dolor.

Los tratamientos para el linfedema son:

Ejercicios.

Los ejercicios livianos en los cuales mueves el miembro afectado pueden fomentar el drenaje del líquido linfático y ayudar a prepararte para las actividades cotidianas, como cargar los artículos de almacén.

Los ejercicios no deben ser extenuantes ni agotarte, aunque deben centrarse en una suave contracción de los músculos del brazo o de la pierna.

Un terapeuta certificado en linfedema puede enseñarte ejercicios que te podrían resultar útiles.

Envolver el brazo o la pierna.

Envolver un miembro completo favorece que el líquido linfático fluya nuevamente hacia el tronco.

Las vendas deben estar más ajustadas a la altura de los dedos de los pies o de las manos y tienen que estar cada vez más flojas a medida que se alejan.

Un terapeuta en linfedema puede enseñarte cómo envolver el brazo o la pierna.

Masajes.

Una técnica de masaje especial llamada «drenaje linfático manual» puede favorecer la circulación del líquido linfático para alejarlo del brazo o de la pierna.

Además, varios tratamientos de masajes pueden ser beneficiosos para las personas con cáncer activo.

Asegúrate de trabajar con una persona especializada en estas técnicas.

El masaje no es para cualquiera.

Evita los masajes si tienes una infección en la piel, coágulos sanguíneos o una enfermedad activa en las zonas donde se vaya a hacer el drenaje linfático.

Compresión neumática.

Una manga que se coloca sobre el brazo o la pierna afectados se conecta a una bomba que la infla en forma intermitente, ejerciendo presión sobre el brazo o la pierna para alejar el líquido linfático de los dedos de las manos o de los pies.

Prendas de compresión.

Las medias o mangas largas fabricadas para comprimir el brazo o la pierna favorecen que el líquido linfático fluya hacia afuera del miembro afectado.

Ponte una prenda de compresión cuando hagas ejercicio con el miembro afectado.

Para conseguir un ajuste adecuado de la prenda de compresión, asesórate con un profesional.

Pregúntale al médico dónde puedes comprar prendas de compresión en tu comunidad.

Algunas personas necesitan prendas de compresión hechas a medida.

Si tienes dificultades para colocarte o quitarte la prenda de compresión, hay técnicas y elementos especiales que pueden ayudarte con esto.

Evalúa tus opciones con el terapeuta especializado en linfedema.

Además, si ni las prendas ni los paños de compresión son una opción, quizás pueda resultarte útil un dispositivo de compresión con sujetadores de tela.

Terapia descongestiva completa.

Este enfoque consiste en combinar terapias con cambios en el estilo de vida.

En general, la terapia descongestiva completa no se recomienda a personas con presión arterial alta, diabetes, parálisis, insuficiencia cardíaca, coágulos sanguíneos o infecciones agudas.

En casos de linfedema grave, el médico puede considerar la cirugía para eliminar el tejido excedente del brazo o de la pierna, y así disminuir la hinchazón.

También existen técnicas quirúrgicas más nuevas que podrían ser adecuadas, como la anastomosis linfovenosa o los trasplantes de ganglios linfáticos.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Saber que no existe una cura para el linfedema puede ser frustrante.

Sin embargo, puedes controlar algunos aspectos del linfedema.

Para ayudarte a afrontar la enfermedad, intenta lo siguiente:

Averigua todo lo que puedas sobre el linfedema.

Saber de qué se trata el linfedema y qué lo provoca puede ayudarte a comunicarte con tu médico o fisioterapeuta.

Cuida tu extremidad afectada.

Haz el mayor esfuerzo para prevenir las complicaciones en el brazo o en la pierna.

Límpiate la piel todos los días, observa cada centímetro de la extremidad afectada en busca de posibles problemas, como grietas o cortes.

Aplica una loción para prevenir la piel seca.

Cuida todo el cuerpo.

Sigue una dieta rica en frutas y vegetales.

Si puedes, haz ejercicio todos los días.

Reduce el estrés.

Trata de dormir lo suficiente.

Ocuparte de tu cuerpo te da más energía y favorece la curación.

Busca apoyo de otras personas con linfedema.

Ya sea que asistas a reuniones de un grupo de apoyo en tu comunidad o que participes en foros de mensajes por Internet y salas de chat, hablar con personas que entienden por lo que estás atravesando te será de ayuda.

La hinchazón del linfedema puede ser un dolor sordo de una lesión o una quemadura, por lo tanto, no uses almohadillas térmicas sobre la extremidad afectada.

Humedece la piel a diario.

*Equipo de la clinica Mayo