Solanas solicita que el contrato que YPF firmó con la empresa Horamar S.A sea de público conocimiento,

DENUNCIAN QUE UN ACUERDO SECRETO ENTRE YPF Y UNA MULTINACIONAL PERJUDICARÍA A ASTILLERO RÍO SANTIAGO

El senador nacional Fernando “Pino” Solanas puso reparos en un acuerdo que firmó YPF y una empresa subsidiaria de una multinacional, que podría desencadenar en la compra de barcos al exterior y profundizar la crisis que vive el Astillero Río Santiago.

 

InfoEnsenada Noticias

23 Septiembre, 2019

 

El actual senador Fernando “Pino” Solanas pidió que YPF haga público un contrato que firmó con una empresa, en la cual se –según el legislador- se podría estar incumpliendo con la Ley de Industria Naval y en donde se solicitaría la compra de diferentes barcos que serían adquiridos en el exterior.

Así, se repetiría una historia que pone especial tensión con el Astillero Río Santiago, luego de que el año pasado Macri diera el aval para la compra de buques de guerras construidos en Francia, al momento que la empresa estatal transcurría por un momento de paralización y de rumores de despidos masivos.

Por eso Solanas solicita que el contrato que YPF firmó con la empresa Horamar S.A sea de público conocimiento, para poder conocer los detalles de qué se acordó y a qué precio. La empresa, radicada en Paraguay, se trata en realidad de una subsidiaria de una multinacional, por lo que a priori, el acuerdo apuntó a un negocio en el cual ningún astillero nacional participa.

Según informaron al entorno del legislador nacional, “YPF S.A. licitó el 11 de abril pasado un 51 % de acciones propiedad del Estado Nacional y los estados provinciales a la Compañía Naviera Horamar S.A. (subsidiaria de la multinacional Navios South American Logistics Inc.) con el fin de proveer transporte de combustibles en el tramo fluvial desde San Lorenzo y Barranqueras, para lo cual se requerirá la construcción de barcazas y buques remolcadores”.

El año pasado, Macri ya había quedado expuesto al afirmar que había que dinamitar el Astillero cuando el conflicto con el gobierno de María Eugenia Vidal estaba en su punto más alto.

En un encuentro que había tenido con empresarios navales, Macri había dejado una frase que generaría aún más tensión: “(Al Astillero Río Santiago) Hay que dinamitarlo”.

“Resulta inconcebible que se oculte el contenido de los contratos celebrados al conocimiento público y parlamentario. En este caso, se cuestiona la decisión de la petrolera estatal de priorizar un armador que, pudiendo construir en el país, recurre al exterior, en una clara desprotección con nuestra industria y mano de obra argentina”, expresó Solanas, un conocedor de los asuntos de soberanía y producción en el país.

LA REACCIÓN DE ASTILLERO

De inmediato, los trabajadores del Astillero Río Santiago lanzaron un comunicado repudiando el acuerdo entre la empresa estatal y la multinacional y describieron a la situación como «inadmisible», en relación a la cantidad de despidos que se registran por la crisis económica.

«De concretarse perdemos la posibilidad de producir un bien de capital que equivale a 310 000 horas/hombres y que podrían demandar en el mercado local 6000 toneladas de chapa naval en la laminadora Beltrame (radicada en el país) que justamente está evaluando la posibilidad de ingresar con fuerza en el mercado de chapa Naval. Es inadmisable lo que está sucediendo», dijo Francisco Banegas, secretario de ATE seccional Ensenada.

(Infocielo)