Sin dudas si hubo un papel que hay que destacar en la lucha sostenida durante estos últimos cuatro años es, la del pueblo argentino.

LOS AUTOCONVOCADOS, EL HIT DE LAMMENS Y LA DECADENCIA DEL ZAR

Por Lucila Gallino

En menos de una semana la creatividad y el desparpajo argentino, inundó los celulares con este baile masivo que lo también realizado en videos que reviralizan imágenes con John Travolta y curas del Tercer mundo. El flashMob de la cumbia de Lammens es un fenómeno social. Flash mob, significa “multitud relámpago” ( “flash” relámpago, “mob” multitud) ; una acción organizada por grupo de personas que se reúne de repente y luego se dispersa.

Por Lucila Gallino
NAC&POP
05/09/2019

 

 

Sin dudas si hubo un papel que hay que destacar en la lucha sostenida durante estos últimos cuatro años es, la del pueblo argentino.

Este despertar comenzó mucho antes de las elecciones primarias llamadas PASO.

Los movimientos y las organizaciones sociales vienen desde hace tiempo, poniendo el cuerpo día a día.

Ya son parte del paisaje urbano y rural los acampes que se multiplican en el país para que el gobierno finalmente asuma la responsabilidad de declarar la EMERGENCIA SOCIAL Y ALIMENTARIA.

Reclamar la emergencia alimentaria y social, es un reclamo moral.

Esta es la manifestación mayor y seguramente la menos atractiva.

Nadie quiere hacerse cargo del hambre porque representa la muerte.

Como dijo Fidel Castro : “esta gran humanidad ha dicho basta!

El pueblo se ha echado a andar, y su marcha de gigantes, ya no se detendrá…..”

Muchas son las manifestaciones que se han generado en estos tiempos y hay dos a resaltar que tienen que ver con lo visual, una en el campo de lo popular en el mejor sentido de la palabra y la otra, en las antípodas, en el ámbito del negar el lugar adonde de donde uno viene de origen.

Estas dos expresiones antagónicas, representan la explicación de porqué hay 17 puntos de diferencia en el resultado de las últimas elecciones.

La primera imagen a la que me refiero es en colectivo, en la segunda imagen siempre hay pocas personas.

La primera situación, es una mezcla de lenguajes que conjugan: la tecnología, las emociones extremas, el baile, la calle y el encuentro de miradas.

Este fenómeno que se manifiesta en las redes sociales, llega con la palabra justa, el gesto desenfrenado de: “ que se vayan” …como en el 2001 pero reinventado creativamente con un canto acompañado de baile, la “cumbia de Lammens”.

En menos de una semana la creatividad y el desparpajo argentino, inundó los celulares con este baile masivo que lo también realizado en videos que reviralizan imágenes con John Travolta y curas del Tercer mundo.

El flashMob de la cumbia de Lammens es un fenómeno social.

Flash mob, significa “multitud relámpago” ( “flash” relámpago, “mob” multitud) ; una acción organizada por grupo de personas que se reúne de repente y luego se dispersa.

La cumbia de Lammens es una idea sin precedentes y ha llegado a los celulares en todas partes del mundo.

Es un fenómeno que hace respirar profundo, reir y es gratuito.

No es una campaña electoral.

Es la expresión, el deseo de las mayorías, un fenómeno dentro de un fenómeno.

El movimiento “Sivosquerés, se convirtió en una construcción colectiva, y convoca a nuevas manifestaciones en la Avenida Corrientes esta semana.

En segundo lugar las otras imágenes: Si analizamos las fotografías más destacadas de Macri, hemos visto a un Presidente abrazado a sus trajes de alpaca rodeado artificialmente de empleados que siempre miran hacia abajo.

Un presidente distante al corpus del pueblo.

Otras imágenes que quedarán en la historia de Macri serán, las de los repetidos besos de su amada Juliana ( una contención parecida a la de la madre ausente), la de su chiquita sentada en el trono de Rivadavia (cuando no su perro) y las fotos con la nobleza internacional: Reyes y Príncipes.

Ese es el mundo al que quiere pertenecer y acercarse para oler.

Pero, ¿será este el final de la era Macri?

Es esta la culminación de los últimos zares del neoliberalismo en Argentina?

Seguramente, no.

Macri representa a las élites de la Argentina: los Magnetto, los Saguier, los Perez Companc,etc. los verdaderos adictos, los que gozan de sobredosis de colonialismo en nuestro país.

Por eso, como dicen en Venezuela; hay que estar: “mosca” ellos nunca se van , siempre se reinventan como la luz mala, y vuelven más fuertes si les dejamos intersticios para respirar.

En nuestro país plantear tímidamente una reforma agraria saca alergia hasta al mas querido de nuestros periodistas televisivos.

Pero haciendo otro respiro y viajando con la mente al otro lado del mundo hace 100 años en la Rusia en crisis, vemos a la dinastía Romanov que llegó a un espeluznante y sangriento final.

Nicolás II, su esposa Alejandra y sus cinco hijos fueron brutalmente asesinados, y su destino fue una incógnita durante casi un siglo.

Más allá de las diferencias de todo tipo pero quizás en las cercanías aspiracionales por lo de rodearse de príncipes y Zares, Macri como Nicolás II gozó de pocos éxitos.

Pero aquí en nuestra empobrecida Argentina, a nuestro pequeño Nicolas II, a nuestro hijo de Macri, nadie sacará muerto de Casa Rosada ni de Olivos.
Macri ya dijeron “ fuera” y esperemos que nunca te permitan volver. Pero no a vos , a todos los que vos representas.

Depende si aprendimos las lecciones en estos 200 años.

Alberto y Cristina: muchos somos lo que estaremos participando desde las moléculas infinitesimales de nuestra hermosa Argentina para que no vuelvan nunca más.

LG/