La suba del dólar es una compensación oficial, ante la imposibilidad de seguir adelante cuatro años más, para los agroexportadores que retienen divisas.

EL JUEGO DEL DOLAR

Por Gabriel Fernández

Hace semanas, se les prometió la eliminación absoluta de retenciones; bien, el pueblo argentino desmontó ese latrocinio, pero las empresas cuentan con el aval gubernamental para liquidar cuando lo deseen.
De ahí que el salto del dólar -previsto hace dos meses como opción, al menos- sea impulsado por el mismo oficialismo mientras le carga la romana al pueblo y al peronismo. De ahí, también, que ese discurso sea avalado por los grandes medios.

 

Por Gabriel Fernández *

 

DÓLAR / La Verdad

 

La suba del dólar es una compensación oficial, ante la imposibilidad de seguir adelante cuatro años más, para los agroexportadores que retienen divisas.

Hace semanas, se les prometió la eliminación absoluta de retenciones; bien, el pueblo argentino desmontó ese latrocinio, pero las empresas cuentan con el aval gubernamental para liquidar cuando lo deseen.

De ahí que el salto del dólar -previsto hace dos meses como opción, al menos- sea impulsado por el mismo oficialismo mientras le carga la romana al pueblo y al peronismo. De ahí, también, que ese discurso sea avalado por los grandes medios.

El Grupo Clarín, que hoy orienta también al diario La Nación, es en realidad el Grupo Noble, con amplios intereses en el negocio agropecuario y cuya base de sustentación, junto con las donaciones estatales llamadas pauta, es la exportación.

En el beneficio es preciso incluir a las compañías ligadas directa e indirectamente al gabinete nacional y las empresas privatizadas de servicios públicos, tanto por su acumulación en moneda verde como por la suba dolarizada de las tarifas.

Esta es la verdad. Como bien dijo el dirigente liberal Miguel Angel Pichetto, Mauricio Macri está en «control». Es decir, lo que sucede económicamente es su responsabilidad. Sólo los mismos tontos que hablaron de corrupción reproducen hoy la hipótesis del temor de los mercados al kirchnerismo.

Esta es la verdad. Es preciso difundirla por su valor en sí misma, pero también y muy especialmente porque mientras los grandes poderes rentísticos se siguen acrecentando, el pueblo paga el costo a través de la inflación inducida sobre los productos en general.

 

  • Director La Señal Medios / Sindical Federal / Area Periodística Radio Gráfica