Maia Volcovinsky forma parte del gremio de judiciales y es candidata a diputada nacional. Para ella, los polos de la grieta no contemplan la agenda de los trabajadores

EL FEMINISMO NO ALCANZA PARA UNA MUJER

Por Agustín Álvarez Rey

Maia Volcovinsky forma parte del gremio de judiciales y es candidata a diputada nacional por Consenso Federal en la Ciudad de Buenos Aires. Para la dirigente, los polos de la grieta no contemplan la agenda de los trabajadores. Ocupa el segundo lugar en la lista de diputados nacionales de Consenso Federal, es vecina de Caballito, abogada, madre, trabaja en el Poder Judicial y ejerce una función gremial en la Unión de Empleados Judiciales de La Nación, gremio que encabeza Julio Piumato.

Por Agustín Álvarez Rey

Tiempo Ar

16 de Julio de 2019

Foto: Prensa Maia Volcovinsky

«CUANDO NOS QUIEREN VINCULAR SOLAMENTE CON EL FEMINISMO, A LAS MUJERES NOS BAJAN EL PRECIO»

Maia Volcovinsky ocupa el segundo lugar en la lista de diputados nacionales de Consenso Federal, es vecina de Caballito, abogada, madre, trabaja en el Poder Judicial y ejerce una función gremial en la Unión de Empleados Judiciales de La Nación, gremio que encabeza Julio Piumato.

La joven sindicalista asegura que los extremos de la grieta no contemplan la agenda de los trabajadores y señala que “a las mujeres, cuando nos quieren vincular solamente al género, nos bajan el precio”.

-¿La decisión de que la lista de diputados nacionales por la Ciudad de Buenos Aires la encabecen Marco Lavagna y usted es una apuesta a poner en debate la economía y los derechos de los trabajadores?

-La lista está integrada por compañeros que trabajan con la economía y con el trabajo. El drama de la Argentina hoy tiene que ver con la situación caótica a la que no llevan con las malas decisiones económicas. La situación más dramática impulsada por la política económica de Macri es la destrucción y la no generación de empleo.

-Gane quien gane la legislación del trabajo será tema de debate en el Congreso. ¿Cuál va a ser tu postura?

-La flexibilización laboral no genera empleo.

Eso una falacia.

Nunca en la historia Argentina generó puestos de trabajo.

Lo único que generó la flexibilización en Argentina fue permitir que los empresarios acumulen más riqueza.

Es cierto que el paso del tiempo, la incorporación de tecnología y la aparición de nuevas formas de trabajo hace que aparezca como necesario una actualización y hay que discutirla pero no en los términos que plantea hoy el Gobierno en donde lo único que se busca es permitir una mayor apropiación de riqueza por parte de los empresarios.

En todos los países del mundo los empresarios buscan avanzar en ese sentido y los trabajadores organizados buscan resistir y avanzar en la regulación de nuevas formas de trabajo que van contra los derechos mínimos que tienen los trabajadores.

-¿Cuál es la agenda que deberá plantear la CGT en el Congreso una vez que asuma el próximo gobierno?

-La agenda tiene que ser la defensa de los puestos de trabajo y del sistema previsional, no podemos seguir con el avance sobre los jubilados.

Los jubilados hoy se están muriendo de hambre.

Con la jubilación mínima no se puede afrontar todos los gastos que implica la vejez.

Es horroroso el tratamiento que le dan a la vejez.

Y van a intentar profundizar eso.

El FMI en su cuenta de gastos, que es nuestra cuenta de gasto público, evalúa que el recorte principal hay que hacerlo en el sistema previsional.

Entonces te proponen elevar la edad jubilatoria y vos tenés la mayor cantidad de desempleados jóvenes.

Hoy se destruyen.

La movimiento obrero nunca va a abandonar la lucha por la reorganización del esquema impositiva.

Cada vez paga más gente ganancias.

Es demencial que cobrando la mitad de lo que sale la canasta básica familiar en la Ciudad de Buenos Aires ya se tribute ganancias.

El trabajo y la familia van juntos.

No puede desarrollarse una familia sin trabajo digno y sin cobertura social para sus miembros.

El trabajo dignifica, nos otorga identidad y nos da nuestro rol y lugar en la comunidad. Desde Consenso Federal defendemos el derecho laboral y el Modelo Sindical Argentino y no creemos que los trabajadores sean un mero costo empresarial.

No vamos a permitir que se apruebe una reforma laboral o previsional que perjudique a las familias y seguiremos bregando para que dejen de empobrecer a la clase media con el impuesto al trabajo.

En la actualidad, en la Argentina uno de cada dos niños es pobre y el 40% de las mujeres en condición de maternidad no tienen cobertura social.

Alrededor de 6 de cada diez jubilados y pensionados viven con la mínima, en un país en el cual en los últimos años el precio de los remedios subió el doble que los haberes e incluso en varios casos, lo quintuplicó.

En la Cámara de Diputados voy a proponer la emergencia social materno infantil para garantizar la nutrición y el acceso a la salud a los pibes de 0 a 5 años.

Voy a impulsar una cobertura especial para embarazadas y para las familias que tomaron la hermosa decisión de traer un bebe al mundo.

Vamos a ocuparnos en promover el derecho pleno a la tercera edad.

-¿A que le atribuye la escasa presencia sindical en las listas de las principales fuerzas políticas que competirán en las próximas elecciones?

-Porque lo que plantean es más ajuste.

No van a modificar la carga impositiva sobre los trabajadores e intentarán avanzar con la reforma previsional.

Además la creación de empleo no parece formar parte de la agenda urgente.

La agenda de los trabajadores no es la que toma ninguno de los polos de la grieta.

-¿Cómo ve el movimiento actual de las mujeres?

-Es muy positivo que las mujeres nos movilicemos y que juntemos esfuerzos para eliminar la violencia y todo tipo de discriminaciones que hoy existen.

Desde este punto de vista, considero muy positivo el protagonismo que está adquiriendo la mujer en la vida pública de la Ciudad, el país y el mundo.

Por otro lado, en un movimiento tan diverso como el feminismo, no comparto algunas posiciones.

Por ejemplo, no creo que la mujer en política tenga un rol meramente de género.

Con ese lugar nos bajan el precio.

Las mujeres vamos a construir una Ciudad y un país para todos, sean o no mujeres.

Lo decía Eva siguiendo a Perón “primero la Patria, segundo el Movimiento y finalmente los hombres”.

Por esa razón, por ejemplo, tenemos que tener un programa integral de seguridad y de lucha contra la violencia y no solamente contra la mujer.

La propuesta debe incluir una agenda propia de la mujer, pero contemplando las demandas de toda la comunidad.

También considero que hay algunos sectores del feminismo que están meramente abocados al tema del aborto, que suelen tener una imagen negativa de la maternidad y que no tienen una visión global del problema social del país.

Hay más de 750.000 mujeres y sus familias que cada año toman la hermosa y maravillosa decisión de traer niños al mundo.

Todas ellas necesitan nuestro acompañamiento.

Solamente en el año 2015, 54.658 bebes tenían bajo peso y fallecieron 7.445 menores de doce meses.

En la Ciudad de Buenos Aires vemos mujeres embarazadas en situación de calle, hay niños en los semáforos pidiendo monedas…

Es un dato terrible de la realidad y me duele en el alma que eso ocurra.

Yo voy a trabajar con esas miles de familias, para que sus hijos tengan los mismos derechos más allá de su situación económica de origen, que dispongan de cobertura de salud, apoyo y asesoramiento en el embarazo.

Creo fehacientemente que hace falta otro sistema de cobertura social y de salud.

En el año 2015 murieron 527 mujeres por desnutrición y 31.323 por tumores.

Dentro de ese marco voy a convocar a toda la comunidad y a las mujeres sin distinciones de partidos o credos, para trabajar para resolver estos temas de fondo.