A 100 años de su nacimiento, Eva Perón sigue siendo un ícono de las conquistas femeninas

ALEXANDRIA OCASIO-CORTEZ, PARA TRUMP, UNA EVITA QUE SE METE EN LA POLÍTICA NORTEAMERICANA.

“Sé que, como cualquier mujer del pueblo, tengo más fuerza de la que aparento” y “he visto durante mucho tiempo cómo unas pocas familias ricas han acumulado todo el poder de Argentina en sus manos. Y el Gobierno trajo las jornadas de ocho horas, baja por enfermedad y salarios justos para los que pobres tengan una oportunidad”.


UNA NUEVA EVITA APARECE INVOCADA POR TRUMP A SU PESAR

NAC&POP
09/07/2019

Donald Trump comparó a la legisladora demócrata Alexandria Ocasio-Cortez con Evita y levantó un polvareda en las redes. La segunda esposa de Juan Domingo Perón como abanderada de los humildes y la imagen de «lunática» que dejó la ópera que protagonizó Madonna y que le sirve al presidente para descalificar a AOC. Acalorados cruces de tuits.

A 100 años de su nacimiento, Eva Perón sigue siendo un ícono de las conquistas femeninas y la lucha por la justicia social y continúa despertando la admiración de los humildes y el desprecio de los poderosos.

Ahora, repentinamente y a partir de un comentario despreciativo de Donald Trump sobre la legisladora demócrata por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez, la segunda esposa de Juan Domingo Perón entró en la campaña estadounidense generando la misma polémica que mantiene en la Argentina.

Lo que revela el cruce entre Trump y AOC, como se denomina en las redes a la ex camarera de bar de origen puertorriqueño, es que en el imaginario del inquilino de la Casa Blanca el ícono que perdura es el de la Evita que vieron interpretada por Madonna en la ópera de Andrew Lloyd Webber y Tim Rice.
Alexandria recoge el guante y le responde en dos tuits con frases tomadas de la propia Eva.

Las palabras de Trump surgen de una entrevista con Tim Alberta, corresponsal de la muy informada publicación Político, para un libro que saldrá a la venta el 16 de julio, “Carnicería estadounidense: En el frente de la guerra civil republicana y el ascenso del presidente Trump”.

Por lo que trascendió a través de los adelantos de prensa de la editorial Harper al británico The Guardian, el mandatario dijo que estaba viendo por televisión con sus asesores la campaña legislativa de los demócratas para los comicios de 2018 y le llamó la atención de esa joven de 28 años que le peleaba un cargo a Joe Crowley, un histórico del partido.

Veo a una mujer joven despotricando y delirando como una lunática en una esquina, y dije: ‘Eso es interesante, vuelve'», comentó.

Luego, el empresario devenido en jefe de estado de la principal potencia del planeta, analizó presente y futuro de Alexandria.

«Ella tiene talento.

Ahora, esa es la buena noticia.

La mala noticia: ella no sabe nada.

Ella tiene un buen sentido, un factor ‘’, lo cual es bastante bueno, pero no sabe nada.

Pero con el tiempo, ella tiene un potencial real «,

Por asociación libre, dice que «la llamé Eva Perón.

Dije ‘, esa es Eva Perón.

Eso es Evita «.

Claro, no la Evita histórica que puede verse en documentos históricos o en libros de historia argentina.

Más bien en el ícono que desplegó la ópera del dúo Lloyd Weber-Rice y que acompaña a la imagen hollywoodense tanto de María Eva Duarte como de Perón y de todos los líderes populares latinoamericanos.

De modo que la frase de Trump no era un elogio para AOC, más bien, la asemeja a la mujer ambiciosa y trepadora que describen los filmes auspiciados por la CIA de Hollywood para destruir la imagen de Eva Perón, al lado del General del pueblo, como “abanderada de los humildes”.

Las palabras abren espacios en la historia.

La palabra Evita tiene mucha carga de Amor del Pueblo y odio de las oligarquías.

Hay que ver que recoge Trump por haberla pronunciado.

Y  la fogosa representante por el 14ª Distrito de Nueva York con la agrupación Socialistas Democráticos de EEUU, no le esquivó el bulto al convite.

Ocasio-Cortez le respondió al Presidente a través de su cuenta de Twitter con dos frases de la propia Eva Perón, lo que parece indicar que la congresista se siente halagada con la comparación:

“Sé que, como cualquier mujer del pueblo, tengo más fuerza de la que aparento” y “he visto durante mucho tiempo cómo unas pocas familias ricas han acumulado todo el poder de Argentina en sus manos. Y el Gobierno trajo las jornadas de ocho horas, baja por enfermedad y salarios justos para los que pobres tengan una oportunidad”.