Cuando la dirigencia de la AFA. una "corazonada" del presidente Claudio Tapia, convocó a Lionel Scaloni,para ofrecerle un interinato como técnico de la Selección Mayor, el país futbolero clamó "estado de alerta

LIONEL SCALONI, DE PUJATO, SANTA FE AL FÚTBOL GRANDE TRAS LA «COPA AMÉRICA»

Por Jose Luis Ponsico

Scaloni, ningun boludo. Se hizo cargo con todo en contra. Un flaco que llevaba 17 años en el fútbol europeo y mucho oficio en la Liga española. Contra Brasil si hubiera habilitado el VAR … Argentina no perdía y Scaloni regresaba como el Cid Campeador.

 

Por José Luis Ponsico (*)

Especial para Libre Expresión
06/07/2019

Cuando la dirigencia de la AFA. una «corazonada» del presidente Claudio Tapia, convocó a Lionel Scaloni, integrante del cuerpo técnico saliente que lideraba Jorge Sampaoli, después del fracaso del Mundial de Ruisa, 2018, para ofrecerle un interinato como técnico de la Selección Mayor, el país futbolero clamó «estado de alerta».

Sin «movilización»

Todo en medio de virtual acefalía, tras varios fracasos luego de Alejandro Sabella.

A saber: Gerardo Martino -mejores resultados que el ciclo de Edgardo Bauza- el periodismo vernáculo tomó casi a risa, la decisión del polémico «Chiqui».

La «jugada» de Tapia: el que saltó de Barracas Central a la AFA sin escalas.

Una acción de riesgo.

El bisoño DT nacido en Pujato, 4/01/78, pequeña localidad santafesina, región productiva situada a menos de 40 kilómetros de Rosario, llevaba 17 años en el fútbol de Europa.

Hoy, Scaloni próspero empresario cultiva en sus campos soja, maíz, trigo, en tierra fértil y está en los diarios deportivos.

En todo el mundo.

Antes, algunos pensaron:

«Tal vez no tenga experiencia de DT. pero alguien que lleva casi 20 años en ligas europeas -Scaloni jugó en el mejor Deportivo La Coruña de la historia, además de Ñuls, Estudiantes de La Plata, siendo juvenil; campeón mundial con José Pekerman y al final Racing Santander e Italia, Lazio y Atalanta- un negado tampoco debe ser», opinaron alrededor de Tapia.

Por las dudas, quizá para evitar nuevas críticas «al sistema de Poder», Tapia contrató a César Menotti -especialista en pegarle «al Sistema»- para que fuera «amparo» de las decisiones en AFA y de Scaloni, técnico sin experiencia como tal.

Algo que no ocurrió en modo visible.

Tampoco se lució el «Flaco» que, a los 80 años, ni siquiera estuvo en la «Copa América», afectado por un problema de salud.

Lo más trascendente de Menotti, polémica pública, con tonos de mal gusto, enfrentado a Oscar Ruggeri, comentarista en cadena televisiva que lo calificó al DT campeón del mundo 1978 de «vago y mentiroso».

La selección empezó perdiendo con Colombia -serias fallas defensivas- un empate con sabor a nada ante Paraguay y levantada que incluyó triunfos contra Venezuela y Qatar, la caída ante Brasil -Argentina pegó dos pelotas en los palos y no le dieron dos penales- y ahora, el tercer puesto, tras sacarse la espina de Chile.

El saldo del tercer puesto incluye una renovación de futbolistas -algo reclamado después de Rusia 2018- donde de pronto se instalaron en la consideración del mundo futbolero entre otros, Leandro Paredes, Rodrigo De Paul, Lautaro Martínez, Giovanni Lo Celso y el ignoto -para el gran público- hasta aquí,Juan Foyth. Defensor juvenil, ex Estudiantes.

Un hallazgo

Casado con bella muchacha, nombre Elisa, padre de Ian y Noah, Scaloni tuvo el apoyo fundamental de su padre en los primeros tiempos de Sportivo Matienzo de Pujato -él y su hermano llevados por su padre a Estudiantes de La Plata, tras un paso por Ñuls- siempre valoró a José Pekerman por su perfil docente.

Como jugador, un lateral-volante, de gran generosidad física.

Campeón mundial Juvenil con Juan Román Riquelme, Esteban Cambiasso, Diego Placente, el marplatense Fabián Cubero, el «Piojo» Damián Manso, entre otros recordados.

En Deportivo La Coruña «arruinaron» al Real Madrid en una Copa del Rey, año 2000

Allá, integró el «mejor Depor» cuando la rompían el brasileño Mauro Silva, el «gallego» Fran, además de los convocados para la selección nacional, el propio Scaloni y otro ex Ñuls, Aldo Duscher.

Bajo la órbita del español Javier Irureta.

Otro técnico que lo marcó.

Lo dicho entonces, el bisoño DT de la Mayor, no resultó ningún negado.

La tribuna lo hubiera definido con una mala palabra: «Este Scaloni, al cabo … no es ningún … » para el adjetivo calificativo tan usado, el que empieza con B larga.

Y concluye «udo»

Hoy, la vida le sonríe al Flaco de Pujato.

Entre las cartas en la manga, a Lionel Messi lo había tratado en el Mundial de Alemania 2006, cuando «La Pulga» empezaba.

Hoy, siente que tiene el respaldo de la mayoría del plantel.

Será Justicia

 

JLP/

 

(*) Columnista de La Señal, Nac&Pop, Libre Expresión y Mundo Amateur