El 16 de junio de 1955, un fallido golpe de Estado contra Perón dejó más de 300 civiles muertos en el centro de Buenos Aires

EL DÍA EN QUE LOS MILITARES ARGENTINOS BOMBARDEARON LA PLAZA DE PERÓN

Por Federico Rivas Molina

Casi 20 años antes del bombardeo a La Moneda en Chile, que terminó con el presidente Salvador Allende muerto y Augusto Pinochet en el poder, otro ataque más sangriento pero menos conocido intentó matar al presidente Juan Domingo Péron en Buenos Aires.

Por Federico Rivas Molina
EL PAIS
17 JUN 2017

Casi 20 años antes del bombardeo a La Moneda en Chile, que terminó con el presidente Salvador Allende muerto y Augusto Pinochet en el poder, otro ataque más sangriento pero menos conocido intentó matar al presidente Juan Domingo Péron en Buenos Aires.

El 16 de junio de 1955, hace hoy 62 años, Buenos Aires vivió la única escena de guerra de su historia.

No fue contra un enemigo externo. 34 aviones de la Fuerza Aérea y la Marina argentina bombardearon a la población civil que se encontraba en ese momento en Plaza de Mayo.

Querían asesinar al general Juan Domingo Perón en su despacho de la Casa Rosada.

Fue una masacre: las bombas estallaron sobres transeúntes, autos y trolebuses que se movían por el centro de la ciudad en un mediodía como cualquier otro.

Mujeres arropadas de invierno, niños que se dirigían a la escuela y oficinistas fueron objetivos de los militares.

Perón no cayó ese 16 de junio, pero sí tres meses después, en septiembre, cuando inició un largo exilio en España.

El triunfo de la Revolución Libertadora, como la llamaron los golpistas, y el profundo antiperonismo que se instaló durante décadas en Argentina silenciaron el número y el nombre de los muertos.

FRM/