Un día como el de hoy, pero de 1946, Perón firmaba el decreto-ley 15.350 mediante el cual se ponía en marcha el Instituto Argentino de Promoción del Intercambio (IAPI),

EL INSTITUTO CLAVE DE PERON

Por Carlos Fernández‎

Organismo que se encargaría de comprar el total de la producción agrícola- ganadera del país para luego exportarla por cuenta y orden del Estado a precios fijados por el Gobierno, con lo cual dominaba el comercio exterior regulando de hecho el mercado interno, pues los saldos exportables eran comercializados en el país ejerciendo un control sobre los márgenes de ganancia, o directamente entregados a los industriales a fin de que los procesaran por cuenta y orden del Instituto.

 

Por Carlos Fernández‎

Un día como el de hoy, pero de 1946, Perón firmaba el decreto-ley 15.350 mediante el cual se ponía en marcha el Instituto Argentino de Promoción del Intercambio (IAPI), organismo que se encargaría de comprar el total de la producción agrícola- ganadera del país para luego exportarla por cuenta y orden del Estado a precios fijados por el Gobierno, con lo cual dominaba el comercio exterior regulando de hecho el mercado interno, pues los saldos exportables eran comercializados en el país ejerciendo un control sobre los márgenes de ganancia, o directamente entregados a los industriales a fin de que los procesaran por cuenta y orden del Instituto.

También cumplía funciones financieras distribuyendo las ganancias entre reparticiones públicas nacionales, gobiernos provinciales y municipales y financiando importaciones tanto para el sector público como privado, para lo cual se creaban comisiones mixtas especiales a fin de determinar fehacientemente las necesidades de cada sector o ramas de la industria con el propósito de direccionar los fondos según los intereses nacionales.

Simultáneamente, el I.A.P.I. desarrollaba acciones de promoción y fomento al otorgar créditos especiales o subsidios a ciertas actividades productivas que eran prioritarias en orden a mantener estables los precios de los alimentos y otros bienes de consumo y con ello sostener el salario real.

El I.A.P.I. funcionó bajo la órbita del Banco Central hasta que fue eliminado en 1955 por la “Revolución Libertadora” encabezada por Aramburu y Rojas.

Desde entonces, ningún gobierno restituyó esa importantísima herramienta de desarrollo económico y distribución de la riqueza.