Mediante la información y mediante el secreto alcanzamos nosotros la sorpresa. ¿Qué es la sorpresa?

LA SORPRESA EN LA POLÍTICA SEGÚN PERÓN

Por Juan D. Perón, "Conducción Política", 1944.

La sorpresa es un principio de la conducción, vale decir, es el factor que nos permite sacar ventaja de un momento de inacción que el adversario tiene frente a la propia conducción, por no haber previsto un incidente que va a producirse.
Es mediante la sorpresa que uno, muchas veces, DESARMA TOTALMENTE AL ADVERSARIO POLÍTICO.

 

Por Juan D. Perón, «Conducción Política», 1944.

 

Si nosotros cerramos eso a nuestro adversario, podremos proceder aprovechando el otro factor de la conducción, tan importante, que es la sorpresa.

Mediante la información y mediante el secreto alcanzamos nosotros la sorpresa.

¿Qué es la sorpresa?

La sorpresa es un principio de la conducción, vale decir, es el factor que nos permite sacar ventaja de un momento de inacción que el adversario tiene frente a la propia conducción, por no haber previsto un incidente que va a producirse.

Para obtener la sorpresa no es necesario que el adversario no conozca nada hasta que se produzca la decisión.

No; es suficiente que cuando él la conozca ya no esté en tiempo de reaccionar convenientemente y neutralizar la acción de esa sorpresa.

En la acción de la conducción política tiene una importancia extraordinaria la sorpresa.

Es mediante la sorpresa que uno, muchas veces, DESARMA TOTALMENTE AL ADVERSARIO POLÍTICO.

 

 

 

Juan D. Perón, «Conducción Política», 1944.