Una jubilada sentadita en las vías. Con campera sí. Porque cada día está más friolenta. El tren detenido a un metro.

UNA JUBILADA SENTADITA EN LAS VÍAS

El trabajador del subte la tiene abrazada de la espalda, le habla cerquita como si fuera una abuela suya. ES una abuela suya. La conductora del subte se agacha desde la formación. No lo puede creer. Se agacha porque es como si fuera su abuela. ES su abuela. Los pasajeros se agarran la cabeza, porque hace un segundo estaba entre ellos, «porque no la vieron venir, porque si hubieran sabido, porque se tiró sin decir palabra, porque podría ser su abuela». Porque ES su abuela.

Una jubilada sentadita en las vías. Con campera sí. Porque cada día está más friolenta.

El tren detenido a un metro.

El trabajador del subte la tiene abrazada de la espalda, le habla cerquita como si fuera una abuela suya.

ES una abuela suya.

La conductora del subte se agacha desde la formación. No lo puede creer.  Se agacha porque es como si fuera su abuela.

ES su abuela.

Los pasajeros se agarran la cabeza, porque hace un segundo estaba entre ellos, «porque no la vieron venir, porque si hubieran sabido, porque se tiró sin decir palabra, porque podría ser su abuela».

Porque ES su abuela.

Ayer me preguntaban ¿Le pasará otra cosa además del hambre?

Claro que sí.

No tiene remedios; y si no tiene, seguramente tiene dolores.

Y si no come, tiene frío. Sabés que no comer da frío?

¿Qué haces vos a los 70 con dolores y sin comida y con frío?

Somos una manada.

Hoy estás leyendo esto, mañana podes ser el pasajero que se agarra la cabeza pasado el trabajador que abraza, y al día siguiente podés estar sentado en la vía.

Ayer me dijeron algo cierto:

Cuidarnos no es un acto altruista; es una obligación, un deber. No esperes un bronce. Todas las manadas cuidan a sus integrantes. A vos, hombre liberal todopoderoso, te educamos, te hicimos «exitoso» y te lavamos la rodilla en manada.

La frase «la patria es el otro» despertó demonios en los que «con mi plata» «mantengo» más o menos al país entero (y cobran 20 Lucas)…

Nunca entendieron que todos somos «el otro» de alguien. Nunca entendieron que somos un espiral, una red. No sos proveedor de nadie. Sos parte de una cadena en retroalimentación.

Tenés que entenderlo.

¿Estás mejor ahora que no le pagas los remedios a la abuela?

No estás mejor.

Pensalo en términos egoístas si queres…

No estás mejor porque solo, no agregas valor.

Que esto sirva para crecer como manada.

Que se vayan estos chetos y que no vuelvan nunca más.