"Me llamó muy enojada Margaret Thatcher, para recordarme que Italia era miembro de la OTAN"

LA ANECDOTA DE MARGARET TATCHER Y GIULIO ANDREOTTI SOBRE MALVINAS EN PLENA GUERRA

Por Pablo Caruso

“Que alegría me dio hacer una entrevista para Ámbito Financiero, a *Giulio Andreotti*, siete veces Primer Ministro de Italia. Me dijo: «Usted que es periodista argentino, le va a gustar esto: Cuando la Argentina entró en guerra con Inglaterra (por las Malvinas) Italia, en secreto ayudaba a su país en una forma que todavía no puedo decir.

Por Pablo Caruso

NAC&POP

07/04/2019

“Que alegría me dio hacer una entrevista para Ámbito Financiero, a *Giulio Andreotti*, siete veces Primer Ministro de Italia. Me dijo: «Usted que es periodista argentino, le va a gustar esto:

-«Cuando la Argentina entró en guerra con Inglaterra (por las Malvinas) Italia, en secreto ayudaba a su país en una forma que todavía no puedo decir.»

Se enteró el Servicio Secreto inglés, y me llamó muy enojada Margaret Thatcher, para recordarme que Italia era miembro de la OTAN y no podía hacer lo que estaba haciendo.

Con una sonrisa pícara-, agregó Andreotti:

-» Mire señora, el primer caído en Malvinas se apellidaba Giacchino, un Capitán, primera generación de italianos.»

«Como usted es inglesa no va entender lo que le voy a decir: IL SANGUE NON É ACQUA»

«Me cortó la llamada».

El viejo y gran Andreotti lanzó una carcajada y a este escriba se le hinchó el pecho de orgullo.”

PC/

 

NAC&POP: Giulio Andreotti (Roma, 1919) Periodista y político italiano. Diputado por la Democracia Cristiana desde 1945. Fue ministro del Interior (1954) y de Finanzas (1955) y presidente del Gobierno en 1972-1973, 1976, 1978-1979. Después de un período al margen de la política, en 1989 fue nombrado primer ministro de un Gobierno de coalición formado por los cinco partidos que llevan gobernando desde hace diez años. Tras dimitir en marzo de 1991, le fue encargado en el mes de abril la formación de un nuevo Gobierno de la coalición de los cuatro partidos restantes después del paso del Partido Republicano a las filas de la oposición. Las elecciones de mayo de 1992 representaron su renuncia al cargo y el principio de su declive político. En los años noventa afrontó varios juicios por presunta vinculación a la Cosa Nostra. Fue absuelto de todos los cargos en 1999, por falta de pruebas.