El Gobierno envió al Congreso, el viernes pasado, un proyecto de ley que tiene como objetivo reformar la Carta Orgánica del Banco Central.

COMO HACE 100 AÑOS, QUIEREN ENTREGAR EL BANCO CENTRAL A LOS INGLESES.

Entre los 42 artículos de la iniciativa que el Ejecutivo envió al Senado, se busca eliminar un artículo presente en la actual redacción de la Carta orgánica que establece que el directorio del organismo tiene que estar integrado por “argentinos nativos o por naturalización”, lo que abriría la puerta al ingreso de extranjeros, una exigencia por parte del FMI. Podrian poner de Presidente a uno del JPMorgan o de Goldman Sachs. ¡Te va?

Infobaires24

4 de abril de 2019

EL GOBIERNO BUSCA ABRIR EL DIRECTORIO DEL BANCO CENTRAL A EXTRANJEROS

El Gobierno envió al Congreso, el viernes pasado, un proyecto de ley que tiene como objetivo reformar la Carta Orgánica del Banco Central. Lo cierto es que entre los 42 artículos de la iniciativa que el Ejecutivo envió al Senado, se busca eliminar un artículo presente en la actual redacción de la Carta orgánica que establece que el directorio del organismo tiene que estar integrado por “argentinos nativos o por naturalización”, lo que abriría la puerta al ingreso de extranjeros.

El proyecto del gobierno modifica el artículo 6, cuyo texto actual expresa: “El banco estará gobernado por un directorio compuesto por un presidente, un vicepresidente y ocho directores. Todos ellos deberán ser argentinos nativos o por naturalización, con no menos de diez (10) años de ejercicio de la ciudadanía”.

Los cambios en la Carta Orgánica del BCRA se deben a una exigencia por parte del Fondo Monetario Internacional, en el marco del acuerdo por la asistencia financiera con el fin de evitar un default de la deuda pública en 2018.

“En la reforma que pretenden hacer del BCRA incluirían sacarle al Directorio la potestad de fijar la política monetaria del país, dándosela a un Comité externo, además ya no sería necesario que las autoridades sean argentinas”, expresó el diputado del Frente Renovador y economista Marco Lavagna.