Pero estos meses empecé a ver fantasmas, son otros métodos, son otros nombres Ellos se disfrazan pero actúan parecido

CREIAMOS QUE SERIA NUNCA MAS

Por Valeria Carreras

Antes te bajaban del colectivo te pedían documento y te basureaban porque tenías pelo largo. Ahora te meten preso por escribir en una red social. Antes te detenían y se llevaban tu agenda para chuparse a tus contactos, aunque estuviera en el índice tu tía fallecida Hoy los detienen y les dan a elegir «quedar presos o ser arrepentidos»

Por Valeria Carreras*

NAC&POP

17/02/2019

 

Creí que ese había sido el antídoto contra años de muertes, desapariciones, torturas, y el peor accionar del Estado contra los ciudadanos, contra bebes, contra todo aquel que opinara distinto, contra todo aquel que molestara

Aquel tiempo donde cerraron las puertas del Congreso y allí dentro dejaron los derechos fundacionales de la Argentina

Esa época de cacerías, donde se torturaba a un «detenido » para que DIERA NOMBRES…

Algunos no podían soportar el dolor, la humillación y cedían: daban nombres al azar

No hubo jueces ni fiscales que lo evitaran

Siguió por ocho años

No había ley Ni justicia

Hasta que nos pusimos de pie! Nos abrazamos ! Nos dimos fuerza! Tuvimos democracia y coraje

Aquel tiempo y aquellos métodos (picana, submarino seco, vejaciones, golpes, desnudez y centros de detención clandestinos) fueron juzgados y juntos nos prometimos como sociedad NUNCA MÁS NUNCA MÁS NUNCA MÁS

Pero estos meses empecé a ver fantasmas, son otros métodos, son otros nombres Ellos se disfrazan pero actúan parecido

Antes te bajaban del colectivo te pedían documento y te basureaban porque tenías pelo largo

Ahora te meten preso por escribir en una red social

Antes te detenían y se llevaban tu agenda para chuparse a tus contactos, aunque estuviera en el índice tu tía fallecida Hoy los detienen y les dan a elegir «quedar presos o ser arrepentidos»

Te parecerá exagerada la comparación, prefiero ser alarmista pero frenar esta nueva forma de «CACERIA»

Soy abogada, veo claramente la ilegalidad de los procesos basados en fotocopias (cuadernos) como en causas basadas en audios de un charlatán (extorsión fiscal)

Que la justicia deje las estatuas, se quite las vendas y haga valer sus principios para que no haya culpables sin un juicio justo

Para que no haya acusadores y sentenciados sin ser oídos

Para que las víctimas de delitos tengan certeza de verdad en sus causas

Para que no nos juzguen por pensar diferente

Para que siempre prioricemos el Estado de Derecho

Para que la tentación de «terminar, borrar, encarcelar» al opositor no vuelva nunca más!

Caso contrario , estaremos todos en peligro.

 

* Doctora en leyes