“No es que salieron mal las cosas, la política de este gobierno tiene que ver con bajar el salario de los trabajadores y precarizar el trabajo, para que cada uno venda su mano de obra al precio que sea”, indicó el padre.

PADRE FRANCISCO “PACO” OLVEIRA: “LA POBREZA NO LLEGÓ A UN TECHO SINO QUE VA A SEGUIR AUMENTANDO”

El cura en opción por los pobres habló de la realidad social en los barrios y dijo que los comedores “están absolutamente desbordados”. “La riqueza se concentra cada vez más y la desigualdad es cada vez mayor”, indicó

Va con firma

15/12/2018

 

Francisco “Paco” Olveira, cura en opción por los pobres, señaló que el 33,6% de pobreza que registró la UCA “no sorprende” porque “es la realidad” que ven “cada día” con “el empobrecimiento de nuestra población”.

“Con las políticas económicas que se están tomando y que dicen es el único camino posible, no se llegó a un techo sino que va a seguir aumentando”, remarcó en diálogo con .

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica de Argentina informó el jueves que la pobreza alcanzó al 33,6% de la población urbana durante el tercer trimestre de 2018 y registró su valor más elevado desde 2010, con un salto de 5,4 puntos en un año.

La medición arrojó la existencia de 2.180.000 nuevos pobres, que elevan la cifra total hasta las 13.600.000. La indigencia alcanzó el 6,1% del total de argentinos.

Olveira explicó que los comedores “están absolutamente desbordados” y agregó que “la cosa no explotó por las políticas del gobierno anterior que cada vez sirven menos pero que están presentes como la Asignación Universal por Hijo o la cantidad jubilaciones y pensiones”.

El cura villero indicó que comenzaron con comedores donde asistían alrededor de 50 chicos de lunes a viernes pero actualmente hay más de 700; y hace un mes decidieron organizarlos de lunes a lunes, incluyendo feriados, “porque la gente llega con hambre los días que no hay comedor”.

Sobre las palabras del presidente Macri, quien dijo que se debía evaluar su gestión en relación a la pobreza, Olveira sostuvo que “hay mucho cinismo porque fueron mentiras de campaña” y agregó que “si los que mienten con descaro debieran renunciar, este gobierno debería renunciar en su totalidad”.

“No es que salieron mal las cosas, la política de este gobierno tiene que ver con bajar el salario de los trabajadores y precarizar el trabajo, para que cada uno venda su mano de obra al precio que sea”, indicó el padre.

Y consideró que “aumentó la pobreza pero el sector financiero tiene ganancias súper extraordinarias, y la riqueza se concentra cada vez más y la desigualdad es cada vez mayor; no hay una tormenta, las cosas no salieron mal, es una forma de encarar el país”.

En cuanto a la paz social, Olveira señaló que “el gobierno está dando unos bonos de fin de año, a los que reciben asignaciones, a lo mejor a los jubilados y eso busca contener; pero es pan para hoy y hambre para mañana” y agregó que “es algo que ellos criticaban, la política del subsidio; y en este caso generan la pobreza y después te tiran unas migajas”.

“Lo que exigimos es porque corresponde, pero el garante de la paz social es el Estado y el camino al que llevan con sus políticas económicas, es a que no haya paz social”, concluyó.

El cura también se refirió a la violencia institucional en los barrios y destacó que es “la contracara de este programa económico” porque “el pueblo está continuamente en las calles y la respuesta es la represión, es que te puedan matar por la espalda, como si de esa manera hubiera seguridad en nuestra patria”.

“La inseguridad básica es no saber si mañana tenemos para comer, esa es la inseguridad en nuestro país”, remató.