Ahora lo más importante es el acto contra el G20. Ya se vió, a través del lente convexo de la perspectiva intraconspirativa de los basura, que no se puede confiar en ninguna ‘seguridad’ que brinde ningún sector del gobierno.

GUERRA INTERNA EN EL BASURAL

Por Jorge Ubertalli

Hace ya tiempo venimos sosteniendo que las contradicciones antagónicas- en cuanto a oscuros intereses contrapuestos- entre los funcionarios gubernamentales y sus sponsors, son proyecciones de las maniobras de sus patrones internacionales que, ante la falta de un gobierno real que vele por los intereses de la Nación, la Clase Trabajadora y el país todo- incluido su territorio- ven el campo orégano para continuar y terminar de saquear la Argentina.

Por Jorge Ubertalli

27/11/2018-

Hace ya tiempo venimos sosteniendo que las contradicciones antagónicas- en cuanto a oscuros intereses contrapuestos- entre los funcionarios gubernamentales y sus sponsors, son proyecciones de las maniobras de sus patrones internacionales que, ante la falta de un gobierno real que vele por los intereses de la Nación, la Clase Trabajadora y el país todo- incluido su territorio- ven el campo orégano para continuar y terminar de saquear la Argentina.

A falta de una dirección política verdaderamente antiimperialista y revolucionaria, que en Unidad de acción dispute el Poder a la gentuza oficialista que demuele el edificio construido totalmente por los laburantes de ayer y hoy, la guerra entre basuras que pugnan entre sí por saquear más y agradar a los que vienen por todo, sigue acumulando víctimas . Compañeros militantes de la causa de los trabajadores, el país y el pueblo son asesinados y agredidos sin siquiera provocar un herido entre sus asesinos y agresores.

Las últimas muertes de militantes populares de Buenos Aires y Córdoba, de jóvenes periodistas, sumadas a otras de distintas geografías nacionales, aunadas a las agresiones contra locales partidarios opositores y manifestantes son consonantes con:

– el quehacer de grupos del fascismo vernáculo y sus seguidores variopintos que, por una parte, inventan chivos emisarios internacionales en cuanto a que ‘solventan’ a políticos de distintos signos- unos pro y otros en contra- del gobierno. Recurriendo a la falsa teoría, siempre vigente, que sostiene que grupos o personas ‘conspiran’ secretamente para ‘hacerse del mundo’, los especialistas en distracciones lanzan los señuelos que intentan encubrir el sine qua non de la crisis imperial-capitalista sin salida en la que se debate el mundo ‘occidental’. Según los ‘conspirativos’ de ayer, quienes son emulados por los de hoy, Lenin, arquitecto y conductor de la Revolución Socialista rusa, habría sido financiado por la Banca Loeb(¿?) y/o estar al servicio de la Alemania del káiser.

– por otra parte, y en relación con los malandras oficiales locales, la táctica común es culparse unos a otros, todos emisarios del verdadero terror y la represión, en cuanto a cometer acciones que son verdaderas zancadillas políticas a sus compinches/enemigos. Utilizando nuestros cuerpos, llevan a cabo sus internas mafiosas. En otras palabras, de Macri para abajo, todos los contendientes que esperan recibir o reciben emolumentos para liquidar al país por parte de los grandes jugadores que vendrán al G20, están en la picota. Sólo son odiados y maldecidos por el pueblo al que castigan. Entre ellos no hay sentimientos ni de amor ni de odio, solo bussiness, que los incitan a una guerra abierta, ocultada o minimizada por los grandes medios de información a su servicio, que tiene a nuestros muertos como únicas víctimas.

Por falta de rebeliones populares que hace rato deberían haber terminado con todos ellos, sus mandaderos, sean barras bravas, policías, otros agentes del ‘ orden’ o cualquiera que sea untado por los bandidos tal para embarrar al sector de bandidos cual, nos agreden y asesinan para dirimir sus pugnas.

Lo ocurrido en estos días nos debe hacer reflexionar sobre las futuras acciones a llevar a cabo.

Y la más importante ahora es el acto del 30 de noviembre contra el G20. Ya se vió, a través del lente convexo de la perspectiva intraconspirativa de los basura, que no se puede confiar en ninguna ‘seguridad’ que brinde ningún sector del gobierno. Lo ocurrido en cuanto al fusilamiento de los muchachos-militantes sociales- de Córdoba y Buenos Aires, del periodista malmatado, de las agresiones varias a marchantes y locales políticos, etc., y de lo sucedido en cuanto al partido River-Boca, debe hacernos reflexionar para no ser carne de cañón de un terror fascista, producto de las internas locales – y las guerras internacionales- que puede manifestarse en estos días.

Por lo tanto, no es posible convocar a un acto masivo en estas circunstancias sin previamente planificar y centralizar la seguridad en relación con las organizaciones que convocarán y participarán en el mismo. Todo el armado, el desarrollo, la concentración y dispersión de las columnas, el previo relevamiento del terreno donde se realizará el acto y otras actividades conexas deberá estar a cargo de las instancias organizativas de los Partidos Políticos y Organizaciones Sociales concurrentes, sin dejar nada librado al azar.

Planificar y centralizar la seguridad de esta marcha es y debe ser un punto de partida para ejercer el Poder Popular en el marco de una aproximación a la toma del Poder por el Pueblo, en forma práctica y en el contexto de Unidad en la acción, aunque cada maestro lleve su librito.

La Autodefensa de masas debe estar a la orden del día. Ya se comprobó que hay sectores intrabasuras, vinculados a potencias extranjeras, que quieren pudrir la situación para hacerle cargar las culpas a quien querrán sacarse de encima y matar políticamente, y todo a costa nuestra. Los terroristas de Estados y sus bandas oficiales o paraoficiales ya hicieron de las suyas y están al acecho.

Basta de que nos amasijen los de arriba.

Por todos nuestros muertos, apaleados, torturados, encarcelados, calumniados, humillados.

Organización unitaria para el combate ya.