Cuando fue el funeral de Néstor estuve en la fila por Avda. de Mayo con un par de compañeros y amigos.

EN PAZ

No hace falta que explique nada más sobre esto …
La fila continuó en paz y ya de madrugada entramos a la Casa Rosada a despedir a Néstor, sin que se pase nada.
Pero pudo pasar algo, si el Pueblo no hubiese estado en paz.

Cuando fue el funeral de Néstor estuve en la fila por Avda. de Mayo con un par de compañeros y amigos.

La fila era muy ancha y siempre muy pacífica.

En cierto momento se empezó a escuchar entre la gente algunas cosas raras … a medida que avanzábamos noté que un tipo joven, con campera y capucha, de apariencia «curda» o drogado se metía entre la multitud molestando, de a poco la molestia se fue agravando hasta ser medio agraviante para la gente y hasta con temor de que fuera algo peor …

El personaje ya empezaba a los empujones y solo balbuceaba cosas inentendibles … o sea que parecía un enfermo mental o algo asi …

Cuando la cosa se puso pesada, ya a la altura de Plaza de Mayo y pasadas varias horas, el tipo ya molestaba mal.

Algunas mujeres de la fila comenzaron a gritar «¡infiltrado!», repitiéndolo …

Empezamos a corrernos de los lugares que ocupábamos como para protegernos entre todos los que estábamos en la fila y dejarlo expuesto al tipo …

Llegan dos canas de la federal y lo sacan de la fila …

Hasta ahí todo «normal» … pero con los compañeros que estaba los seguimos con la mirada …

Unos metros más lejos el «curda» caminaba normalmente y conversaba con los canas como viejos amigos.

No hace falta que explique nada más sobre esto …

La fila continuó en paz y ya de madrugada entramos a la Casa Rosada a despedir a Néstor, sin que se pase nada.

Pero pudo pasar algo, si el Pueblo no hubiese estado en paz.