Vemos que a la consultora de Marco Lavagna, el gobierno PRO de la Ciudad de Buenos Aires le paga casi un millón de pesos.

GENTE BUENA

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la contratación de la Consultora fundada por el diputado massista Marco Lavagna por un millón de pesos. De viaje por París, el diputado del Frente Renovador Marco Lavagna le brindó hace unos días una entrevista al diario Clarín expresando premisas como: “Argentina necesita un acuerdo político que no se reduzca solamente al presupuesto”.

Vemos que a la consultora de Marco Lavagna, el gobierno PRO de la Ciudad de Buenos Aires le paga casi un millón de pesos.

Eso explica el entusiasmo del dador de gobernabilidad  por votar el presupuesto de hambre, muerte y peste.

En la nota, encontré una perlita: en LATINCONSULT SA, la consultora de Marco Lavagna, es socio Lorenzo Pablo Sigaut.

Seguramente lo conocés como Lorenzo Sigaut Gravina, que también es socio en otra consultora: ECOLATINA.

Pero si sos joven, seguramente no sabés que Lorenzo Pablo Sigaut es hijo de Lorenzo Juan Sigaut, el ex ministro de economía de la anterior dictadura, y fue el que dijo «el que apuesta al dólar pierde » y días más tarde devaluó 30% la moneda, hizo quebrar varios bancos (entre ellos el BIR), estatizó las deudas de los MACRI, Los Blanco Villegas y otros empresarios…

Adiviná quién puso a Sigaut en el ministerio de Economía en 1981… FIAT de Franco y Mauricio Macri.

Un datito más: Lorenzo Sigaut estuvo menos de un año al frente del ministerio de economía, hizo lo que había venido a hacer : provocar una gran recesión, una gran devaluación y un incremento monumental de la Deuda Externa.

En su gestión, la deuda externa aumentó un 31%.

Gente buena.

Cualquier parecido con la actualidad, no es casualidad.

Y como ves, el massacrismo viene de lejos.

UN MILLÓN PARA MARCO LAVAGNA

Por Guillermo Carlos Delgado Jordan

La Insuperable

18 septiembre, 2018

 

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aprobó la contratación de la Consultora fundada por el diputado massista Marco Lavagna por un millón de pesos

De viaje por París, el diputado del Frente Renovador Marco Lavagna le brindó hace unos días una entrevista al diario Clarín expresando premisas como: “Argentina necesita un acuerdo político que no se reduzca solamente al presupuesto”.

Siempre tras la línea “acuerdista” del massismo, en donde el diálogo suele confundirse con el servilismo, el hijo del ex ministro de Economía Roberto Lavagna (una de las figuras fuertes impulsadas desde el opo-oficialismo mediático que encabeza Clarín como alternativa de Cambiemos a las presidenciales) habló de nuclearse tras las figuras de su padre y Sergio Massa, junto a otros que se encuentran en una “sintonía similar” como ser el senador Miguel Ángel Pichetto y el gobernador salteño Juan Manuel Urtubey.

Este refuerzo del espíritu dialoguista (que excluye a todo lo que tenga que ver con el kirchnerismo, obviamente) coincide temporalmente con un contrato que acaba de obtener la consultora que fundara Marco Lavagna y su esposa Natalia Guillermina Arévalo allá por el 2014: Latinconsult S.A.

El pasado 23 de agosto se dictó la RESOLUCIÓN N.° 10/UGC/18 cuyo objeto era “la contratación de un “Servicio de asesoramiento para el desarrollo de un sistema de indicadores estadísticos del Área Metropolitana de Buenos Aires”, con destino a la Unidad de Gestión del Cumplimiento dependiente de la Secretearía General de Relaciones Internacionales”.

Con la firma de Martín Alessandro, Subsecretario de la Unidad de Gestión del Cumplimiento, se procedió así a llevar adelante una “contratación menor” para la cual “se cursaron las invitaciones pertinentes a través del sistema de compras electrónicas BAC a la firmas LATINCONSULT S.A. (CUIT N° 30-71463926-5) y CEFEIDAS GROUP S.A. (CUIT N° 33-71248308-9)”. Finalmente, según establece la RESOLUCIÓN N.° 11/UGC/18 fechada el pasado 12 de septiembre, se adjudicó el “servicio de asesoramiento” a favor de la firma LATINCONSULT S.A. (CUIT N° 30-71463926-5), por la suma total de PESOS NOVECIENTOS OCHENTA MIL CON 00/100 ($ 980.000.-).

¿Será este el “acuerdo” que solicitaba el diputado?