El domingo 16 de septiembre los títulos y espacios principales trabajan en una declaración de López para atribuirle a la ex presidenta la entrega de los bolsos

HACETE AMIGO DEL JUEZ

Pero antes de los títulos tamaño catástrofe para reflejar que López le dijo a Bonadío lo que Bonadío quería escuchar, hubo mucha celebración, obviamente más en Clarín que en La Nación, porque el abogado defensor de Magnetto llega a la presidencia de la Corte. A coro, títulos y “análisis” dieron al ascenso el carácter de “imprevisto” y “sorpresivo”.

 

Comuna net

16 de septiembre 2018

 

La reinstalación en primer plano de la maniobra de las fotocopias contra Cristina Fernández de Kirchner y el asalto a la presidencia de la Corte por parte del abogado defensor de Clarín, Rosenkrantz, son los únicos recursos que encuentran los medios para sostener al macrismo, arrasado políticamente por el desastre económico.

El domingo 16 de septiembre los títulos y espacios principales trabajan en una declaración de López para atribuirle a la ex presidenta la entrega de los bolsos con los que fue meticulosamente filmado en la puerta del convento, imágenes que están siendo republicadas, una y otra vez.

La forma final que se le dará a esta maniobra cuyo ejecutor visible es el pistolero Bonadío parece estar abierta: Fioritti, en Clarín, menciona a voceros anónimos de Cambiemos que dicen desear que Cristina esté habilitada para las elecciones de 2019, con la esperanza de que eso quiebre al peronismo. En cambio, Morales Solá, en La Nación, pide a gritos que el próximo procesamiento, que ya está decidido y Bonadío tecleará, sea confirmado en Cámara y que entonces caigan sobre el Senado dos “sentencias judiciales”, para quitarle los fueros a la ex presidenta y que vaya presa.

Pero antes de los títulos tamaño catástrofe para reflejar que López le dijo a Bonadío lo que Bonadío quería escuchar, hubo mucha celebración, obviamente más en Clarín que en La Nación, porque el abogado defensor de Magnetto llega a la presidencia de la Corte. A coro, títulos y “análisis” dieron al ascenso el carácter de “imprevisto” y “sorpresivo”.

Pero más allá de matices, el coro fue bastante parejo: Lorenzetti es de la “rosca política”, amiguito de Pichetto, “personalista”, con “rasgos caudillescos”. En cambio, Rosenkrantz es “técnico”, “académico”, “institucional”. La mentira es descomunal: porque están diciendo que ser defensor de grandes corporaciones internacionales y nacionales significa pulcritud política/ideológica.

La descripción de antecedentes del nuevo capo de la Corte mostró que estos diarios y opinadores corren cada vez los límites de manipulación: el martes Clarín da su trayectoria censurando el dato de que fue abogado del grupo, que aceptó ir a la Corte cuando Macri quiso imponerlo mediante un decreto inconstitucional y que fue el impulsor del oprobioso fallo del dos por uno para favorecer a genocidas. Kirschbaum, Fernández Moores y Roa, en Clarín, M. Solá, Pagni y Alconada Mon, en La Nación, repitieron este libreto.

La estruendosa escalada inflacionaria obligó el viernes a ambos diarios a acordarse del desastre económico, al tiempo que, hasta ahora, todos trabajan para desmentir que el gobierno se proponga regresar a un sistema de convertibilidad o sepultar al país con una dolarización.

Kirschbaum y González, en Clarín, miran de reojo al peronismo “racional”, como lo llaman. Conservará esa condición virtuosa, dicen, solo si aprueba el Presupuesto, en tanto Cambiemos tiene pocas certezas sobre su capacidad de recuperación electoral. Por esta debilidad, describen, Vidal lanza una ofensiva comunicacional.

Y tomando en cuenta esa debilidad extrema, Pagni y Kirschbaum mencionan en espacios no muy visibles por ahora la posibilidad de anular las PASO de agosto. Con todo descaro Pagni describió el viernes en La Nación la utilidad de esta decisión: que el conjunto del peronismo no pueda resolver su interna en primarias y que deba hacerlo en la elección general. La apuesta es que el electorado se divida en tres tercios, uno del PJ bueno, uno del demonio -el kirchnerismo-, y uno de Cambiemos.

La reinstalación del fotocopiazo busca, parece, que los peronistas buenos pongan más y más distancia con Cristina -una forma de hacerlo, escribió Morales Solá, es aprobar el Presupuesto a gusto del FMI-, y a la vez que en ese reparto de tercios Cristina no pase a segunda vuelta. Parece quedar a mano, para esta hipótesis, la segunda opción: la ex presidenta sin fueros y presa. Y el ejemplo de Brasil puede inspirar para aplicarle la misma medicina que a Lula da Silva, la proscripción, disfrazada de “condena por corrupción”.

El ya abultado libro del vergonzoso periodismo argentino fue engrosado por Clarín y La Nación en estos días, mediante el ocultamiento y/o la manipulación de la noticia del secuestro y torturas a la que fue sometida una maestra de Moreno, deslindando de toda responsabilidad a la gobernadora Vidal, ignorando las amenazas precedentes frente a las cuales el gran aparato de seguridad de la ministra Bullrich fue indiferente. Infobae aportó su granito: en un título le llamó “intimidación” a este hecho. El jueves, para llegar a esta noticia, había que pasar antes por 40 títulos.