Me parece que estamos -en serio- en el "final del ciclo Macri" y no en otra "crisis" (aun cuando que se la adjetive como "grave", o "muy importante").

¿»FINAL» o CRISIS»?

Por Mario Casalla

«Final» y «crisis» no son lo mismo y -más aún -toda crisis supone un «final» (por suerte!). Lo que ocurre es que el «final» (es decir la «consumación» de la una crisis, su «realización en suma» a lo cual sigue su inevitable decaída) sólo puede ser materialmente advertida cuando la «crisis» terminó y ya salimos (bien o mal) de ella. Es decir todo «final» se advierte ex-post (después) y entonces recién se lo data como tal.

Por Mario Casalla

NAC&POP

30/08/2018

Impresionante y reconfortante la convocatoria universitaria.

Mucho más, en medio de esa inclemencia climática y del otro «clima», el del debacle generalizada que vivía el país desde las 10 de la mañana de ayer.

Me parece que estamos -en serio- en el «final del ciclo Macri» y no en otra «crisis» (aun cuando que se la adjetive como «grave», o «muy importante»).

«Final» y «crisis» no son lo mismo y -más aún -toda crisis supone un «final» (por suerte!).

Lo que ocurre es que el «final» (es decir la «consumación» de la una crisis, su «realización en suma» a lo cual sigue  su inevitable decaída) sólo puede ser materialmente advertida cuando la «crisis» terminó y ya salimos (bien o mal) de ella.

Es decir todo «final» se advierte ex-post (después) y entonces recién se lo data como tal.

Lo que sí se puede hacer es intentar vislumbrar, si lo que ocurrió es o no otro «hecho» (todavia subsumible en una cadena) o si se «cortó» la cadena y aquéllo que todavia se mueve lo hace por inercia (Newton dixit) hacia su inevitable punto de reposo (es decir su «final»).

A mí me ayudó alguna vez  a pensar esto – y no sería malo que si a alguien le interesa lo haga – trabajar la noción de «acontecimiento» en Heidegger (en alemán, ese «ereignis», de difícil traducción exacta).

Un «acontecimiento», a diferencia de los «hechos», abre (despeja) un «claro en el bosque» para que lo nuevo surja.

En cambio un «hecho» continua siempre una cierta cadena.

Para concluir y sugiriendo seguir esta conversación ( más allá de los «hechos» que en un ratito volverán a surgir en catarata inevitable!), una segunda diferencia clave es la siguiente: en una «crisis» siempre hay un elemento que le es interior, ‘tocando’ el cual es posible superarla o al menos pasarla.

En el «final», no.

El final es el canto del cisne.

Una amor desangelado, una desengaño imperdonable.

Volviendo abruptamente a la «galaxia Macri»: ¿es posible salvarlo sin cambiar el «modelo”, es decir aquello que no puede perder sin dejar de ser lo que es (su «ser» más íntimo)?

Tengo para mí que NO.

Por eso estamos (pienso) en el COMIENZO de un «final».

Y todo Final, claro, tiene su propio tiempo (que no es el de los «hechos», sino que se «hace con ellos» y los consuma).

MC/