En la Casa Rosada empiezan a preocuparse porque perciben que el juez Claudio Bonadio no responde al presidente Mauricio Macri

MAGNETTO-BONADIO-PICHETTO:“DESPUÉS DE CRISTINA VAMOS POR MACRI Y NOS QUEDAMOS CON EL GOBIERNO”

Por Alfredo Silletta

El gobierno creyó que con las “fotocopias” del cuaderno podría desgastar la figura de la ex presidenta, que la gente se olvide la crisis económica que se vive en el país y que quizás Cristina Kirchner termine presa. Pero no sucedió eso. La imagen de la senadora se mantiene, mientras que Macri sigue cayendo y Bonadio decidió empezar a “apretar” decenas de empresarios.

 

Por Alfredo Silletta

Info135

24/08/18

 

En la Casa Rosada empiezan a preocuparse porque perciben que el juez Claudio Bonadio no responde al presidente Mauricio Macri, sino más bien hacia el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, al senador Miguel Angel Pichetto o al mismísimo Héctor Magnetto, el CEO del Grupo Clarín. Los dos primeros podrían reemplazarlo si el gobierno termina en una verdadera debacle económica y Magnetto sólo piensa en sus negocios.

El gobierno creyó que con las “fotocopias” del cuaderno podría desgastar la figura de la ex presidenta, que la gente se olvide la crisis económica que se vive en el país y que quizás Cristina Kirchner termine presa.  Pero no sucedió eso. La imagen de la senadora se mantiene, mientras que Macri sigue cayendo y Bonadio decidió empezar a “apretar” decenas de  empresarios, incluido la de las eléctricas, y en cualquier momento pueden aparecer los nombres de Franco, Mauricio y Nicolás Caputo, los verdaderos dueños de los negocios con el Estado, desde la época de la dictadura militar.

El economista Carlos Melconian afirma que el plan con el FMI no aguanta, que hay que liberar el dólar a 40 o 50 pesos y realizar un ajuste más profundo y en caso que las expectativas no  funcionen habrá que volver a un cepo cambiario y aumentar las retenciones, algo que horroriza a Cambiemos. Más allá de los cuadernogate, el gobierno rifo en siete meses 20 mil millones de dólares de reservas, las cuales la mayoría se fugaron al exterior.

El mismo grupo Clarín, tan beneficiado por Cambiemos, empieza a sufrir los sacudones de la crisis económica y la dolarización de la economía. La dolarización y el aumento de la divisa, hace que los créditos en el exterior golpeen más al Grupo, y la crisis económica hace que la gente abandone el cable en primer lugar antes que dejar de pagar la luz o el gas. De allí que Magnetto busca alguna alternativa con un peronismo amigable como el conducido por el senador Pichetto.

Anoche se produjo el primer cruce entre Cristina y Pichetto. La ex presidenta recordó que aunque un rayo la parta, hay algunos que nunca llegaran con el voto popular y hablo de “fuego amigo” de sectores del peronismo. En realidad, se dice que Bonadio es intimo amigo de Pichetto y la jugada de los cuadernos era para que la ex presidenta de un paso al costado y se baje de una posible candidatura. El senador de Argentina Federal le contestó “que no hay ningún esquema de conspiración y que “va a ser candidata en 2019”. Más allá que Pichetto afirma que Macri debe terminar su mandato, el dirigente Guillermo Moreno viene señalando  que “esto termina como en Perú, con el presidente destituido por una Asamblea Parlamentaria por “inhabilidad moral”.

El diputado Leopoldo Moreau afirma que atrás de Bonadio está la Embajada de Estados Unidos que, como ya lo hizo en Brasil, terminará comprando por dos pesos las empresas de los arrepentidos. Se sabe que después del Lava Jato, Petrobras,  la empresa más importante de Brasil encargada de la extracción del petróleo, terminó en manos de empresas norteamericanas.

Por ahora, Mauricio Macri es el candidato de la reelección, pero ante la posibilidad que gane Cristina Kirchner, se tumbaría el gobierno de Macri y a través de una Asamblea Legilativa se entregaría el gobierno al senador Pichetto o quizás al mismo Ricardo Lorenzetti, pero esa movida, como sucedió en 2001, lo decidirá Magnetto, el hombre fuerte de la Argentina.