De acuerdo con los cálculos del Dr. Fernández Pastor (FOTO), la población afectada por el Decreto de Macri que recorta las asignaciones familiares alcanza un total de 449.409 beneficiarios que sufrirán el ajuste en sus ingresos.

PASARON DE LAS ASIGNACIONES A LA PUBLICIDAD (NECESITAN PLATA PARA TAPAR SUS MISERIAS)

El gobierno está empeñado en profundizar el deterioro económico y social del país. Con anteojeras ideológicas que demuestran su ignorancia sobre el funcionamiento de la economía, agrede la justicia social, sin detenerse a observar que está pisoteando la racionalidad económica.La cornisa del ajuste por la que el gobierno camina de la mano del FMI no hace más que profundizar la recesión.

 

De acuerdo con los cálculos del Dr. Fernández Pastor, la población afectada por el Decreto de Macri que recorta las asignaciones familiares alcanza un total de 449.409 beneficiarios que sufrirán el ajuste en sus ingresos.

Macri piensa quitarle asignaciones familiares por $3.282.107.400 anuales a Tierra del Fuego, Santa Cruz y Chubut. Por $1.525.592.250 a Rio Negro, Neuquén, La Pampa, Mendoza y Formosa. Por $1.131.649.200 a Salta y Jujuy. En total: $5.939.348.850. O sea, U$S 212 millones anuales.

El gobierno está empeñado en profundizar el deterioro económico y social del país. Con anteojeras ideológicas que demuestran su ignorancia sobre el funcionamiento de la economía, agrede la justicia social, sin detenerse a observar que está pisoteando la racionalidad económica.

El gobierno piensa ajustar en asignaciones familiares -¡vitales para miles de familias y pueblos del interior!- U$S 17,7 millones por mes. A ver: POR U$S 17 MILLONES LE SACAN LA COMIDA DE LA BOCA A LOS NIÑOS MIENTRAS RIFAN U$S 100 MILLONES X DÍA ENTRE LOS FUGADORES MAYORISTAS…

El cornisa del ajuste por la que el gobierno camina de la mano del FMI no hace más que profundizar la recesión y precipitar la crisis social, mientras se desentienden de los problemas estructurales de la economía porque -eso sí- la fuga de los amigos no se toca.

Vamos a trabajar con la convicción de siempre para derogar este decreto -que desnuda el espíritu con el que el gobierno avanza contra el pueblo-: unitario (desconoce las desigualdades de nuestra realidad federal), insensible (para lastimar a los más vulnerables) e inconstitucional (atenta contra la progresividad de los derechos sociales).

Ellos trajeron el cambio. Vaya que lo trajeron. Pero para nosotros hay cosas que nunca van a cambiar: LOS ÚNICOS PRIVILEGIADOS SON LOS NIÑOS.