En un fallo de 36 páginas dos jueces remarcaron los derechos indígenas puestos en valor desde la Constitución, el convenio 169 de la OIT sobre pueblos originarios, y Naciones Unidas.

JONES HUALA

Por Juan Alonso

Ahora el juez Villanueva debe precisar las condiciones de detención. El fiscal propuso el uso de una tobillera electrónica y la presentación en el Juzgado una vez al mes. La persecución étnica, ideológica y política a los mapuches se produce al mismo tiempo que la fuga de capitales y la entrega de la Patria al FMI y sus exigencias de hambre.

Por Juan Alonso

 

En un fallo de 36 páginas dos jueces remarcaron los derechos indígenas puestos en valor desde la Constitución, el convenio 169 de la OIT sobre pueblos originarios, y Naciones Unidas.

La prosa encriptada del juez Slokar contrasta con el estilo llano de la jueza Figueroa.

El maestro Alberto Laiseca hubiese usado este fallo de 36 páginas en Los Sorias.

El rechazo absoluto de los derechos del «encausado» que promueve Riggi está inspirado en el relato de un inquisidor de 1478.

Sobra Latín para la represión y las rejas.

Ahora el juez Villanueva debe precisar las condiciones de detención. El fiscal propuso el uso de una tobillera electrónica y la presentación en el Juzgado una vez al mes.

Jones Huala dio el domicilio de su abuela Trinidad en Esquel.

Su familia vive en la maseta de Chubut desde fines del siglo XIX mucho antes de la llegada de los Macri desde Calabria.

La persecución étnica, ideológica y política a los mapuches se produce al mismo tiempo que la fuga de capitales y la entrega de la Patria al FMI y sus exigencias de hambre.