El Peronismo no es de derecha o izquierda, tampoco de centro, es el Movimiento Nacional de Liberación. (JR)

NI DE DERECHA NI DE IZQUIERDA NI DE CENTRO: PERONISMO

Por Jorge Rachid

Cuando en el campo nacional desde Jauretche a Scalabrini Ortiz, junto al GOU de Perón, se planteaban la neutralidad en la ll guerra mundial, como había hecho Irigoyen con la primera, fueron catalogados de fascistas, por los partidos de izquierda, el Comunista incluido, junto a la embajada de EEUU. Eso definió desde supuestas derechas e izquierdas, décadas de historia y desencuentros de nuestro país.

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

2/3/18

Quienes aún usan las categorías del siglo XVlll, Revolución Francesa mediante, 1789, siguen describiendo la realidad desde ese Parlamento enfrentado entre Jacobinos y Republicanos, que decretó la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad, para “ellos”, olvidando sus colonias africanas y asiáticas.

Veamos un poco el devenir histórico para ubicar derechas e izquierdas.

La Revolución de los Palmares en el reino portugués en el 1600, realizada por los negros libertos que vivían en los quilombos amazónicos y duró 100 años, hasta que fueron vencidos.

¿Dónde los ubicamos?

Deberíamos pensar entonces en la Revolución esclavista de Haití, que lleva al gobierno al General Petión, que ayuda a Miranda y Bolívar, al fracasar la primera Revolución boba de Venezuela, a regresar pertrechados a reiniciar la campaña del Libertador, siendo la única revolución esclavista que llega al poder en el mundo ¿es de derecha o de izquierda?

¿Ghandi era derecha o izquierda?

La socialdemocracia europea hoy ¿es el ala izquierda del neoliberalismo?

Como vemos los caprichos de la historia no encajan con los pensamientos elaborados en función de realidades diferentes, en donde el pensamiento centroeuropeo jamás interpretó el proceso de Liberación colonial del siglo XlX, que llevaron adelante los patriotas americanos.

El mismo Marx en su enorme capacidad desconocía a Bolívar y pedía su captura, en 1848.

Este diagnóstico se expresó con claridad en el Congreso de la Segunda Internacional Socialista donde Jean Jaurés plantea que la lucha entre capital y trabajo, era diferente en los países centrales y los países coloniales y dependientes, donde esa lucha favorecía a los terratenientes.

En esa óptica adhiere el enorme Manuel Ugarte fundador del Partido Socialista en Argentina, junto a J.B Justo, que a partir de esa adhesión es expulsado del Partido y rescatado por Perón recién en los años 50

Cuando en el campo nacional desde Jauretche a Scalabrini Ortiz, junto al GOU de Perón, se planteaban la neutralidad en la ll guerra mundial, como había hecho Irigoyen con la primera, fueron catalogados de fascistas, por los partidos de izquierda, el Comunista incluido, junto a la embajada de EEUU.

Eso definió desde supuestas derechas e izquierdas, décadas de historia y desencuentros de nuestro país.

Entonces que es ser derecha o izquierda hoy, cuando el mundo se mueve por Bloques Continentales como el UNASUR que promueven desde la heterodoxia económica y el movimientismo político, una política de soberanía e inclusión social, revolucionaria frente a un neoliberalismo, inhumano y asesino que marca agenda por la macro economía, enterrando y desplazando seres humanos por el mundo de acuerdo a sus intereses.

Sin dudas Patria o Colonia sigue siendo la contradicción principal.

Por esa razón el peronismo nunca fue un partido político a la medida de las concepciones demoliberales, siempre fue, es y será un Movimiento Nacional de Liberación, usando la herramienta Partido a los fines electorales, ya que a lo largo de 70 años de historia, consolidada en la cultura y la identidad nacional, siempre llegó al gobierno por el voto popular democrático.

Nunca acudió a la mentira como quienes gobiernan hoy, junto a los que aceptaron proscripciones y esencialmente fueron parte de las dictaduras cívico militares golpistas-

Sin embargo siempre fue juzgado el peronismo bajo ese prisma antiguo y lejano a la realidad. Los procesos nacionales de liberación, hoy desde la concepción de Patria Grande, como nos dejó escrito Perón en su legado: Modelo Argentino para un Proyecto Nacional en donde la defensa de los recursos naturales y la concepción americana, morena, profunda y criolla del pensamiento sincrético de los pueblos integrados, nos diferencian de concepciones europeístas, que integramos en ese pensamiento americano totalizador.

¿Entonces que valor tiene hoy plantear derechas e izquierdas, cuando lo que está en juego es la Patria, cuando estamos frente a una  nueva colonización en el siglo XXl?

Sin dudas el peronismo, eje necesario del movimiento nacional, no puede definirse desde esas categorías ya que quienes lo hacen achican la confrontación con el enemigo, que no sólo agrede a otros sectores del campo nacional, sino que al entregar el patrimonio nacional, someter a nuestro pueblo, cediendo soberanía amplía la confrontación y debemos enfrentarlo con todos quienes estén dispuestos a derrotarlos,  desde un abanico movimientista que como siempre vive en tensión por contradicciones internas y certezas comunes de Patria.

Esa lucha es de recuperación identitaria y soberana que incluye al conjunto del pueblo.

JR/