Tragedia en el rio y los hombres de Ley

LANCHAS: CHOQUE DE DOS MUNDOS

Por Gustavo Acosta

Quiero que este mensaje se repita y se escuche FUERTE Y CLARO:
A la familia Sueta, la negligencia, la irresponsabilidad y la impunidad de muchos extraños de esa clase que andan en nuestras Islas, les alteraron el orden natural de la vida y de las cosas.
Los Padres no debemos enterrar a nuestros hijos.

Por Gustavo Acosta

 

Buen día a todos.

Hoy van a ver en las noticias, de que se produjo un accidente en las Islas, un choque de lanchas.

Fue en el río Carapachay el viernes 23, alrededor de las 20:30.

Dos lanchas iban corriendo una «carrera», con la proa en dirección a Tigre, con sus tripulantes, re mamados o quizá más. En sentido contrario y por el mismo río, una familia en una embarcación menor volviendo a casa.

Los que les pasaron por arriba a esa familia y no es una metáfora, parece que todos eran «hombres de ley», con perdón de la Ley, el derecho, y la profesión de abogados.

Le pasaron por arriba y a toda máquina a un bote sencillo, de esos que usamos en el Delta todos los que vivimos o hemos vivido allí.

Todos estos «buenos muchachos» están libertad.

Todos.

En cambio Ángel Sueta, su mujer Maria Elena y su hija Tamara, que iban con rumbo a casa en el arroyo Las Ánimas.

NO LLEGARON esa noche a su hogar.

Tamara ya no está entre nosotros, su papá y su mamá están internados en el Hospital de Pacheco recuperándose del daño físico, de las otras lesiones, las que no sangran ni cicatrizan no sé.

Pero de todo corazón espero que lo logren.

Ayer me permitieron ver unos minutos a Angel en el Hospital y me quebró y estoy todavía así, lo que le pasa a el es inimaginable.

Quiero que este mensaje se repita y se escuche FUERTE Y CLARO:

A la familia Sueta, la negligencia, la irresponsabilidad y la impunidad de muchos extraños de esa clase que andan en nuestras Islas, les alteraron el orden natural de la vida y de las cosas.

Los Padres no debemos enterrar a nuestros hijos.

Se que entre ustedes hay almas nobles que rezan y oran y yo, que soy casi un indiferente en materia religiosa, les pido encarecidamente que lo hagan por esa familia que hoy esta quebrada por el dolor de la perdida y que juntos, los que los conocemos y los que se enteran por los medios de esta desgracia que tiene responsables, los ponga a estos tipos ante los tribunales con jueces y fiscales que alguna vez, una sola vez al menos!!!!

Los trate Como iguales frente a la Ley y no como amigos/conocidos, «colegas», «o gente del palo», que » no se dieron cuenta o que cometieron un lamentable error «.

La familia Sueta, sus amigos y vecinos de las Islas, queremos ver condenados por este hecho.

No queremos ver a los responsables de la muerte de Tamara Sueta en libertad, caminando entre nosotros como iguales porque no son iguales a nosotros.

Cometieron un homicidio y están libres, en casa, seguramente moviendo relaciones con la «familia judicial» para atenuar los efectos de este gravísimo hecho.

No señores!!!

Acá esperamos juicio y condena ejemplar, «nada en suspenso».

Por favor reenvíen esto, que todo el mundo se entere, que llegue hasta el último rincón del Territorio Nacional para que no vuelva a pasar y que los responsables estén tras las rejas.

 

Les mando a todos un fuerte abrazo.

 

 

NOTA NAC&POP:  La embarcación que produjo el accidente era conducida por Manuel Beccar Varela, un abogado especialista en derecho penal, quien navegaba bajo los efectos del alcohol, según informaron fuentes cercanas a la causa.

 

Fotos: Infobae y La Nación