Cortar los alambrados y saltar las tranqueras, hoy significa tener el espíritu crítico y la rebeldía necesaria frente a un "sentido común" generado desde el neoliberalismo

CORTAR ALAMBRADAS Y SALTAR LAS TRANQUERAS

Por Eduardo Di Cola

Futuro que solo llegará de la mano de más empobrecimiento para los trabajadores, jubilados, Pymes, y en general de todo el empresariado nacional pequeño, mediano e incluso grande que no esté ligado a los sectores del privilegio, todo acompañado de un endeudamiento del país que condicionará nuestra capacidad de decisión libre y soberana, como ha sucedido en tantas etapas de la historia

 

Por Eduardo Di Cola

 

Cortar los alambrados y saltar las tranqueras, hoy significa tener el espíritu crítico y la rebeldía necesaria frente a un «sentido común» generado desde el neoliberalismo, que no es otra cosa que un populismo de derecha que beneficia en forma inmediata a los grupos hiper concentrados extranacionales y sus aliados locales, imponiendo sacrificios y esfuerzos a la inmensa mayoría con la promesa de un futuro mejor.

Futuro que solo llegará de la mano de más empobrecimiento para los trabajadores, jubilados, Pymes, y en general de todo el empresariado nacional pequeño, mediano e incluso grande que no esté ligado a los sectores del privilegio, todo acompañado  de un endeudamiento del país que condicionará nuestra capacidad de decisión libre y soberana, como ha sucedido en tantas etapas de la historia.

Nuestro espíritu crítico no necesita de una gran investigación.

Solo recordar las políticas y sus consecuencias de lo que nos pasó en la historia reciente. Incluso actualmente, de la mano de muchos de los mismos protagonistas de aquel tiempo.