Lo que sucede en las canchas de fútbol siempre fue considerado un termómetro social. A fines de 1981 el desprestigio y las denuncias contra la dictadura militar se aceleraron considerablemente.

LA TRIBUNA ES EL PUEBLO

Por Cora Gamarnik

Este domingo pasado 4 de febrero en el partido San Lorenzo-Boca disputado en el nuevo gasómetro (y sobre el cual hubo muchas denuncias acerca de los ‘errores’ del referí que beneficiaron a Boca) pasó además de fútbol otra cosa.
Miles de hinchas de San Lorenzo cantaron contra Macri.
Es un dato. Repito, las canchas son termómetros sociales.

 

Por Cora Gamarnik

 

Paralelas

Lo que sucede en las canchas de fútbol siempre fue considerado un termómetro social.

A fines de 1981 el desprestigio y las denuncias contra la dictadura militar se aceleraron considerablemente.

El régimen que pensaba perpetuarse a sí mismo había dado sobradas muestras de crueldad, crisis internas y también de ineficencia.

Hasta aquellos que los habían apoyado fervientemente comenzaron a tomar distancia.

En ese contexto el 24 de octubre de 1981 en un partido de la B contra Defensores de Belgrano, la hinchada de Chicago cantó la marcha peronista en el estadio.

Era la primera vez que ‘la marchita’ se volvía a escuchar masivamente y en un lugar público.

A la salida la policía se llevó a muchos de esos hinchas trotando varias cuadras hasta la comisaría 42 (reconstruyo la historia con datos que contó Juan Jose Panno en su facebook y Martín Sivak en su libro ‘Clarín: la era Magnetto’, pág. 59.)

En el partido siguiente en la cancha de Arsenal de Sarandí la hinchada de Chicago cantó esta vez el “Arroz con leche”.

Hinchas y policías entendieron la ironía así que la policía volvió a detener a unos 30 hinchas.

Esta vez por cantar la canción infantil.

Ahora que estamos ante una nueva avanzada represiva y un gobierno que defiende el gatillo fácil, Juan José Panno recuerda que el comisario que llevó presos a los hinchas en 1981, de apellido Velaztiqui, fue el que en el 2001 mató a los tres jóvenes que estaban tomando algo en una estación de servicio de Floresta.

Este domingo pasado 4 de febrero en el partido San Lorenzo-Boca disputado en el nuevo gasómetro (y sobre el cual hubo muchas denuncias acerca de los ‘errores’ del referí que beneficiaron a Boca) pasó además de fútbol otra cosa.

Miles de hinchas de San Lorenzo cantaron contra Macri.

Es un dato. Repito, las canchas son termómetros sociales.

En las tribunas esta el pueblo.

https://www.facebook.com/cora.gamarnik/videos/1714680855250967/

 

LA HINCHADA DE SAN LORENZO LE CANTA A MAURICIO MACRI

LA HINCHADA DE ALL BOYS TAMBIÉN LE CANTA A MACRI