En su tercer día de visita a Chile, el papa Francisco celebró en Temuco la “Misa de la integración de los pueblos”, junto a grupos mapuches argentinos y chilenos. También recordó las “graves violaciones a los derechos humanos” cometidas por la última dictadura chilena.

EL PAPA RECORDÓ A LAS VICTIMAS DE PINOCHET CON LOS MAPUCHES

Por Claudio Siniscalco

“Esta celebración la ofrecemos por todos los que sufrieron y murieron, y por los que cada día llevan sobre sus espaldas el peso de tantas injusticias”, señaló el Papa durante su homilía en el aeródromo de Maquehue. Brindó un mensaje de techazo a la violencia y recordó a los que sufrieron y murieron por la dictadura de Pinochet.

Por Claudio Siniscalco

Infobaires 24

17 de enero 2018

FRANCISCO CELEBRÓ MISA CON MAPUCHES Y RECORDÓ A LAS VÍCTIMAS DE LA DICTADURA DE PINOCHET

En su tercer día de visita a Chile, el papa Francisco celebró en Temuco la “Misa de la integración de los pueblos”, junto a grupos mapuches argentinos y chilenos. También recordó las “graves violaciones a los derechos humanos” cometidas por la última dictadura chilena. 

El pontífice propició la “defensa de todas las culturas indígenas” y destacó la necesidad de que cada pueblo aporte sus riquezas y deje de lado “la lógica de creer que existen culturas superiores o inferiores”.

“Esta celebración la ofrecemos por todos los que sufrieron y murieron, y por los que cada día llevan sobre sus espaldas el peso de tantas injusticias”, señaló el Papa durante su homilía en el aeródromo de Maquehue. Brindó un mensaje de techazo a la violencia y recordó a los que sufrieron y murieron por la dictadura de Pinochet.

Francisco buscó acercar posiciones en el conflicto de los pueblos mapuches por la reivindicación de tierras. “La defensa de la cultura del reconocimiento mutuo no puede construirse en base a la violencia y destrucción que termina cobrándose vidas humanas”.

“No se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro”, expresó, junto a sacerdotes y referentes mapuches,  después de exhortarlos a buscar “el camino de la no violencia activa, como un estilo de política para la paz”.

El Papa agradeció poder haber visitado la Araucanía, elogió su belleza y saludó “de manera especial a los miembros del pueblo mapuche, así como también a los demás pueblos originarios que viven en estas tierras australes como los rapanui (de la Isla de Pascua), aymara, quechua, atacameños, y tantos otros”.

Maquehue, que se levanta en un terreno que es una base aérea, también fue durante la dictadura de Augusto Pinochet un centro de torturas. El Papa recordó durante su homilía que allí “tuvieron lugar graves violaciones a los derechos humanos”.