Un compañero mandó un mensaje que decía ‘militante es el que no se entrega’, que me parece una buena definición.

ESTECHE: «MILITANTE ES EL QUE NO SE ENTREGA»

“La militancia que se valora es la que va a conjungar la abnegación con la fiesta, dado que hoy lo que se recuerda es aquella épica movilización a Ezeiza para buscar al general Perón”, rememoró Esteche, a modo de carta de presentación.

MisionesOnLine

20/11/2017

El reconocido dirigente social visitó la capital misionera para celebrar el Día del Militante y pasó por los estudios de Misiones Online TV, donde habló sobre el gobierno de Mauricio Macri, el violento ataque del que fue víctima días atrás y cómo marcha su situación judicial.

Polémicas aparte, Fernando Esteche conserva el mismo ímpetu que tenía en los 90, cuando se dio a conocer públicamente al mando de la agrupación Quebracho: todavía brinda charlas y gira por el país incansablamente, aunque hoy carga sus tintas en contra del gobierno de Mauricio Macri.

Precisamente, en el marco del Día del Militante, el reconocido dirigente social visitó Posadas y pasó por los estudios de Misiones Online TV.

“Un compañero mandó un mensaje que decía ‘militante es el que no se entrega’, que me parece una buena definición.

El militante de la fiesta, de cuando está todo bien, es un tipo de militante; yo soy de los otros: de los que vienen de la resistencia.

Me parece que la militancia que se valora es la que va a conjungar la abnegación con la fiesta, dado que hoy lo que se recuerda aquella épica movilización a Ezeiza para buscar al general Perón”, rememoró Esteche, a modo de carta de presentación.

En ese sentido, comparó aquella situación con la que viven hoy “unos pocos militantes” que se acercan a ver a Amado Boudou, a quien definió como “preso político”:

“Es una marca epocal de cómo estamos y dónde estamos como pueblo, por eso bien vale la pena una reivindicación de la militancia en una situación como ésta”.

Ahondando en una situación que calificó como “revanchista”, indicó: “Hay tipos como Pagni, que no se puede decir precisamente que es kirchnerista, ni mucho menos; o el propio Tenembaum, ambos están planteando que es más que evidente que hoy lo que hay en Argentina es persecución.

Fue caballito de campaña tanto de Elisa Carrió como del PRO en la campaña presidencial esta revancha, que opera descuidando formas, procedimientos; y llevando el Estado de Derecho a un abismo.

Empezaron a plantear esta suerte de prisiones preventivas, que son condenas anticipadas.

Además, frente a delitos que son excarcelables y no son de cumplimiento en suspenso, sin embargo están cumpliendo condenas mediáticas y sociales”.

En palabras de Esteche, a la operación judicial se le complementa la actuación de los grandes medios de comunicación de nuestro país: “Hay un juego perverso, apuestan a ver quién es el próximo, si va a ser Echegaray, Aníbal Fernández, Mariotto.

La bruja mayor en esta caza de brujas es Cristina.

Es tipo Salem, tiene los condimentos de la fascinación, con un público que espera una respuesta, sin importar que sea la verdad”.

Asimismo, se refirió a las dos causas que enfrenta él: una por supuesta apología al crimen y otra por traición a la patria.

La primera tiene como causa “una frase que planteaba que este es un gobierno que gobierna contra el pueblo, entonces no hay que dejarlo gobernar.

Eso me valió un juicio”, que comenzará este 13 de diciembre.

La otra es más compleja, ya que es la misma “que le inician a Cristina, Timerman y algunos funcionarios y diputados nacionales.

Es una ficción absoluta, distintas instancias judiciales plantearon la no judiciabilidad de lo que se estaba tratando y la inconsistencia de las acusaciones, pero a pesar de ello la activaron de nuevo”.

“Lo de Quebracho era una agonía estirada”

Hasta hace pocos meses atrás, hablar de Quebracho era hablar de Esteche, y viceversa.

Ya no más: ahora Esteche lidera su nuevo partido, Patria Para Todos.

“La salida de Quebracho fue un paso más de lo que terminó siendo la implosión de la organización, que como estructura política no existe más, más allá de tres o cuatro pibes con una bandera que pretendan arrebatar la identidad histórica que construimos.

Fue paradigmática en los noventa y tiene que ver con determinado tipo de repertorio de protesta y de forma de manifestación política que entendemos que para los tiempos que corren no nos permiten hacer una política más amplia, complejizando los dispositivos de despliegue político.

Era una suerte de agonía estirada”, comentó.

Días atrás, durante una manifestación por la aparición con vida de Santiago Maldonado, algunos de esos “ex compañeros” perpetraron lo que Esteche denominó “un intento de asesinato” en su contra a las puñaladas.

“Son esos chicos, que son una pandilla enajenada que está monitoreada por otros intereses.

Desde ahí existe una enajenación respecto a todos los que fuimos compañeros de ellos”, consideró el dirigente.

Respecto a su actual agrupación, comentó que se trata “de una construcción en la que convergen compañeros que vienen de distintas experiencias, ahí están Amado Boudou, Gabriel Mariotto y Néstor Segovia, de los Metrodelegados; compañeros con trayectorias pesadas y mucha experiencia.

Viene a ser una plataforma política para ofrecer en cuanto a salida electoral, es parte de un dispositivo más complejo para afrontar estos cuatro jinetes del apocalipsis que está planteando Macri: la reforma del Estado, la reforma tributaria, la reforma previsional y la reforma labora.

Esto, que es una declaración de guerra al pueblo argentino, se enfrenta con una estrategia integral: es insuficiente pensar que alcanza sólo con el Congreso o sólo con la movilización”.

Y finalizó: “Hay que ir construyendo una propuesta política que concentre, en una muy amplia alianza, la posibilidad de construir ‘el abrigo del pobre’.

Esa amplia alianza se construye con barro, pero también con bosta.

Hay que lograr que el barro sea más que la bosta, en todo caso.

Sí hay que tener claro que para la posibilidad de esa amplia alianza es necesario el concurso de los sectores que han procesado y protagonizado en los últimos años la construcción de derecho en Argentina. Ahí están el peronismo, la izquierda, los sindicatos que luchan, los compañeros que han hecho gestión pública en favor de los intereses populares, los estudiantes, los trabajadores; ahí está Cristina Kirchner, como una condición necesaria, pero no suficiente.

Hay quienes creen que Cristina Kirchner es condición suficiente de la articulación de la oposición al macrismo, nosotros decimos que no, pero sí es una condición necesaria e ineludible”.