Al referirse al año 2016 el Jefe de Gabinete Marcos Peña aseguró que pese a la apertura externa las importaciones no aumentaron. Agrega que fueron 7% menores que en 2015 y 25% más baja que en 2011, año de mayores importaciones del gobierno anterior.

DÉFICIT COMERCIAL RECORD EN LA HISTORIA

Por Eduardo Di Cola

Argumento falaz.

Se refiere al «valor» de lo importado y no a las «cantidades». En los primeros 8 meses las importaciones en valor se redujeron un 7,6% en comparación con igual período de 2015, en tanto las cantidades aumentaron un 6,2%.

 

 

2017 se consolidará como el año de mayor déficit comercial de la historia

 

Por Eduardo Di Cola

 

Al referirse al año 2016 el Jefe de Gabinete Marcos Peña aseguró que pese a la apertura externa  las importaciones no aumentaron. Agrega que fueron 7% menores que en 2015 y 25% más baja que en 2011, año de mayores importaciones del gobierno anterior.

Argumento falaz. Se refiere al «valor» de lo importado y no a las «cantidades». En los primeros 8 meses las importaciones en valor se redujeron un 7,6%  en comparación con igual período de 2015, en tanto las cantidades aumentaron un 6,2%.

A su vez, con relación a los primeros 8 meses del corriente año comparados con el 2015, las cantidades importadas aumentaron 17%, mientras el valor creció un 7,9%. Este fenómenos es mucho más perjudicial para la producción nacional como consecuencia que los bienes que ingresan son más baratos.

Tan grave como lo anterior constituye la circunstancia que el aumento de las importaciones se produce esencialmente en bienes finales, es decir los que compiten íntegramente con la industria local. Con relación a este rubro tenemos que en los primeros 8 meses, lo que fue el 17% para las importaciones en general, se estira al 36,5% para los bienes finales.

Peña compara con el 2011 por haber sido el de mayores importaciones durante la gestión anterior. Sigue con la misma lógica de análisis. Se refiere a «valores» y no a «cantidades». Durante el 2017 las importaciones de bienes finales fueron 45,4% mayores en cantidades que las del 2011.

Esto ha conducido a que el déficit comercial de este año batirá el récord de toda su historia. En los primeros 9 meses ha superado todos los cálculos previos estimados para todo el año, tanto oficiales como de consultoras privadas. Es más, el déficit será  superior a las estimaciones que se hacían para el año que viene. Tal desfase, además del daño que produce a la industrial nacional, originará un desequilibrio que según las consultoras de la city porteña puede alcanzar los 7.000 millones de dólares, que como viene haciéndose a paso redoblado, se financiará con más, y más deuda.

Peor aún si tenemos en cuenta que este escenario de importaciones se da en el marco de caída del PBI per cápita.

Una última reflexión.

El gobierno fundamenta la apertura criticando a la gestión anterior por haber «aislado y cerrado a la Argentina».

Ahora que tiene que justificar las importaciones dice que son menores a las del año 2011.

Finalmente ¿En qué quedamos?.

Según el gobierno ¿Argentina estaba, o no cerrada y aislada?