La estrategia es que te sientas solo. La estrategia es que creas que pertenecés a una minoría insignificante.

SOLO

Por Jorge Kostinger

La estrategia es que termines pensando que te equivocaste de país, que caíste desde uno imaginario a uno de verdad donde tus valores no sirven para una mierda.
La estrategia es poner a 200 monos a decir barbaridades por las redes, fingiendo una mayoría a la que las mentes débiles se sumarán diciendo, repitiendo, regurgitando barbaridades.

 

 

Por Jorge Kostinger

 

«La estrategia es que te sientas solo.

La estrategia es que creas que pertenecés a una minoría insignificante.

La estrategia es que termines pensando que te equivocaste de país, que caíste desde uno imaginario a uno de verdad donde tus valores no sirven para una mierda.

La estrategia es poner a 200 monos a decir barbaridades por las redes, fingiendo una mayoría a la que las mentes débiles se sumarán diciendo, repitiendo, regurgitando barbaridades.

El plan es que duermas como el orto, el plan es que fumes como loco, el plan es que te empastilles más de la cuenta, chupes más de la cuenta, no cojas, no comas, no vivas plenamente la vida, porque tu vida ahora está en sus manos, porque tu vida no vale nada si los disvalores que ellos establecen como unánimes ya han ganado todas las batallas.

El plan es estrangularte la alegría, que te sientas cercado, impotente, con el culo mojado, sentado a la vera del río, cuidando que no tergiversen el cadáver que flota, que podría ser el de tu hermano.

Dale un abrazo a alguien, urgente, juntá los corazones, que suenen a dúo. Mirá como mira el otro, con esos ojos que dicen lo mismo que los tuyos, que lloran en el mismo instante mientras las manos se crispan. Dame la mano.

Salgamos de esta jaula, los barrotes no están ahí, son nada más que una ilusión que se completa en tu cabeza.»