Somos millones, y nos llevamos bien. Será por el lado ideológico y de compromiso solidario que nos une a los kirchneristas. Somos una verdadera comunidad organizada, mezcla de peronistas, alfonsinistas y socialistas.

PREFERIMOS AMAR A QUERER

Por Juan Forte

Nos conocemos en las redes o en las marchas «A favor de algo» formamos amistades a veces más fuertes que con muchos amigos de la infancia o adolescencia. Compartimos un vino, una pizza o un choripán

 

 

 

Por Juan Forte

 

Somos millones, y nos llevamos bien. Será por el lado ideológico y de compromiso solidario que nos une a los kirchneristas. Somos una verdadera comunidad organizada, mezcla de peronistas, alfonsinistas y socialistas.

Nos conocemos en las redes o en las marchas «A favor de algo» formamos amistades a veces más fuertes que con muchos amigos de la infancia o adolescencia. Compartimos un vino, una pizza o un choripán

Será que nos buscamos, por que los K, o kakas o kukas como nos llama la «clase ilustrada», festejamos cuando un nene de la villa 31 o Fiorito, o del Chaco, o de la Puna reciben una computadora por parte del estado.

O será que vimos positivo que la AUH llegaba a los más desprotegidos, y los más humildes. Eso nos une y nos hace compatriotas, (La patria es el otro).

Si un hermano sudamericano se atiende nuestros Hospitales públicos o se educa en nuestras universidades públicas hinchamos el pecho de orgullo. Sentimos a Sudamérica como nuestra patria grande.

Los kakas o Kukas nos poníamos felices que las amas de casa mayores  tengan su jubilación porque trabajaron toda su vida y nadie les aportó.

Además, nos une Dolina, Fontanarrosa, Galeano, el Indio Solari, Mollo, el flaco Spinetta, Echarri, La Negra Vernaci, Victo Hugo Morales o Fito Paez entre muchos artistas, que coinciden ideológicamente con nuestro proyecto.

Será que nos tiran más los artesanos que las factorías, los mapuches más que la gendarmería. Preferimos los caminos a las fronteras y una mariposa al rockefeller center.

Preferimos la revolución a las pesadillas. bailar a desfilar; amar a querer, tomar a pedir, y antes que nada somos… partidarios de vivir.