“Acabo de hablar con Milagro, está muy emocionada y mandó besos para todos”, relató a El Submarino Diario el diputado provincial (Fuyo) Juan Manuel Esquivel, referente de la Tupac Amaru.

MILAGRO SALA YA ESTÁ EN SU CASA DE EL CARMEN: ‘MANDO BESOS PARA TODOS’

Cerca de las 15.30, el juez Pablo Pullen Llermanos se presentó en el penal de Alto Comedero, y en acuerdo con el director de la Unidad dispuso el traslado de Milagro Sala a la casa de El Carmen donde seguirá cumpliendo con la prisión preventiva.

El Submarino Jujuy

31 agosto, 2017

Cerca de las 15.30, el juez Pablo Pullen Llermanos se presentó en el penal de Alto Comedero, y en acuerdo con el director de la Unidad dispuso el traslado de Milagro Sala a la casa de El Carmen donde seguirá cumpliendo con la prisión preventiva.

“Acabo de hablar con Milagro, está muy emocionada y mandó besos para todos”, relató a El Submarino Diario el diputado provincial (Fuyo) Juan Manuel Esquivel, referente de la Tupac Amaru.

El juez ordenó el traslado de manera sorpresiva, sin haber notificado previamente ni siquiera a los abogados de la dirigente social, que hoy cumplió su día 593 privada de su libertad.

Esquivel remarcó que “Morales tuvo que cumplir con los organismos internacionales, a pesar de todas las arbitrariedades cometidas por el poder político, tanto en la detención primera de Milagro como ahora, con las condiciones que le han impuesto en lo que es un verdadero encierro carcelario domiciliario; con saña y revanchismo; con el odio de clase que han expresado y expresan en cada determinación jurídico política contra Milagro”.

“Con todo eso y a pesar de todo eso, Morales tuvo que cumplir.

Todos los compañeros que han acompañado a Milagro y a los otros detenidos políticos, los que bancaron la parada, soportaron presiones y persecución, le han doblado el brazo al autoritarismo en la provincia de Jujuy”.

Los abogados de Sala ya presentaron las apelaciones correspondientes a las restricciones que impuso Pullen Llermanos al régimen que debe cumplirse en El Carmen.

“Las restricciones son absolutamente ilegales”, advirtieron.

Reiteraron que lo dispuesto por el juez “no es una prisión domiciliaria”, tanto por las reglas que estableció para las visitas, limitándolas en número y horario, como por la designación de la Gendarmería Nacional para que custodie el perímetro.

Y recordaron que “por la ley de Ejecución penal, está prohibida la custodia de detenidos con fuerzas federales”.