Ya no hay trabajo, solo una población con pensionados y jubilados.

GUANACO MUERTO

El tal Badino ( titular de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales) dicen que era director de una fiduciaria de agro negocios con emprendimientos en toda Latinoamérica , que es un CEO eficiente que asegura que hay que bajar el gasto suprimiendo las pensiones teñidas de clientelismo porque el mercado tiene leyes inmutables que regulan los precios para que lleguen inversores y se supere el detestado populismo.

NAC&POP

20/06/2017

La ministra Carolina Stanley puso en el centro de la escena a un pueblo de Córdoba donde se otorgan casi una pensión no contributiva por habitante.

El periodista Jorge Lanata, en la búsqueda del  “gran escándalo”, le llamó al propio jefe comunal Soria y a boca de jarro lo increpó: ¿Hubo una guerra en Guanaco Muerto? para que haya tantos pensionados.

Sí, señor Lanata.

Es así hubo una guerra económica que dejó postrada a los 1.800 habitantes de la población y su zona rural.

Sobraron promesas después de 1955, llegó gente ilustrada -con escuela que muchos de los pobladores criollos carecían- diciendo que había que privatizar para achicar el gasto y facilitar las inversiones.

Ellos vieron que se vendieron los teléfonos, los ferrocarriles, el petróleo, los astilleros y hasta la flota de aviones, se concesionó las rutas para hacer autopistas que nunca llegaron y, sin embargo,  su pobreza se vio incrementada.

Por ahí las inversiones no llegaron.

El oeste de Cruz del Eje antes no careció de valor productivo si bien Guanaco Muerto está al borde las Salinas (alrededor de 50º en verano), recostado sobre el viejo “Camino de los Catamarqueños”.

Ya no hay trabajo, solo una población con pensionados y jubilados.

Sus hijos tienen poca esperanza, hace mucho que se terminó la changa del monte y hasta la cría de caballos, quizás podrán ser agentes de policía o empleados de la cárcel instalada en la cabecera del departamento,

Yo conozco esta localidad y también otras comunas que ahora llaman la atención de los poderosos medios de comunicación de las ciudades.

He hablado con jefes comunales y también con los vecinos.

En una oportunidad, le pregunté a un hombre muy avejentado y pobre si sus hijos lo ayudaban.

Me dijo que no… que se habían ido para Córdoba y que vivían en una villa de emergencia, como podían.

La pucha, que contrariedad que este asunto -disparado por un funcionario llamado Guillermo Badino, titular de la Comisión Nacional de Pensiones Asistenciales- ha puesto en vidriera la Argentina que se quiere ocultar.

El tal Badino dicen que era director de una fiduciaria de agro negocios con emprendimientos en toda Latinoamérica,  que es un CEO eficiente  que asegura que hay que bajar el gasto suprimiendo las pensiones teñidas de clientelismo porque el mercado tiene  leyes inmutables que regulan los precios para que lleguen inversores y se supere el detestado populismo.

Allá por Guanaco Muerto, por Ciénaga del Coro, por La Rinconada y por Los Hormigueros no les creen hace mucho tiempo ni a Badino ni a Lanata.

Suele escucharse alguna estrofa de los versos de Serafín J. García: “Porque no m’enyenan con cuatro mentiras / los maracanases que vienen del pueblo …”