Para el neoliberalismo imperial, Venezuela, peronismo, Correa, Evo o Lula son la expresión del atraso “populista”

«CIVILIZACION» ES COLONIALISMO & SUMISION, «BARBARIE» ES SOBERANIA Y LIBERTAD

Por Jorge Rachid

No inventaron nada, sólo repiten los conceptos legados por generaciones oligárquicas y colonizadas, que identificaron al pueblo con “el negro”, el criollo, “la barbarie”, los indios “atrasados”, lo sucio, lo malo, lo feo.

Por Jorge Rachid

Sin Mordaza

24/4/17

Así fue siempre a lo largo de la historia.

No inventaron nada, sólo repiten los conceptos legados por generaciones oligárquicas y colonizadas, que identificaron al pueblo con “el negro”, el criollo, “la barbarie”, los indios “atrasados”, lo sucio, lo malo, lo feo.

Esa división del mundo, “grieta” denominada por los nuevos cientistas sociales del Imperio, se debe cerrar, con la desaparición “del otro”.

La cuestión, desde la época colonial hasta nuestros días, siempre tuvo un denominador común: los muertos los puso el pueblo.

Los presos, los expatriados, los perseguidos fueron siempre los mismos: aquellos que lucharon junto al pueblo por sus reivindicaciones.

Fueron identificados esos luchadores como terroristas, desde obreros anarquistas en huelga (Talleres Vasena, Patagonia Trágica, Villa Guillermina) hasta personalistas de la UCR o “negros” peronistas.

Su etapa máxima de represión la ejecutaron con precisión quirúrgica en el 76, con las “desapariciones”, asesinatos en masa, robos de bebés, torturas obsesivas, exilios de millones, persecuciones de artistas y dirigentes populares.

Cuando no pudieron, inauguraron la etapa de la era “democrática del Consenso de Washington”, limitada al Mercado.

Cuando no se adaptaba, esa expresión popular, pasaba a populismo y su gobierno, Cháves, Néstor o Lula, a dictadura autoritaria.

Ese razonamiento dictó a Chávez su demonización dictatorial, pese a haber ganado 14 elecciones con una perdida, sin embargo su título mediático era: “no democrático”.

Lo mismo con Néstor o Cristina, desde ladrones hasta asesinos, pese a que fue despedida por el pueblo por cientos de miles, después de entregar el mandato democráticamente, habiendo perdido por un punto, sin denunciar manipulación.

El desplazamiento de Dilma, la destitución de Lugo, la ofensiva contra Maduro, los embates a Correa y Evo, son el diseño de un Imperio no resignado a perder “su patio trasero”.

Capriles candidato de los EEUU a derrocar a Maduro

Los títeres que gobiernan, que reciben órdenes desde los medios de comunicación hegemónicos, conectados con la Justicia y los servicios de informaciones, son los fusibles utilizados para demonizar a los líderes populares y plantear “correcciones democráticas” a los países, como Venezuela, que no son funcionales a sus intereses.

México 2015. Dos asesinatos por hora durante seis meses

No entran en el análisis otros países como Colombia con asesinatos en masa de líderes sociales pacifistas, ni México y sus miles de muertos anuales y sus desaparecidos, ni Guatemala con 153 periodistas asesinados, ni Honduras con las masacres en los pueblos originarios.

Esos no son “feos, sucios y malos”, son aliados.

El gobierno argentino pide a los gritos de su Canciller, puesta por el Departamento de Estado de EEUU la intervención a Venezuela, acompañada por el que oficia de Presidente.

Argentina quiere ser, porque ha sido elegida, el gendarme de Sudamérica, el país ejemplo de derrotar al “populismo” sin anestesia, avanzando en desmontar los derechos sociales, en función de sus objetivos macro económicos. “Metas de inflación” le llaman.

El pueblo al margen, sólo esfuerzo y sacrificio, para que los ricos sigan acumulando.

Pero existe una conciencia histórica y una reciente de un proceso popular, sudamericano, emancipador que dio luz a la esperanza de los pueblos de construir 200 años después, la Patria Grande postergada de San Martín, Bolívar y Artigas.

Esa construcción fue desbaratada en ésa época por los intereses británicos que consiguieron balcanizar, fragmentar, dividir a los pueblos latinoamericanos.

Esa reparación es intolerable para EEUU, el Imperio, que convoca cipayos a su reposicionamiento.

Temer de Brasil y Macri de Argentina, dos delincuentes off shore

Los ha conseguido como lo demuestran los Temer, los Lasso, los Capriles, los Macri, como antes lo fueron los Rivadavia, los Mitre, los Urquiza, los Valentín Alsina, los Lavalle que llegaron a fusilar a sus camaradas, los Rojas y Aramburu masacradores seriales como Videla y Masera.

Todos convocados por la cancillería británica antes y EEUU ahora, en sus esfuerzos hegemónicos de preservar el Unipolarismo Mundial, frente a los nuevos actores del Multipolarismo, que los medios denominan, otra vez “sucios, feos y malos” o el “eje del mal” o los “autoritarios del mundo”.

Isaac Rojas y Pedro Eugenio Aramburu

Siempre el mismo libreto.

Sin embargo no dudan a la hora de masacrar a sus propios movilizados a la hora de provocar el Caos, funcional a sus demandas imperiales.

Ciudadanos asesinados por el bombardeo a plaza de Mayo contra Perón de Julio de 1955

Muertos mostrados en forma obscena por los medios, que pueden ser cualquier muerto, pero con discursos alarmistas.

Movilizaciones aplaudidas y otras denostadas, agresiones repudiadas y otras alentadas.

Es el juego del poder en el cual los dueños del libreto quieren que entremos como conejitos de Indias, repitiendo conceptos que a fuerza de ser mostrados, parecen naturalizados por la opinión pública, que en realidad es la opinión publicada.

Entonces un UNASUR que es una estructura que sirve de herramienta emancipadora de los pueblos latinoamericanos, debe ser destruida según el libreto del Imperio, escrito en EEUU y entregado a los gobiernos títeres de la región, como lo fue el Protocolo de Seguridad entregado a la Ministra por el FBI y así presentado en el Parlamento argentino.

El Tratado Roca Ruciman es un dato menor, al lado de ésta sumisión nacional que arrasa soberanía hoy.

Sin embargo la protección mediática, el accionar judicial sobre el peronismo, la compra y amenaza sobre opositores, es la práctica habitual.

John William Cooke

El peronismo lo sufrió siempre desde Braden o Perón a la Segunda Tiranía, proscripciones, embargos y expropiaciones, persecuciones penales, muertos, exiliados, violaciones de cadáveres, no han podido doblegar su voluntad, ni lo harán, seguiremos siendo “el hecho maldito del país burgués” (Cooke)