¿Por qué motivo el paro del 6 de abril, es tan controvertido y, a pesar de su impacto contundente, sigue generando cuestionamientos dentro y fuera del movimiento sindical?

LA HUELGA DEL 6 DE ABRIL

Por Carlos Chino Fernández

Para el gobierno nacional y para un sector de la sociedad, fue una huelga inoportuna, ya que tuvo consignas muy generales y poco precisas. Estuvo teñido -según el gobierno-, por la campaña electoral y fue notorio esencialmente gracias al paro del transporte público, y agrega en su respuesta: “Justo en un momento de la economía en donde la tendencia recesiva e inflacionaria del año anterior comienza a ser revertida” (sic).

 

Por Carlos Chino Fernández

11 de abril de 2017

 

 

La Huelga General Nacional del 6 de abril

¿Por qué motivo el paro del 6 de abril, es tan controvertido y, a pesar de su impacto contundente, sigue generando cuestionamientos dentro y fuera del movimiento sindical?

Para el gobierno nacional y para un sector de la sociedad, fue una huelga inoportuna, ya que tuvo consignas muy generales y poco precisas. Estuvo teñido -según el gobierno-, por la campaña electoral y fue notorio esencialmente gracias al paro del transporte público, y agrega en su respuesta: “Justo en un momento de la economía en donde la tendencia recesiva e inflacionaria del año anterior comienza a ser revertida” (sic).

Hacia el interior del movimiento sindical, la crítica principal que se escucha, es en relación a la influencia de los movimientos sociales en esta decisión, y principalmente a la presión ejercida a partir de la marcha de la CGT del 7 de marzo, cuya convocatoria sobrepasó las expectativas de propios y ajenos. Más allá de las múltiples interpretaciones, nada mejor que acercarnos a los hechos de la realidad.

Marzo del 2017

Hemos tenido un inicio de año en donde se activó tanto el movimiento huelguístico, como la protesta callejera, con movilizaciones multitudinarias, cuyo corolario se produce el 6 de abril con la huelga general convocada por la CGT. En primer lugar, los hechos de protesta que se suceden en un mismo espacio de tiempo relativamente corto, se vinculan en la coyuntura a raíz de una situación social y política particular; pero de la misma manera, cada hecho de protesta se vincula a otros hechos y acontecimientos que no son necesariamente próximos en la secuencia temporal. Es prudente distinguir  la naturaleza de cada uno de estos hechos, para intentar establecer a que secuencia o encadenamientos de hechos corresponde cada cual.

A modo de ejemplo, podemos decir que la marcha del 8 de marzo a la Plaza de Mayo en ocasión de reivindicar la paridad de género entre hombres y mujeres, a la hora de ocupar cargos y responsabilidades en la sociedad, unido a la protesta sostenida por parte de las mujeres ante la ola de violencia hacia ellas, tiene una secuencia en sí mismo, que es posible vincular con el pasado, con las llamadas marchas “Ni una Menos”.

Lo mismo puede decirse de las huelgas generales, en donde cada una de ellas se desenvuelve en un contexto histórico determinado y al mismo tiempo, constituyen una secuencia de lucha en la historia del movimiento obrero. Esto puede apreciarse si analizamos las huelgas generales, agrupándolas con diferentes criterios y líneas de tiempo. Ejemplo: Las huelgas en los gobiernos de facto, a lo largo del siglo XX, o bien, las huelgas generales desde la recuperación de la democracia en 1983, etc., etc.

Así también, la  marcha y concentración del 1 de abril en apoyo al gobierno nacional, es por un lado una movilización en defensa de una gestión de gobierno concreta, y por el otro, dada sus características y reivindicaciones es una continuidad de aquella convocada por radio Mitre y el periodista Bernardo Neustadt, el 6 de abril de 1990, la Plaza del “SI” en apoyo al gobierno de Menem.

Es decir, existe una secuencia temporal cronológica y una secuencia espacio temporal según la naturaleza de los hechos y de los problemas que nos formulemos.

El  #6A de 2017

¿Qué distingue a la huelga general del 6 de abril, dado los anteriores argumentos?

En primer lugar y a partir del gobierno del ingeniero Macri, se acelera el acercamiento entre el movimiento sindical y los movimientos sociales.

Veamos sintéticamente que sucedió en 2016

chinof1-1200

chinof2-1200

chinof3-1200

 

 

Esta huelga general, si bien fue condicionada por la presión de los movimientos sociales, también lo fue, por la propia dinámica de la transición en la centralización de la conducción de la CGT, que desde el 22 de agosto de 2016, se sintetiza en un triunvirato, producto de la unidad de las tres principales líneas internas del movimiento obrero organizado.

Pero al mismo tiempo y observando el desenvolvimiento de los hechos, vemos el proceso de articulación entre la CGT, los movimientos sociales y un sector de la CTA en la misma acción de la protesta concreta. Desde el 29 de abril al 18 de noviembre de 2016, todos los sectores coincidieron en un punto: Oposición a la política del gobierno nacional.

Hacia finales de 2016, los acuerdos entre la CGT y Gobierno, compraron tiempo para saltar la decisión de la CGT de una huelga general a fin de año, que había sido decidida por sus cuerpos orgánicos. Desde principio de 2017, la concreción de las medidas económicas implementadas por el gobierno, aceleraron los acontecimientos e intensificaron la protesta social. Partiendo de los docentes, siguiendo por sectores de la industria, las PYNES, el pequeño comercio y los desocupados, etc.[I]

En resumen, la convocatoria a una  huelga general el 6 de abril, no se explica solo por las presiones de los movimientos sociales, sino que tiene una base estructural que responde a un avance de la unidad en la misma acción de la protesta entre el activo y el pasivo de la clase trabajadora argentina.

 

[I] Nota:

Aquí una breve enunciación de los hechos de protesta de mayor relevancia desde principios de 2017. 1 de marzo: Marcha al Congreso, Ctera, MS, CONICET (investigadores y becarios). 6y7 de marzo: Marcha y huelga docente, SUTEBA, Frente Docente. 7 de marzo: Marcha al Ministerio de Trabajo, CGT, MS, adhieren Pymes, Mov Estudiantiles, org del pueblo. 13 y 14 marzo, huelga nacional docente: Ctera, Suteba, Frente Gremial docente. 22 y 23 marzo, MARCHA Federal docente, concentración Plaza de Mayo- 24 de marzo, MARCHA POR LA Memoria, la verdad y la justicia. 30 de marzo, CTA, marcha y concentración en Plaza de Mayo, 6 de abril Huelga General Nacional, CGT