El laberinto neoliberal, del gobierno ignorante e incapaz, lleva a la represión indiscriminada. J.R.

EL LABERINTO NEOLIBERAL

Por Jorge Rachid
  • Los procesos neoliberales reproducen matrices similares. Para no ir demasiado lejos en la historia citaré algunos pocos. La necesidad de terminar con el “populismo” peronista de 1955, no ahorró bombardeos ni muertos por cientos, para encadenar al país al FMI con el Plan Presbich. Cuando lo márgenes políticos se les cerraron, convocaron a elecciones con el peronismo proscripto, donde la UCRI de Frondizi triunfó.

 

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

10/4/17

 

IMG-20170409-WA0068-500

1-      Los procesos neoliberales reproducen matrices similares. Para no ir demasiado lejos en la historia citaré algunos pocos. La necesidad de terminar con el “populismo” peronista de 1955, no ahorró bombardeos ni muertos por cientos, para encadenar al país al FMI con el Plan Presbich. Cuando lo márgenes políticos se les cerraron, convocaron a elecciones con el peronismo proscripto, donde la UCRI de Frondizi triunfó.

2-      Tenía Frondizi un programa nacionalista y un libro sobre la explotación del petróleo que lo explicaba, todo lo cual fue abandonado ante la presión imperial, aplicando el Plan Conintes de represión y movilización militar de los trabajadores, Igual lo desplazaron colocando un gobierno títere de esos intereses externos. A Illia, también surgido de elecciones que proscribían al peronismo, terminó igual, por haber anulado los contratos petroleros y atreverse con la industria farmacéutica, con el golpe de estado de Onganía.

3-      Este personaje, ligado a la iglesia preconciliar inauguró el ciclo con la mayor transferencia de inteligencia argentina al exterior, en 1966 al avasallar las universidades y los centros de investigación. Esta situación se comenzó a revertir recién en 2009 con el Plan Raíces de repatriación de 1.240 talentos científicos. Ese proceso militar inauguró la era de los ajustes salvajes en una zaga, que llega a nuestros días en cada gobierno dominado con los sectores financieros supranacionales, como ahora.

4-      La experiencia del retorno del General Perón, el triunfo de la fórmula Cámpora – Solano Lima, el avance de las bandas paramilitares de derecha, la incomprensión de los grupos juveniles que habían batallado contra la dictadura y la presión externa frente a un Perón que aún viejo y enfermo, rompe el Bloqueo con Cuba y nos deja su legado: Modelo Argentino para un Proyecto Nacional, donde nos alertaba sobre lo que pasó en los 90 y está pasando ahora: “vendrá el imperialismo por nuestros alimentos, recursos naturales y el agua dulce, con nosotros o sin nosotros, así que dependerá de los argentinos su defensa”, aconsejando entonces ir al Continentalismo o sea los Bloques continentales, todo 60 días antes de morir.

5-      Ahí vino la caída del gobierno constitucional a manos directas de la dictadura civico militar, genocida que ha sido juzgada recién en su cúpula, en el gobierno de Alfonsín, y en todos sus asesinos en el gobierno peronista de Néstor y Cristina con aval de esa Corte Suprema, algunos de cuyos miembros siguen activos. Entonces en ese ciclo la represión alcanzó su máxima expresión de miedo, brutalidad y muerte, desde lanzamiento de aviones de seres vivos a robo de bebés y bienes empresarios. El horror se instaló en todo su repertorio.

6-      Los cambios neoliberales, también brutales de la década del 90 ejecutados por la traición menemista, justamente por ser aupada desde el peronismo, originó resistencias fuertes desde el movimiento obrero como el MTA y la CTA mas los movimientos sociales, que llevaron adelante la Marcha Federal que visibilizó el conflicto, no fue reprimida. Sólo cuando asumió De La Rua comenzaron desde el primer día la represión con dos muertos en el puente Resistencia-Corrientes y se fue con 36 muertos en Plaza de Mayo en medio de la mayor crisis de la historia argentina, en el 2001.

7-      No necesitó represión Alfonsín, aunque el movimiento obrero enfrentó, desde la  caída del ministro Grispum por exigencia del FMI, al Plan Primavera que fue el comienzo del fin de su gestión, plagada de buenas intenciones que fortalecieron la democracia pero no pudieron con el poder económico financiero que lo acorraló, pese a los paros de la CGT de Ubaldini exigiendo correcciones. Terminó entregando el poder anticipadamente a Menem.

8-      Desde esa historia debemos analizar el odio desencadenado contra el peronismo, a lo largo de 70 años de historia y su agudización en la utilización de las nuevas plataformas digitales, con sus discursos de cambio, generando sensaciones que apuntalan esperanzas y entierran la historia. De esa manera lograron dar vuelta un proceso que sacó a la Argentina de la mayor postración de su corta vida independiente. Debían  demonizar a Cristina, negar la información con un cerco hegemónico, como el instrumentado en el resto del mundo, avanzar sobre las conciencias colectivas con mentiras guionadas por los propietarios de los medios y los centros de poder.

9-      Así llegaron, los integrantes de Cambiemos, apuntalados por la embajada de EEUU, los aplausos del Reino Unido e Israel, verdaderos operadores desde sus servicios de informaciones, desde 1994 y el atentado a la AMIA, sobre la SIDE nuestra, que ahora revive su experiencia cipaya de la mano de macrismo que recuperó a sus peores cuadros pro dictadura. Por eso sus consignas llevan a dudar el número de los desaparecidos, a reivindicar a los asesinos juzgados y condenados por la Justicia, como uno de los ejes de la reinstalación del miedo, de la mano siempre lista de la represión, como el vendaval represivo que se desencadenó sobre los docentes.

10-  Entonces está planteada la batalla, ya que siempre la política es lucha entre proyectos, lucha de las ideas, en un marco que debería ser democrático, pero que en función de sus intereses neoliberales, de su política s de ajuste, de sus “metas de inflación”, de “bajar el costo laboral” o sea salarios y flexibilización, “volver al mundo”, en castellano encadenar la Argentina a los intereses externos imperiales y financieros, “abrirse a los Mercados” lo que significa endeudamiento nuevamente y peligro de crisis externa. Por eso deben reprimir a diestra y siniestra. Los peronistas conocemos de esto, pero mucho más de resistencias y victorias sobre modelos de explotación al pueblo y entrega del patrimonio nacional. No será diferente en esta etapa neoliberal, porque el pueblo siempre triunfa, reparando sus heridas y reconstruyendo la Patria.