CK: ““En esta causa los impresentables fiscales Marijuán –en 1ra instancia- y Moldes –en 2da instancia- habían pedido la detención de Parrilli.”

EL GOBIERNO HABIA ORDENADO PINCHAR EL TELÉFONO DE PARRILLI PARA ESCUCHAR A CRISTINA

“El fallo que “revoca” el procesamiento de Parrilli demuestra que, en realidad, toda la causa fue armada para pincharle el teléfono y desde allí hacer espionaje sobre mi persona. O sea, sobre una ex Presidenta de la Nación”, arremetió la ex mandataria a través de su cuenta personal de Twitter.

Info135

27 marzo, 2017  

Luego que la Cámara Federal dispusiera la falta de mérito del ex jefe de inteligencia Oscar Parrilli en la causa por el encubrimiento de Esteban Pérez Corradi, la ex mandataria Cristina Kirchner se despachó contra el fiscal Guillermo Marijuán por la filtración de audios realizada en su contra en los últimos meses.

“El fallo que revoca el procesamiento de Parrilli demuestra que, en realidad, toda la causa fue armada para pincharle el teléfono y desde allí hacer espionaje sobre mi persona.

O sea, sobre una ex Presidenta de la Nación”, arremetió la ex mandataria a través de su cuenta personal de Twitter.

CFKyOParrilli-550-A

En este sentido y tras la enorme filtración de grabaciones realizadas en el juzgado de Ariel Lijo, la ex jefa de Estado también se despachó contra el fiscal a cargo de la causa: “En esta causa los impresentables fiscales Marijuán –en 1ra instancia- y Moldes –en 2da instancia- habían pedido la detención de Parrilli.

Más ¿Qué puede esperar entonces, el resto de los ciudadanos o ciudadanas de nuestro país?”.

La causa. La Sala II de la Cámara Federal revocó el procesamiento del exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli y rechazó el pedido de detención en su contra, en el marco de la investigación por presunto encubrimiento en la fuga del empresario Ibar Pérez Corradi.

Fuentes judiciales informaron a NA que el Tribunal desestimó el pedido de detención y dictó la falta de mérito, aunque el ex funcionario seguirá siendo investigado.

En primera instancia, el juez federal Ariel Lijo lo había procesado por encubrimiento agravado, a partir de la denuncia hecha por Graciela Ocaña en febrero de 2016.

Esa medida tuvo que ver con que supuestamente la AFI tenía información secreta sobre el paradero de Pérez Corradi en Paraguay, pero no la aportó a tiempo para lograr su detención, la cual ocurrió muchos meses después.

En la causa, el celular de Parrilli estuvo intervenido por casi dos meses y se grabaron casi 90 cd´s con escuchas, entre las cuales hay varias conversaciones del ex funcionario con la ex presidenta Cristina Kirchner.

Según la investigación, la AFI recibió un trabajo hecho por subalternos y Parrilli habría demorado en entregarlo a las fiscalías que intervenían en la búsqueda del entonces prófugo, en agosto de 2015.

“No basta con saber que la información no fue inmediatamente enviada por las autoridades de la Agencia Federal de Inteligencia a sede judicial entre el 16 de noviembre y el 10 de diciembre de 2015, cuando no existía un deber legal que obligara a Parrilli a proceder en ese término; se requiere de indicios que sugieran que, por el contexto en que pasó, aquello obedeció a la intención de contribuir a una maniobra de encubrimiento gestada por agentes del Estado”, sostuvo la Cámara.

“Es un escenario que obliga a profundizar activamente la pesquisa para contar con un panorama más amplio y general que refuerce o debilite las sospechas que se erigen sobre el justiciable”, agregaron los jueces.

En ese sentido, el Tribunal indicó que deben cotejarse los dos argumentos brindados por el propio Parrilli: que dio indicaciones concretas para seguir reuniendo datos sobre la localización de Pérez Corradi y que transmitió las novedades a las autoridades que lo reemplazaron cuando dejó el cargo en la AFI, en diciembre de 2015.

“Ambas versiones tienen que ser evacuadas, por las vías que se entiendan pertinentes”, indicó la Cámara.