“Ni siquiera sabíamos por qué estábamos siendo detenidas. En la comisaría nos requisaron dos veces, nos hicieron sacar la ropa, a algunas nos tocaron."

NOS GOLPEARON Y NOS DIJERON NEGRAS DE MIERDA

Por Laura Arnés

Arnés contó que ya se habían retirado de la marcha dos horas antes y que estaban a “tres, cuatro o cinco cuadras” por salir de la pizzería a la que habían ido a cenar. “Llegó la policía diciendo que teníamos que despejar, sin identificación, y había varios de civil”, detalló.

Pagina 12

09 de marzo de 2017

LAURA ARNÉS RELATÓ CÓMO FUERON LAS DETENCIONES

laura-arnes

«Bajó la orden de detener mujeres»

La colaboradora del Suplemento Soy de Página/12 dio detalles del maltrato al que las sometieron los efectivos de la Policía de la Ciudad.

“Fuimos víctimas de una razzia policial”, relató Laura Arnés, la colaboradora del Suplemento Soy de Página/12 que fue detenida anoche en el violento operativo que la Policía de la Ciudad realizó tras la masiva marcha a Plaza de Mayo con la que culminó el Paro Internacional de Mujeres, y dio detalles de los maltratos que sufrieron.

Arnés afirmó que «bajó la orden de detener mujeres» y definió a las detenidas como “las primeras víctimas de este sistema actual, que es mucho más violento contra las mujeres”, afirmó.

Cacería

Arnés contó que ya se habían retirado de la marcha dos horas antes y que estaban a “tres, cuatro o cinco cuadras” por salir de la pizzería a la que habían ido a cenar.

“Llegó la policía diciendo que teníamos que despejar, sin identificación, y había varios de civil”, detalló.

La periodista dio cuenta de que entonces “agarraron a una compañera de los pelos” y que por querer defenderla los policías casi la tiraron a ella.

“Nos golpearon y nos dijeron negras de mierda”, reveló, como así también que les dijeron que si se resistían, les iban a romper los brazos.

“Ni siquiera sabíamos por qué estábamos siendo detenidas”, declaró Arnés, quien denunció: “En la comisaría nos requisaron dos veces, nos hicieron sacar la ropa, a algunas nos tocaron.

No nos dieron ni agua.”