“Constituye una mentira y un peligro tratar de desvincular a Mauricio Macri de la lógica en que operó el Grupo empresario que lleva su apellido”.

INFORME: MACRI Y EL GOBIERNO DE AL CAPONE

Un informe del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas dirigido por el economista y político Claudio Lozano muestra cómo el Grupo Macri, del cual forma parte el hoy Presidente Argentino Mauricio Macri, se enriqueció con contratos con el Estado desde la dictadura militar de los años 70.

 

Revista Norte // Jueves 23 de febrero de 2017 | 23:36

En Orsai

 

 

DESDE LA DICTADURA MILITAR, CUANDO ESTATIZARON LA DEUDA MILLONARIA DE LOS MACRI QUE HOY SIGUEN PAGANDO LOS ARGENTINOS.

MMYELGOBDEALCAPONE-1200

El informe muestra cómo los Macri se han enriquecido a costa del Estado Argentino incluso con maniobras en perjuicios de la administración pública.

 

“Lejos de los criterios fiscalistas y de las demandas de inversión que son característicos en el discurso del actual Presidente, su estrategia siempre ha sido la búsqueda permanente de apoyo estatal para resguardar su ineficiencia; así como para apropiar rentas extraordinarias y desarrollar estrategias financieras y de inversión caracterizadas por la primacía del negocio de corto plazo y sin riesgo. Comportamiento éste que si bien ha resultado nocivo para el desarrollo económico del país, en ningún caso ha privado de recursos a estos actores”.

 

“Constituye una mentira y un peligro tratar de desvincular a Mauricio Macri de la lógica en que operó el Grupo empresario que lleva su apellido”.

 

1) En 1973 el Grupo contaba con apenas 7 empresas. Finalizado el período Genocida de la Dictadura Militar de 1976, pasa a contar con 47 empresas en 1983. Deja de ser considerado un Grupo Mediano para pasar a ser parte de los Grupos Económicos considerados Grandes. En 1987, el Grupo pasa a contar con 51 firmas.

 

2) En 1982 el Grupo Macri se beneficia con la estatización de la deuda externa privada. Esta medida implica que el Grupo Macri transfiere a la sociedad argentina el costo de afrontar los U$S 170,6 millones de dólares de deuda que sus principales empresas (Sideco Americana, Socma, Dragado y Obras Portuarias, R.S.Z. Producciones, IECSA y Manliba) mantenían con el exterior.

 

3) De 1974 a 1987 el Grupo Macri recibe U$S 55 millones de dólares en concepto de beneficios a los que acceden sus firmas Fenargen e Itron por los distintos regímenes de Promoción Industrial vigentes.

 

4) De 1984 a 1989, durante el Gobierno Alfonsinista, el Grupo Macri se beneficia en U$S 29,2 millones de dólares en concepto de los proyectos de capitalización de deuda externa a los que acceden sus firmas Establecimientos Mecánicos Jeppener y Sideco Americana.

 

5) En 1979 el Grupo accede a la privatización del servicio de Basura de la Ciudad de Buenos Aires por intermedio de su empresa Manliba.

Gestión que perdurara hasta 1998 a pesar de las innumerables irregularidades que caracterizara dicha concesión a partir de la reformulación de los contratos realizados durante la Gestión del Intendente Carlos Grosso (quien antes y luego de dejar la función pública ocupó cargos ejecutivos en las firmas del Grupo Macri hasta el inicio de los sucesivos juicios por malversación de fondos y mal desempeño de funcionario público que caracterizaron su gestión en la Ciudad).

 

6) De la mano del por entonces intendente Grosso, el Grupo Macri logró acceder a otros importantes negocios a costa de los contribuyentes de la Ciudad de Buenos Aires. Entre ellos figuran:

  1. a)La adjudicación a la firma Itron (en donde el Grupo Macri participa con el 40% y el restante 60% corresponde a la trasnacional Siemens) de la emisión de facturas de Rentas y Alumbrado, Barrido y Limpieza (contrato signado en 10 millones de pesos anuales).
  2. b) El cobro de los impuestos de la Ciudad (ABL, automotores, etc.) a través de su empresa Servicios Electrónicos de Pagos (Pago Fácil) SA., negocio que aún mantiene y que supone que la Ciudad le paga $1 por factura cobrada. La facturación anual de la firma supera los $4 millones.
  3. c)Participación en la empresa Sistema Castastral (junto a Techint y Siemens) que fue la adjudicataria del contrato de fiscalización de la construcción de edificios y las ampliaciones no declaradas en viviendas de la ciudad.
  4. d)Formó parte de los contratos denominados UTE RENTAS (junto con Siemens, Bulgheroni, y la BNL) que tercerizaron la base de datos y la cuenta corriente de los contribuyentes de la Ciudad. Contratos caracterizados por una elevada ineficiencia.

 

7) Como contratista del Estado, el Grupo Macri se apropió de cuantiosos recursos públicos a través de su empresa constructora Sideco la que participó en la construcción de la Central Nuclear Atucha, en la Central Hidroeléctrica Salto Grande y en el Puente Internacional Posadas – Encarnación. Todas obras públicas donde el sobreprecio de las mismas le aseguraron un gran negocio a la familia Macri.

 

8) Durante los 90 participa activamente en el Proceso de Privatizaciones. Accede mediante la entrega de títulos públicos desvalorizados a los paquetes accionarios de las siguientes prestatarias: Corredores Viales, Distribuidora de Gas del Centro, Distribuidora de Gas Cuyana, Autopistas del Sol, Yacilec, Central Térmica San Miguel de Tucumán, Consorcio Urugua-í, Líneas de transmisión del Litoral y el Correo.

 

9) La gestión del Grupo Macri en las empresas privatizadas se caracterizó por presentar importantes incumplimientos empresarios vinculados con los pliegos de licitación. Dos ejemplos sirven para graficar este comportamiento empresario:

  1. a)La evolución de la tarifa de los 1.080,51 kilómetros de concesión de los peajes gestionados por la firma Servicios Viales SA tuvo un crecimiento promedio del 31,01% en el período 1990 – 2001 (según informe de la Auditoría General de la Nación). Esta concesión estuvo plagada de irregularidades, tal como demuestra la denuncia de la Oficina Anticorrupción, que querelló al entonces presidente Fernando De la Rúa y varios de sus ministros por fraude a la administración pública, malversación de caudales públicos y negociaciones incompatibles con la función pública.
  2. b) La escandalosa gestión del Correo Argentino durante el período 1998 – 2003 (año en que el Estado rescindió el contrato de concesión), concesión que refleja el paradigma de gestión del Grupo Macri. A pesar de tener una de las tarifas de correo más cara del mundo, el Correo Argentino tuvo pérdidas operativas desde el inicio de la gestión, que alcanzaron al 9% de la facturación. Pérdidas que están relacionadas con el achicamiento de su participación en el mercado postal (del 48% inicial al 38% en el año 2000) a manos de empresas privadas que ofrecían el mismo servicio a precios más baratos (OCA y Andreani entre otros). El incumplimiento más grave y que motivó la rescisión del contrato de concesión fue el incumplimiento del pago del canon, que había sido requisito indispensable para el otorgamiento de la concesión, desde el año 2000.

 

10) En el marco del festín de los noventa el Grupo Macri también participó de la oleada de venta de empresas que habiendo sido adquiridas durante las privatizaciones fueron revendidas realizando espectaculares ganancias. Es el caso de su participación en las distribuidoras de gas Cuyana y del Centro, donde como producto de su venta obtuvo una ganancia patrimonial cercana a los 170 millones de dólares que, sumadas a una masa de ganancias corrientes del orden de los 130 millones de dólares, le permitió obtener una tasa media de rendimiento anual de la inversión inicial equivalente al 20%. Rendimientos que, vale la pena precisar, fueron posibles en razón de la venta a precio vil del patrimonio público, de la afirmación de marcos regulatorios absolutamente favorables a las empresas y de la desnacionalización de activos estratégicos.

 

11) El Grupo Macri también se vio favorecido por el régimen automotriz, el que le permitió expandir el volumen de ventas de su firma Sevel (hasta el momento de su venta). Régimen que, bueno es recordarlo, favoreció a las terminales, destruyó la integración del sector (afectando a los autopartistas y promoviendo un fuerte déficit en el intercambio comercial con el exterior que indujo mayores niveles de endeudamiento).

 

12) La operatoria en el mercado automotriz del Grupo Macri no estuvo exenta de sus habituales prácticas cercanas a la ilegalidad como lo demuestra la causa judicial que involucró a los principales directivos de Sevel (entre ellos Mauricio Macri), por contrabando agravado con exportación de autopartes al Uruguay.

 

13) Durante el peor año de la Convertibilidad (en el 2001) el Grupo Macri realizó 118 operaciones de transferencias de recursos al exterior por un valor total de U$S 112,2 millones de dólares. La cantidad de operaciones y el monto involucrado supone que durante todo el 2001 el Grupo Macri realizó una transferencia de U$S 951 mil dólares cada 3 días. El Grupo Macri tiene el desmérito de haber ocupado el puesto 37 en el listado de las 50 empresas que más transferencias de recursos hicieron al exterior durante el 2001.

 

14) A pesar de la transferencia previa de dólares al exterior, la pesificación del 2002 le supuso al Grupo Macri una transferencia de recursos de U$S 198,8 millones de dólares. Al momento de instrumentarse la pesificación de deudas con el sistema financiero el Grupo Macri encabezaba el ranking de los deudores del sistema financiero (la deuda ascendía a $ 396,9 millones de pesos).

 

15) Luego de estas monumentales transferencias de ingresos, el Grupo Macri orientó sus ingentes recursos a 3 actividades centrales: por un lado la inserción en el mercado inmobiliario de altos ingresos de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires. En esta línea de negocios se asoció, por vía de su empresa Creaurban SA y sus controladas Torre de Bulnes SA y Madero Plaza SA (recientemente vendidas), al desarrollador inmobiliario Fernández Prieto (responsable de la edificación de lujo en la 1era etapa de Puerto Madero) para la construcción de torres de lujo en el denominado proyecto Puerto Madero II (que pretende edificar construcciones lujosas sobre la base del loteo de las tierras del puerto).

 

PARTICIPACION DE MAURICIO EN EL GRUPO MACRI

 

Hecha esta reseña corresponde saber también que el hoy Presidente tuvo directa participación en muchas actividades del Grupo. Ningún juicio serio puede afirmar que Mauricio Macri nada tuvo que ver con el proceso descripto. Constituye una mentira y un peligro tratar de desvincular a Mauricio Macri de la lógica en que operó el Grupo empresario que lleva su apellido. Mentira, porque en el período analizado Mauricio Macri participó activamente de las siguientes empresas del Grupo:

 

? Fue Director Titular de Grumaffra SA que luego cambiara su denominación por Socma Americana SA. Empresa controlante del 100% de la totalidad de empresas del Grupo Macri.

 

? Fue Vicepresidente de Socma Argentina SA. Empresa controlante de las principales firmas del Grupo, entre ellas de IEC SA, Sideco Americana SA, Manliba SA, Sevel Uruguay SA, (esta última vinculada con la ilegalidad de las maniobras de exportación de autos fabricados por Sevel a Uruguay y vueltos a importar a la Argentina, en donde en ambas operatorias cobraba reintegros a la exportación y a la importación, constituyéndose fraude fiscal a costa de los ciudadanos argentinos y uruguayos).

 

? Fue Director Titular de Mirgor SA. Empresa fabricante de aire acondicionado para automotores. Empresa posteriormente vendida.

 

? Fue Director Titular de B.A. Celular Inversora SA. Empresa inversora en telecomunicaciones. Empresa posteriormente vendida.

 

? Fue Presidente de IEC SA. Empresa constructora. Empresa recientemente vendida.

 

? Fue Director Titular de Cormec SA. Empresa fabricadora de automotores. Empresa que fuera cerrada por el Grupo.

 

? Por si fuera poco Mauricio Macri fue accionista en un 20% de la firma Socma Americana SA. Firma que aún subsiste y que es controlante de la totalidad de las empresas del Grupo Macri.

 

En síntesis, lo ocurrido con el correo no es otra cosa que la reedición de la historia de siempre.

 

EL INFORME: “Macri y el Gobierno de Al Capone”   https://www.ipypp.org.ar/descargas/2017/MACRI%20Y%20AL%20CAPONE.pdf