El neoliberalismo hace de los países un negocio, de la política una herramienta del saqueo y a los pueblos los somete a la resignación. J.R.

LA MENTIRA EMOTIVA

Por Jorge Rachid

La construcción de una nueva realidad a partir de términos, que empiezan a invadir el espacio común comunicacional, en donde el bien común es enterrado por el darwinismo de la “meritocracia”, en la cual sólo sobrevive el más apto, como en el reino animal, apuntalando el individualismo, que esconde todos los conceptos discriminadores y racistas, que se expresan ante cada manifestación de los personajes de la política.

 

 

 

 

Por Jorge Rachid

SIN MORDAZA

23/2/17

 

1-     La construcción de una nueva realidad a partir de términos, que empiezan a invadir el espacio común comunicacional, en donde el bien común es enterrado por el darwinismo de la “meritocracia”, en la cual sólo sobrevive el más apto, como en el reino animal, apuntalando el individualismo, que esconde todos los conceptos discriminadores y racistas, que se expresan ante cada manifestación de los personajes de la política.

 

2-   Desde la creación del concepto de la “posverdad”, ese espacio simbólico basado en sensaciones y caminos virtuales propuestos como relato de la realidad, como “lo hacemos todos juntos”, intentando hacernos cómplices, cuando arrasan empresas y despiden trabajadores, con la excusa de “abrirnos al mundo”, negando las mentiras de la campaña electoral, como una picardía de quien saca ventajas comerciales, frente a una negociación mercantil. A eso se reduce la política para el gobierno neoliberal, una simple excusa de hacer negocios, tomar el país como empresa, sacarle las mayores ganancias posibles y después liquidarla al mejor postor.

 

3-   «Corrupción de la integridad intelectual» y el daño «del tejido completo de la democracia», es la frase pergeñada por el filósofo humanista y pensador británico A.C. Grayling, quien se opuso al Brexit, mirando con horror la posibilidad de un mundo dominado por la posverdad. Este término definido como “la mentira emotiva”, es el eje sobre el cual se construye la “verdad neoliberal”, que como bien dicen en el mundo, los analistas y pensadores cuando analizan éste escenario, en donde se afirma “han desaparecido los elementos fundantes de la democracia”. La Argentina es hoy, una probeta de ensayo mundial, de un sector del poder internacional en retroceso en el mundo, pero afianzado en nuestro país.

 

4-   En efecto, el gobierno nacional, surgido de elecciones democráticas bajo los efectos narcotizantes de “la posverdad”, apuntalados por los medios hegemónicos de comunicación social, constructores privilegiados de esa “memoria colectiva”, que hacen aparecer la historia reciente, que permitió a nuestro país salir de la peor crisis de la historia, de la mano del gobierno peronista, definido por “ellos”, como “fracaso nacional”, intentando enterrar las políticas de soberanía  y determinación “heterodoxas”, según llaman los nuevos adoradores de los dioses del Mercado.

 

5-     Los términos como: “la tierra como bien social”, “la responsabilidad social de la empresa”, “la política como herramienta del bien común”, “la solidaridad eje de construcción del sistema”, “la concepción biocéntrica del modelo social”, “los derechos del trabajador”, “la investigación y el desarrollo como vehículos de asomarse al siglo XXl, del conocimiento”, “el valor agregado industrial como potencia de desarrollo nacional”. Todo queda subsumido a la lógica de las “metas de inflación”, concepto macro económico que explica los objetivos neoliberales, donde el hombre y su familia quedan rehenes de los negocios del poder.

 

6-     Esa construcción virtual de la realidad, que puede anestesiar al pueblo por largos períodos, como lo hemos vivido en los años 90, cuando se instaló con fuerzas esta lógica perversa e inhumana, no puede ser mantenida en lo infinito, porque en algún momento, esa inundación que al principio se ve por los medios, después se la visualiza en el barrio, termina entrando en las casas, destruyendo familias, arrasando sueños, postergando proyectos de vida, enfermando social e individualmente a la población. Cuando sucede, los pueblos “suelen hacer tronar el escarmiento”. Así fue el 2001 con el derrumbe absoluto de estas lógicas, que sólo pudieron ser reconstruidas, en base a la mentira de la “posverdad”

 

7-    El Gobierno de los Cínicos, el último libro de Dante Palma, describe con precisión, desde los antecedentes históricos, desde los griegos, como se construyen los relatos, que en algún momento sirvieron para combatir los poderes concentrados, luego fueron apropiados por los dueños del poder, como herramientas de sometimiento de los pueblos, con un vector económico que es el poder de fuego de los Fondos de Inversión, misiles supranacionales, amparados por el FMI y el Banco Mundial, que llevando los países al endeudamiento lograron en las décadas pasadas, instalar esta lógica neoliberal, que estalló con las crisis tanto de nuestros países, como los del sur de Europa y ahora el reino Unido y EEUU, donde las Bolsas de Inversión fueron las derrotadas.

 

8-     Eso no significa que esas crisis de los países centrales, tengan beneficios para los países en desarrollo, todo lo contario. En efecto el fortalecimiento de los procesos “nazionales” de los países imperiales, frente a los procesos financieros, lleva a la construcción de acuerdos bilaterales con países como el nuestro, gobernado por mercachifles dispuestos a entregar todo a cambio de nada, vivir el presente como los drogadictos, el día a día de sus negocios como eje de la gestión de gobierno. De ahí el pago a los fondos buitres, la apertura indiscriminada, la destrucción de la industria y el trabajo argentino, al sólo efecto de sus negocios privados. Neoliberalismo periférico, patético, de manual.

 

9-     Alguna vez el enorme Fermín Chávez, filósofo, historiador y pensador argentino, que debería ser más rememorado en sus escritos, describió el pensamiento nacional como “la epistemología de la periferia”. Sin dudas estableció el eje de la batalla cultural de nuestro país y de los países de la región, con una mirada del mundo que construye su futuro desde su perspectiva histórica, ubicando a nuestro país y nuestro modelo cultural, americano, moreno, profundo, criollo como centro de nuestra concepción del mundo en sus relaciones internacionales, abandonando, esa dependencia eurocentristas o yanqui, que se instaló desde el siglo XlX y se afianzó en éste tiempo neoliberal, intentando derrotar la voluntad popular.

 

10- No es casual que el principal enemigo de estos tiempos, para el poder hegemónico mundial, sean los “populismos”, esos procesos donde los pueblos construyen desde un pensamiento propio, de memoria colectiva su destino. A eso llaman populismo, que arrasan con esas construcciones de la posverdad, que tomadas como objetivos sagrados de los nuevos adoradores de los dioses del oro, fetiches de la nueva virtualidad, combatidos desde el inicio de los tiempos El peronismo combatió esa propuesta a lo largo de 70 años, construyendo el movimiento nacional y popular, herramienta de los pueblos para la lucha por la Liberación Nacional, que en el marco democrático se da en la batalla cultural intensa, identitaria, patriótica, que ponga límites a los nuevos saqueadores, corsarios ladrones, que como en el siglo XlX, tenían amparo de los reyes.