Podes ver el “enorme programa conducido por Tato Contissa que marcó un rumbo que muchos quisieron imitar, pero igualarlo jamás. Comenzaba el Unasur y America Latina lo estaba esperando.

TATO CONTISSA, UN GRANDE, A 5 AÑOS DE SU ASCENSO AL COMANDO CELESTIAL, TODAVÍA SE PUEDE DISFRUTAR SU PRESENCIA

A LATINA PRIMERA TEMPORADA COMPLETA Tato Contissa en una de las mejores producciones documentales nacional y popular, auspiciada y promovida por SADOP. Reportajes imperdibles, una manera de relatar como en el mejor «cine negro» de los thrillers filosóficos y entrañables.  Tato es además de relator, además de escritor, además de profesor de periodismo, además de compañero, ademas de documentalista, fué una personalidad inolvidable.

NAC&POP

27/01/2017

Tato Contissa fué Subdirector de Radio Nacional con Mona Moncalvillo como directora, en pleno Kirchner; hizo «Días como flechas» con Pancho Muñoz en la AM750, «Condenados al exito» con Diego Olave y el «Negro» Gonzalez en Cooperativa y escribió cuentos en el Telam de Martín García.

Gentileza de Martín Piqué

LO QUE PUBLICO HOY EN SU ANIVERSARIO LA AGENCIA DE NOTICIAS ANCLA

Pedimos las disculpas oportunas, hoy en la Redacción de la Agencia de Noticias Clandestinas – ANCLA, estamos tristes, y de recuerdos, algunos se nos caen las lágrimas, hoy se cumplen 5 años que el Licenciado Néstor Tato Contissa, fallecía.

Para muchos de los que hacemos ANCLA, perdimos a un profesor, un colega, un maestro, pero todos coincidimos, que se fue a otro barrio, un compañero…

Tenemos miles de anécdotas para contarles, era un tipo de convicciones firmes, de un sentido del humor difícil de entender de primera, pero era un tipo integro, o como él se definía un “peronista como el arroz, un peronista integral”

TatoContissaPanel-500-A

Siempre había tiempo para un asado de tira, un buen vino, y una charla prodiga.

Con Tato, aprendimos muchas cosas, muchas referentes a la profesión de comunicar, pero fundamentalmente, aprendimos como trabajar de la profesión, y vivir el oficio.

Cuando algunos hacían de la profesión un negocio, Tato, nos enamoraba del oficio.

Para muchos de nuestra generación, fue un maestro, a la altura de Rodolfo Walsh, o de Rogelio Pajarito García Lupo.