“Se puede engañar a todo el mundo un tiempo, pero no se puede mentir todo el tiempo a todo el mundo”.

“SE PUEDEN DECIR MIL MENTIRAS, PERO CON TODAS ELLAS NO SE PUEDE CONSTRUIR UNA SOLA VERDAD”. (PERON)

Por Jorge Rachid

Reflexionar sobre la base de legalidad que le dieron las urnas gobierno al neoliberalismo, que votaron una fantasía escenográfica, construida sobre la base del cadáver de un fiscal, los golpes de Mercados, las mentiras en tapa de medios de comunicación, las presiones políticas y las manipulación que llevó a desfilar por la embajada de EEUU a una corte de políticos, sumisos y colindados, que hoy ocupan el estrellato de podio televisivo y radial, justificando políticas que todos sabemos como terminan, permite avizorar un conflicto social creciente.

Por Jorge Rachid
SIN MORDAZA
5/12/16

Mentiras, engaños, manipulaciones han sido las herramientas, usadas desde la campaña electoral, que el neoliberalismo ha elegido para posicionar un presidente de acuerdo a sus intereses, que globalmente han sido responsables de las crisis sociales y políticas, producidas por las presiones financieras de los grupos de poder internacional.

No es otra cosa el actual gobierno que una suma de procesos de marketing, producidos por “focos group”, que orientados por especialistas en la manipulación de masas, tan bien descriptas por Umberto Ecco en sus libros: “La estrategia de la ilusión” de los años 70 y “Apocalipticos e Integrados” anterior.

Desde entonces los procesos de formación conceptual en el espacio simbólico de los pueblos, se constituyó en una constante, construyendo culturas dominantes, cuando el neoliberalismo, por cualquier medio, consiguió el poder en el mundo.

Como esa estrategia se apoyó en la conformación de un nuevo capitalismo financiero, que desde la articulación de bancaria y los fondos de inversión, constituyeron en si, un factor de poder determinante, desde esa misma rampa de lanzamiento, se lanzaron por sobre los medios de comunicación locales, constituyendo una verdadera cadena informativa global, al servicio de sus intereses.

peronhablaentapadepanorama-500-max

Esos fondos de inversión, supranacionales que han arrasado soberanía nacionales, desde Europa al África, desde Asia a Latinoamérica, son los que a través de los supuestos “ medios independientes” que ellos manejan, los que presionan y condicionan no sólo con promesas electorales de sus candidatos, elegidos entre pares empresariales o dirigentes políticos manipulables, a un electorado que escucha una película cuyo guión no trepida en promesas fáciles de adherir y difíciles de cumplir, ya que sus fines últimos son escondidos en los pliegues íntimos de los intereses de las Bolsas de Valores, los Bancos Centrales, y los fondos de inversión de las aseguradoras, que van ocupando un rol central en el diseño de las políticas plantadas por el Banco Mundial.

Así en nuestro país, desde la dictadura militar y el proceso neoliberal de los 90, las políticas de endeudamiento, como hoy, fueron imponiendo políticas sociales destinadas a la apropiación del ahorro interno genuino de los argentinos y aparecieron como de la nada las AFJP en lo previsional, las ART en la higiene y seguridad en el trabajo, las prepagas en la educación y las escuelas Express, la gerenciación del PAMI, la desregulación de las Obras Sociales, todas políticas nacidas de demandas y extorsiones del Banco Mundial.

Así les fue posible a los actuales dueños del poder, que han logrado poner a un hombre de sus estirpe, aunque sin el talento ni la capacidad política que hubiesen deseado, planteando una campaña y una producción de discursos destinados a mostrar, incluso en forma contradictoria, que se podía seguir un camino de emancipación y distribución de las riquezas, sin las rispideces que necesariamente produce la confrontación de intereses, cuando el estado se eleva a su rol de ordenador de los intereses de los sectores mas humildes.

Sin pudor, ni vergüenza se lanzó en campaña a apuntalar la continuidad del futbol para todos, a garantizar la continuidad de Aerolíneas Argentinas e YPF, seguir con las políticas sociales que llevaron al país a ser galardonado por las FAO, la UNESCO y el PNUD de naciones Unidas por sus programas y éxitos en la educación y la alimentación de los niños.

Nada de eso sucedió, por lo contrario, cada promesa hecha fue un hecho su “deconstrucción”, cada avance conseguido, un retroceso, cada alegría, un dolor.

De ahí la pérdida de la alegría ante el dolor social provocado por políticas que han lesionado gravemente el cuerpo social argentino, es sólo 12 meses, lo cual se agrega a la pérdida de soberanía nacional al encadenar al país a un proceso de deuda que condiciona el futuro por generaciones, abrir la economía que destruye trabajo argentino y cierra industrias, en especial PYMES, consolidación de acumulación de riquezas por parte de los grupos de poder económico.

Ese proceso en poco tiempo, ha demostrado que el neoliberalismo, gobierne a través de quien gobierne, siempre arrasa conquistas sociales y coloniza al país.

Reflexionar sobre estos aspectos de la base de legalidad que le dieron las urnas gobierno al neoliberalismo, que nadie votó, ya que votaron una fantasía escenográfica, construida sobre la base del cadáver de un fiscal, los golpes de Mercados, las mentiras tapas de medios de comunicación, las presiones políticas y las manipulación que llevó a desfilar por la embajada de EEUU a una corte de políticos, sumisos y colindados, que hoy ocupan el estrellato de podio televisivo y radial, justificando políticas que todos sabemos como terminan: con conflicto social creciente.

En la misma dirección toda oposición es calificada de salvaje, intolerante, populista, como en las mejores épocas de nuestra historia, corta sin dudas de sólo 200 años, pero tan violenta como hoy en “civilización y barbarie”, unitarios y federales, personalistas y antipersonalistas, peronistas y antiperonistas, en una constante de construcción del enemigo, necesaria para el ejercicio del saqueo institucional que hoy están produciendo en nombre del “occidente cristiano”, aunque sean capaces de denostar al Papa Francisco, el argentino Jorge Bergoglio porque critica al capitalismo salvaje que margina a las mayorías populares de América Latina.

El peronismo en su reconstrucción desde el 2002, ha dado certezas al pueblo argentino, que es la herramienta necesaria de volver a ser un país inclusivo y justo, desde Cristina, al último aliado, todos somos necesarios, como movimiento nacional, en la lucha contra la mentira y el neoliberalismo.